All posts in financiación pública startups

España se posiciona como el cuarto receptor de ayudas de H2020

El Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea, Horizonte 2020 (H2020), es el programa de financiación a nivel europeo que apoya a las empresas que dedican sus esfuerzos a investigar e innovar para mejorar la economía y la sociedad. Dentro de los 4 primeros años de vigencia de Horizonte 2020, España lleva recaudados 2.816 millones de euros para proyectos de I+D+i. 

Esta cifra representa un 10% de los retornos obtenidos en la modalidad de concurrencia competitiva en ese período, lo que posiciona a España como el cuarto receptor de ayudas de los 28 países de la UE, tan sólo tras Alemania (16,8%), Reino Unido (15,7%) y Francia (11,9%).

Con un presupuesto total que asciende ya a los 76.880 millones de euros para el periodo de años del 2014 al 2020, Horizonte 2020 se consolida como el principal instrumento de financiación para actividades empresariales de investigación, desarrollo tecnológico, demostración e innovación a nivel europeo.

La aplicación del programa de Horizonte2020 se da a través de convocatorias de proyectos, clasificadas por topics o temas de impacto social, que son evaluadas por expertos en cada materia, independientes, que siguen criterios de evaluación de excelencia científica, impacto e implementación. Por lo tanto, solo las mejores propuestas son las que están capacitadas para recibir financiación por parte de este programa.

Aún así, las entidades Españolas, tanto laboratorios como empresas, siguen muy interesados en participar en este programa de financiación. A pesar de su exigencia y competitividad, los márgenes de las ayudas públicas que ofrece son muy beneficiosos para los proyectos seleccionados. Además, el prestigio y sello de calidad que se obtiene tras ganar una convocatoria de H2020 también es muy valorado.

Según datos de la Secretaria de Estado de I+D+i, en España ya hay 2.438 organismos que colaboran a su vez en, 4.095 actividades financiadas de I+D+i. Además, han logrado coordinar 2.003 propuestas y liderar 550 proyectos (el 15,8% del total), lo que sitúa a España como el país de toda la UE que más proyectos de I+D+i lidera. 

Por lo que respecta a la tipología de las entidades que participan en estos proyectos, 1.683 son empresas, de las cuales el 80% son pymes.

Dentro de los beneficiarios de H2020 españoles, las entidades catalanas son las que mayor importe de fondos han conseguido hasta ahora (29,5%), seguidas por las de la Comunidad de Madrid (24,9%), País Vasco (14,6%), Comunidad Valenciana (8,4%) y Andalucía (6,5%).

Si hablamos de porcentajes de beneficiarios españoles, en base al tipo de entidad, un 38,3% de la financiación conseguida por España ha sido por parte de empresas, un 20,1% de Universidades, 11,6% de centros públicos de investigación, 10,6% de asociaciones de investigación, 10% de centros tecnológicos y 5,5% de Administraciones públicas.

En referencia a los temas de investigación e innovación en los que más destacan las entidades beneficiarias españolas, España se sitúa en segundo lugar con Nanotecnología, materiales avanzados, biotecnología y fabricación avanzada, con el 14,5%, seguida del topic de Acción por el clima, medio ambiente, eficiencia de recursos y materias primas, con el 13,2%.

 

 

ICF, financiación bancaria para startups

· El Institut Català de Finances (ICF) obtuvo un beneficio de 15,1 millones de euros durante 2017, un 54% más que en 2016.

· ICF, financiación bancaria para pymes y startups innovadoras catalanas.

Durante el año pasado (2017), el Institut Català de Finances (ICF) financió a un total de 1.195 empresas por un importe de 643,8 millones de euros, suponiendo un incremento del 13% en relación al 2016. Aunque este aumento se refiera al importe financiado, el número de operaciones de préstamos y/o avales se ha visto disminuido en un 12%(1.916 operaciones frente a 2.169).

