¿Qué diferencias hay entre el Capital Riesgo de Europa y el de Estados Unidos?

El grado de madurez y dimensión al que ha llegado la industria del capital riesgo norteamericano frente al estado de reciente desarrollo del europeo genera la existencia de unas diferencias tan grandes que los convierten en mercados con reglas de juego completamente diferentes. Una serie de análisis recientes elaborados por Techcrunch y Pitchbook, comparando las tendencias de inversión del periodo 2007- 2011 vs. los resultados de los exits del periodo del 2012-2016, muestran claramente estas diferencias.

Evolucionar rápido vs tamaño

Durante 2007-2011 la industria del capital riesgo europeo comenzó a despegar. Aunque continúa suponiendo una fracción de la estadounidense, al menos muestra una clara tendencia positiva. Para darnos una idea de tamaño, en 2011 se registraron más de 1.400 inversiones en Europa frente a poco más de 4.000 inversiones en Estados Unidos. Es decir el capital riesgo europeo en 2011 era apenas una tercera parte del norteamericano.

La media de valoración de las rondas europeas fue de 5 millones de dólares ante la media de 7 millones de dólares de Estados Unidos. Todo ello indicaba un rápido desarrollo en la industria europea de capital riesgo, con el inconveniente de partir de una base de inversión mucho más pequeña.

Cantidad y valoración de los exits

Las inversiones realizadas en el período 2007-2011 han producido una serie de exits en el período 2012-2016 que ponen en evidencia el problema de la industria europea: mientras que el exit promedio en EEUU ronda casi los 200 millones de dólares, el exit promedio en Europa es de 70 millones de dólares!  Dicho de otra manera, y aún corrigiendo por la diferencia en la media de la ronda de inversión, el capital riesgo norteamericano rinde casi exactamente el doble!!

Otro dato que puede hacer más gráfica la diferencia entre el tamaño y el peso del capital riesgo en EUU vs Europa, es el número de exits por valor de 250 millones de dólares en un territorio frente al otro. En toda Europa se registraron 22 exits de ese valor mientas que en Estados Unidos 166.

Un buen exit en Europa está valorado en 100 millones de dólares, mientras que un buen exit en Estados Unidos se sitúa en los 250 millones de dólares.

¿Cómo hacer que el Capital Riesgo europeo se vuelva cada vez más estadounidense?

En un reciente artículo para Techcrunch, Victor Basta de Magister Advisors menciona una serie de medidas que deberían tomarse para llenar el vacío que a su juicio existe actualmente en las rondas de financiación Series C. Según Basta,  esto aportaría a los CEOs e inversores más ambiciosos la oportunidad de aprovechar el capital de la última etapa para lograr exits de mayor valor, superando el promedio de 70 millones de dólares y creando a su vez más unicornios europeos.

El impulso de rondas más grandes incrementaría el capital disponible para las compañías más prometedoras.

Una medida que podría ser de gran ayuda, continúa Basta, podría ser la de fomentar la financiación o coinversión gubernamental específica para series C. A través de instrumentos de deuda atractivos para las empresas, con bajos tipos de interés, se ampliaría la disponibilidad de capital existente para las compañías que están en estas etapas generando mayores beneficios para los inversores, lo cual a su vez permitiría destinar parte de éstos a otras rondas C o posteriores.

El aumento