El Consejero delegado de ICF, Josep Ramón Sanromà, ha explicado esta reducción de operaciones, alegando la reactivación de la concesión de los créditos por parte de los bancos privados, todo ello gracias a la política expansiva del Banco Central Europeo (BCE). Sanromà destacó también el cambio de perfil de las empresas que acuden a ICF en búsqueda de financiación. Antes eran las pymes y ahora la mayoría de operaciones se realizan con startups y proyectos de innovación. 

El desglose de la financiación de ICF, se divide en 3 grandes partidas:

· 455,4 millones de euros destinados a préstamos

· 50,2 millones de euros a avales

· 138,2 millones de euros a través de Avalis para Avales y Garantías

Dentro de la actividad de préstamos o crediticia, destacan 244 millones de euros de la línea ICF crédito para financiar pues en condiciones de mercado. 52 millones de euros en la línea de proyectos de industria 4.0, 10 millones de euros en préstamos cofinanciados con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y 7 millones para proyectos de impacto social y cultura.

Capital Riesgo

Por lo que se refiere a la actividad de venture capital o capital riesgo, ICF ha comprometido un total de 22,4 millones de euros en fondos de capital riesgo que invierten en startups o pymes catalanas, importe un 10% superior al destinado en 2017.

En la actualidad, ICF participa en un total 31 instrumentos de capital riesgo en los que hay comprometidos 157 millones de euros.

Además, la entidad catalana de financiación gestiona dos fondos propios, bajo el nombre de Capital Expansió y Capital MAB, que durante el 2017 invirtieron en cuatro proyectos emprendedores 3,6 millones de euros, y a través de su línea de conversión con inversores privados 2,5 millones de euros.

Resultados

En cuanto a resultados generales, ICF ha terminado el ejercicio del año 2017 con un resultado neto de 15,1 millones de euros, que destinarán de manera integra a reservas. Este resultado es un 54% mayor que el de 2016. Mejora que el delegado Sanromà atribuye a la baja de morosidad, que ha pasado del 12,25 al 9,5%.

¿Qué es ICF?

ICF es una entidad financiera pública que fue fundada en 1985 por parte de la Generalitat de Catalunya. Su misión principal es impulsar y facilitar, en la mayor medida, el acceso a la financiación a las empresas que forman el tejido empresarial de Cataluña.

Financiación para startups y pymes catalanas que sirva para apoyar el crecimiento y desarrollo de las mismas. 

 

Más: 

Avales ICF: Cómo conseguir financiación bancaria para una startup

ICF invirtió 2,5 millones de euros en 16 startups catalanas en 2017

El ICF y el BEI financiarán las startups y pymes catalanas con 300 millones de euros

Financiación para startups y pymes innovadoras: NEOTEC

· El programa de ayudas NEOTEC tiene como objetivo el apoyo a la creación y consolidación de empresas de base tecnológica.

· NEOTEC es un programa de ayudas en modalidad de subvención que financia la puesta en marcha de nuevos proyectos empresariales que requieran el uso de tecnologías.

Financiación para startups y pymes innovadoras

¿Eres una startup o pyme innovadora? ¿Tu estrategia de negocio o actividad se basa en el desarrollo de una tecnología propia para la explotación de productos o servicios? Si es así, cumples varios requisitos necesarios para ser elegible para las ayudas NEOTEC.

Historia del programa

El programa NEOTEC nace en 2002 como un programa de préstamos a empresas innovadoras con la concesión de ayudas reembolsables de hasta 250.000 euros. La devolución de estos préstamos estaba condicionada a la generación de cashflow positivo por parte de la empresa beneficiaria. Esta modalidad de la ayuda NEOTEC estuvo en vigencia hasta el año 2014, cuando se replanteó el programa y se transformó de préstamos a subvenciones.

Objetivo del programa de ayudas NEOTEC

El objetivo de NEOTEC sigue siendo el mismo, financiar y apoyar a startups y pymes españolas que tengan como objetivo la creación y consolidación de empresas de base tecnológica. Financiando la puesta en marcha de nuevos proyectos empresariales que requieran el uso de tecnologías.

Requisitos para aplicar a la convocatoria

· Ser una startup o pyme innovadora, constituida como máximo en los 3 años anteriores a la fecha de cierre de la convocatoria, y como mínimo 6 meses antes.

· Contar con un capital mínimo, o capital social social más prima de emisión o asunción, de 20.000 euros. Este importe deberá estar desembolsado íntegramente e inscrito en el registro antes de la presentación de la solicitud.

Presupuesto de la convocatoria

NEOTEC tiene un presupuesto máximo de 20.000.000€ financiados con cargo a los fondos propios del CDTI.

¿Cómo preparar una solicitud para las ayudas públicas NEOTEC?

Desde Intelectium nos encargamos de la gestión integral de todo el proceso para conseguir una subvención NEOTEC, desde la elaboración del material, presentación de la solicitud y seguimiento hasta la consecución de financiación para la startup.

Nuestro ratio de éxito en el acceso a este tipo de financiación es uno de los más elevados del sector.

Contacta con nosotros aquí y recibe soporte para financiar tu startup.

El BEI financiará 1.200 millones de euros para proyectos de I+D+i

El acuerdo entre el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad Español (MINECO) supone la mayor operación de apoyo a la ciencia y la innovación realizada por el BEI.

Los proyectos de I+D+i más competitivos de España podrán recibir financiación por parte del BEI. Así lo ha anunciado en su primera visita al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Ministro Román Escolano.

La firma de este acuerdo asegurará gran parte del capital de financiación del MINECO para apoyar iniciativas de I+D+i españolas hasta el año 2020.

Los fondos aportados por el BEI se distribuirán en diversas áreas de conocimiento consideradas clave para el desarrollo competente de la economía española, estas son: Biología, Química, Ciencias de la Tierra, Ingeniería y tecnología, Agricultura, Física, Matemáticas, Astronomía, Ciencias Sociales, Ciencias de la Salud y Humanidades.

Esta operación se enmarca en el programa Innovfin, una iniciativa de apoyo a la innovación lanzada por el grupo del Banco Europeo de Inversiones en cooperación con la Comisión Europea en el marco del programa de Investigación y Desarrollo Horizonte 2020.

El préstamo BEI proporcionará financiación a actividades de I+D+i encaminadas a mejorar la competitividad y calificación de la economía española.

¿Qué es el Banco Europeo de Inversiones?

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) se articula como el órgano financiero de los 28 países que conforman la UE. Se financia en los mercados de capital en condiciones más ventajosas a consecuencia de su elevada calificación crediticia (AAA) ya que canaliza los fondos de proyectos destinados a mejorar e impulsar la ciencia y la innovación en los países de la Unión Europea.

En el histórico del Banco Europeo de Inversiones, se han registrado ya dos operaciones de financiación en el ámbito de la I+D+i española. La primera data de 2012, cuando el BEI concedió un préstamo soberano de 625 millones de euros para financiar las inversiones de I+D+i realizadas por OPIs e ICTS en el período 2012-2014. Y la segunda de 2014, un préstamo por 515 millones de euros para financiar convocatorias de ayudas públicas para proyectos de I+D+i pertenecientes al Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación 2013-2016.

Fuente: MINECO

Financiación pública para startups

Concluimos nuestra serie de posts sobre cómo conseguir financiación pública. Como hemos visto, hemos establecido tres tipos de empresas, que, por su naturaleza, accederán de modo distinto a esas ayudas:

  • Startups de alto potencial que innovan en el modelo de negocio pero no en la tecnología, a las cuales dedicamos la primera parte de esta serie.
  • Startups cuyo modelo de negocio se centra en la explotación de una importante innovación tecnológica. Dedicamos la segunda parte de la serie a estas empresas.
  • Empresas con negocios ya desarrollados, que desean expandirse a través del desarrollo de nueva tecnología, de las que vamos a hablar a continuación.

  Empresas con negocios ya desarrollados, que desean expandirse a través del desarrollo de nueva tecnología

En el caso de las empresas que se encuentran en el tercer grupo, las opciones de conseguir financiación pública se multiplican si estas facturan importes razonables (superiores a 1 millón de euros al año) y tienen una situación financiera sólida.

Estas empresas pueden aspirar a préstamos Enisa Competitividad o Enisa Expansión, con importes que pueden alcanzar a los 1,5 millones de euros, así como a los PID (en caso de que la estructura de balance sea sólida, el CDTI puede aprobar una exención de garantías de hasta 250.000 € y avalar el importe restante a través de un banco). Asimismo, este tipo de empresas pueden acceder con facilidad a un préstamo Innpacto,

Existen otras alternativas más complejas para estas compañías, como por ejemplo los FEDER Innterconecta o los Innpronta, pero ambas ayudas son iniciativas que solo financian grandes proyectos integrados de investigación industrial, de carácter estratégico y gran dimensión, que permitan el desarrollo de tecnologías novedosas en áreas tecnológicas de futuro con proyección económica y comercial a nivel internacional.

En cualquier caso, los instrumentos de financiación van cambiando cada año,
tanto a nivel de sus objetivos como de los requisitos que exigen a las compañías
para participar. Por ello, para conseguir un crédito de este tipo, lo ideal es que las nuevas compañías acudan a un consultor que tenga capacidad para orientarlos
y ayudarles a diseñar una verdadera estrategia de financiación global (capital privado + capital público) y que se encargue, también, de su ejecución, mientras los emprendedores focalizan sus esfuerzos en buscar el mejor personal, desarrollar el producto, probarlo entre sus clientes, hacer los cambios necesarios para mejorar el nivel de engagement y traction, y, sobre todo, a vender.

Financiación pública para emprendedores

Como hemos visto, para esta serie de posts que sirven de guía para que los emprendedores busquen financiación pública, hemos establecido tres tipos de empresas, que accederán de modo distinto a esas ayudas por su naturaleza:

  • Startups de alto potencial que innovan en el modelo de negocio pero no en la tecnología, a las cuales dedicamos la primera parte de esta serie.
  • Startups cuyo modelo de negocio se centra en la explotación de una importante innovación tecnológica.
  • Empresas con negocios ya desarrollados, que desean expandirse a través del desarrollo de nueva tecnología.

En esta entrada nos centraremos en el segundo grupo: 

2. Startups cuyo modelo de negocio se centra en la explotación de una importante innovación tecnológica

Las empresas de este segundo grupo hasta hace poco lo tenían bastante bien gracias a la existencia de planes como Neotec I, Netoec II y PID.  Lamentablemente, esto ha cambiado y el cambio no ha sido para bien: Ha desaparecido el Neotec II, se han eliminado las exenciones de garantías para préstamos por debajo de 500.000 € y se ha reducido el importe e incrementado las exigencias para la concesión del Neotec.  Por lo tanto, en este momento particular, tampoco este tipo de startups lo tienen fácil para levantar financiación de las administraciones públicas.

La ventaja que tienen respecto a las compañías del grupo 1 es que disponen de la posibilidad de solicitar un préstamo PID del CDTI o acceder del Plan Avanza (en este caso, siempre que la temática del proyecto de la compañía coincida con las propuestas por el Plan Avanza para el año en cuestión).

El problema es que, como señalábamos antes, en ambos casos se ha eliminado las exenciones de garantías que existían hasta marzo de 2012. Si la empresa no tiene unos estados contables suficientemente sólidos (ninguna startup a esta altura suele tener, ni probablemente los tuvieron Google o Facebook en su momento), lo más probable es que CDTI pida garantías, lo cual, para una startup, es prácticamente equivalente a denegar el préstamo. Para entender por qué recomendamos esto, basta saber que, de acuerdo a estudios recientes sobre inversores profesionales que invierten en grupo, se ha podido determinar que pierden todo o casi todo su dinero en el 50% de los proyectos.

Intelectium no recomienda a ningún emprendedor que otorgue garantías personales ni reales para uno de estos préstamos. Una startup es una iniciativa de altísimo riesgo y ningún emprendedor en su sano juicio debería otorgar garantías sobre un proyecto, por mucha fe en el mismo que pueda tener.

El programa PID debe cambiar su “modelo de negocio”, ya que actualmente conduce a una enorme pérdida de tiempo tanto para los emprendedores como para los analistas del CDTI. En el caso del Plan Avanza, y por el momento solo para 2012, los requerimientos de garantías son de un tercio del total del préstamo, algo que se puede conseguir si un banco se aviene a otorgar el aval realizando una pignoración de un importe similar.

Por último, una alternativa a las mencionadas anteriormente, es que la startup se integre en un consorcio de varia empresas, ya que esto les abre las puertas a conseguir un préstamo en el marco del programa Innpacto (que no requiere garantías hasta importes de 250.000 €). Además, esta es una buena forma de generar experiencia en el trabajo de I+D dentro de consorcios, antecedentes positivos para participar en futuros proyectos de I+D y, de paso, financiación, aunque los importes sean relativamente bajos.

Ayudas públicas a emprendedores

En España, debido a que la fundación y lanzamiento de empresas tecnológicas es un fenómeno relativamente reciente, el capital público desempeña un rol fundamental en la consolidación del sector. Por ello, y aunque el gobierno recientemente ha tomado medidas contradictorias, todavía existe en España un importante stock de préstamos disponibles para startups tecnológicas.

La pregunta que se hacen generalmente los emprendedores es qué ayudas convienen más a su situación particular, qué requisitos han de cumplir, qué ayuda solicitar primero y cómo preparar la memoria de solicitud. Es difícil contestar a estas preguntas de manera genérica, pero vamos a intentarlo separando a las empresas en tres grupos:

1. Startups de alto potencial, que innovan en el modelo de negocio pero no en la tecnología.

2. Startups cuyo modelo de negocio se centra en la explotación de una importante innovación tecnológica.

3. Empresas con negocios ya desarrollados, que desean expandirse a través del desarrollo de nueva tecnología.

En esta entrada nos centraremos en el primer grupo:

Startups de alto potencial, que innovan en el modelo de negocio pero no en la tecnología.

Hay una secuencia lógica en la consecución de fondos públicos. Y para maximizar tanto los importes a conseguir y la probabilidad de conseguirlos es importante seguir esta lógica. En el caso de compañías cuyas innovaciones están basadas en nuevos modelos de negocio, las alternativas se reducen en comparación a las empresas que crean nuevas tecnologías, por lo que es importante diseñar una estrategia de consecución muy precisa.

Si el proyecto es muy reciente, aún no han entrado business antes profesionales y la compañía no tiene más de 2 años de antigüedad y la edad máxima de quienes ostentan la mayoría del capital no es superior a 40 años, Enisa Jóvenes Emprendedores es una muy buena opción de financiación pública.  Este año el importe máximo ha subido hasta 75.000 € y financia tanto la adquisición de activos como el circulante. Más adelante, la misma empresa podrá optar por un Enisa Emprendedores. Este es un préstamo que apoya a los emprendedores en las primeras fases de la compañía con un importe máximo de hasta 300.000 €. Una ayuda pública ideal para aquellos emprendedores que han encontrado financiación privada (este es un requisito de Enisa para participar en una ronda de financiación a través de esta ayuda).

Además, la empresa puede buscar financiación en su propia comunidad autónoma. En Catalunya hay una iniciativa del Institut Català de Finances, que está funcionando muy bien, por la cual se proveen préstamos participativos de hasta 200.000€ a través del IFEM en co-inversión con business angels.  Madrid, a través de Madrid Emprende, acaba de lanzar una iniciativa por la cual el Ayuntamiento aportará hasta 100.000 euros por proyecto empresarial, debiendo invertir el sector privado como mínimo un importe equivalente.  En Andalucía hay disponibles préstamos participativos por parte de Invercaria. Y, por ejemplo, en Navarra hay un fondo de inversión RICARI.  Existen iniciativas similares en casi todas las regiones. Hay que analizar muy bien cuáles son las disponibles en función de la sede social de la compañía.

No existen en España muchas más alternativas para este tipo de empresas que no introducen innovaciones tecnológicas de calado. La duda que más plantean los emprendedores a Intelectium es si conviene empezar por Enisa Jóvenes Emprendedores o esperarse directamente a un Enisa Emprendedores. Ello dependerá, sobre todo, del tiempo que hayan sido capaces los emprendedores de trabajar en modo bootstraping (emprendiendo con poco o nada de capital). Como regla general, si cumplen los cinco requisitos que en Intelectium creemos necesarios para despertar interés de los business angels profesionales (al menos 2 emprendedores trabajando full-time en la compañía, un prototipo desarrollado y en beta testing, engagement, retention, traction e indicios de modelo de negocio) posiblemente sea conveniente pensar en ir directamente al Enisa Emprendedores con el objetivo de complementar una inversión privada importante y así al menos conseguir inyectar en la compañía como mínimo unos 500.000 €.

Financiación emprendedores

Es frecuente escuchar a los emprendedores quejarse de lo difícil que es conseguir financiación por la evolución de la crisis. Pero yo creo que es igual de difícil, o incluso más fácil que hace unos dos años.  Si el proyecto es bueno y tiene emprendedores de primer nivel, no tarda en conseguir financiación. Por ejemplo, en la experiencia más reciente de Intelectium con Miscota, el proceso duró solo 2 meses y medio.

Pero profundicemos: ¿Qué tipo de proyecto es capaz de conseguir financiación rápido en el contexto actual? ¿Qué es un proyecto verdaderamente bueno? ¿Qué es un emprendedor de primer nivel?

Un proyecto bueno es aquel que ha dado respuesta a estos cinco aspectos:

Engagement. Ha de contar con una cantidad significativa de usuarios comprometidos con el uso del nuevo producto o servicio. En proyectos de servicios de Internet o en los casos de software SaaS, ese tiempo de uso puede medirse fácilmente.

Retención. ¿Qué cantidad de usuarios que usa el producto o servicio de modo reiterado?

Crecimiento. La cantidad de usuarios ha de ir creciendo rápidamente. Nosotros consideramos que un 15% mensual compuesto es una cifra indicadora de éxito.

Modelo de negocio. Deben realizarse los experimentos mínimos necesarios para confirmar que los usuarios están dispuestos a pagar por ese producto o servicio.

Bajo coste de adquisición de clientes. Fundamental para sostener el crecimiento sin que éste tenga un extraordinario coste para la compañía.

Un emprendedor de primer nivel es aquel que tiene clara la importancia de estos cinco aspectos, no dejándose seducir por el falso glamour que pueden transmitir otras actividades (por ejemplo, comenzar una prematura ronda de visitas a potenciales inversores).

Un buen emprendedor es aquel que ocupa su tiempo(y este orden) en:

– Hablar con sus clientes e investigar sus necesidades.

– Desarrollar rápidamente un prototipo usando la mejor tecnología, el mejor diseño, y el máximo nivel de usabilidad posible.

– Aprender de la interacción entre los clientes y el prototipo y cambiar las veces que sea necesario hasta encontrar un modelo de negocio viable.

– Realizar un extraordinario trabajo de posicionamiento online.

– Expandir la compañía a nivel internacional en el menor tiempo posible.

Conseguir financiación para un proyecto implica competir en un mercado de proyectos y capital.  Mercado siempre hay, pero el que se lleva el premio es el mejor proyecto. Para conseguir financiación en momentos de crisis simplemente hay que centrarse en ofrecer a los inversores el mejor proyecto posible.

Brainsins logo

Para emprender se necesita una buena idea y un gran equipo. Un equipo multifacético y multifuncional, formado por perfiles altamente especializados, diferentes y complementarios.  Formar un equipo así ha sido el objetivo de la colaboración desde hace un año entre Brainsins, e Intelectium, que ha culminado con el cierre exitoso de una ronda de financiación de capital privado por valor de 400.000 euros, que se completarán con un importante programa de ayudas públicas por importe superior a los 600.000 euros.  Con esta financiación Brainsins dará comienzo a su plan de expansión internacional, que pasa por la apertura inmediata de una nueva oficina en Reino Unido.

A través de esta operación, BrainSINS, start-up especializada en soluciones para incrementar las ventas en Internet, ha cerrado su primera ronda de Seed Capital, a la que han contribuido en un 50% la sociedad de capital riesgo Inveready Seed Capital y un grupo de inversores privados, algunos de ellos coordinados a través de la plataforma online The Crowd Angel, una red de business angels lanzada para captar a través de Internet la inversión conjunta de inversores individuales y profesionales que desean apoyar a empresas tecnológicas.

Francisco Carrero, CEO de BrainSINS, nos cuenta su visión de este proceso: “El mayor reto no sólo era acceder a la financiación en un momento complejo, sino contar con una estrategia y asesoramiento adecuado para que su utilización fuera la adecuada. Tras un año de aprendizaje y preparación junto con Intelectium creemos que la ronda de financiación se cierra en el momento adecuado para iniciar nuestra expansión internacional”.

En esta ronda de financiación, en la que también han participado los tres socios fundadores de BrainSINS, ha entrado Intelectium a través de Techxios, un vehículo inversor promovido por Intelectium.

El equipo de Intelectium lleva varios años ofreciendo asesoramiento a start-ups de base tecnológica, entre las que se encuentran compañías tan reconocidas como VirtualSharp (para la que recientemente consiguió más de 1 millón de euros), la web social de viajes minube.com, miscota, Medtep, etc. El objetivo no es sólo conseguir la financiación necesaria para llevar adelante los proyectos, sino también preparar a los emprendedores para hacerlo con garantías, pues a veces el fracaso de una iniciativa se produce por fallos de estrategia o definición de producto, y no de financiación.

Actores

BrainSINS es un servicio de recomendación de productos para comercio electrónico que permite aumentar las ventas y conversiones, recuperar carritos abandonados y fidelizar a los compradores online. Entre sus clientes más importantes encontramos empresas como PhoneHouse, TradeInn, Grupo Sehrs, Mothercare o Digital Factory, pero también proporciona servicio a un buen número de comercios online que están en fase de crecimiento. Gracias al potencial de BrainSINS, sus clientes han conseguido aumentar sus ventas y conversiones hasta un 30%, pero también han conseguido recuperar hasta un 40% de carritos abandonados, datos que se contrastan gracias a su potente herramienta de analítica.

Intelectium es una aceleradora de empresas de base tecnológica que ayuda a los emprendedores a hacer crecer sus proyectos desde la propia base y definición del plan estratégico, la mejora de procesos, o el acceso a la financiación pública y privada necesaria. Esta compañía ha participado de forma directa en el despegue de numerosas start-ups españolas, tanto en el mercado nacional como internacional. La compañía posee su propio vehículo de inversión, Techxios, a través del cual realiza inversiones en start-ups tecnológicas, así como una potente red de business angels.

The Crowd Angel es la primera plataforma de crowdfunding que permite invertir online en una selección de startups investment ready y acompaña al inversor en su posterior seguimiento. Su objetivo es simplificar el proceso de inversión en startups y así incrementar el número de inversores (Crowd Angels) en este tipo de compañías.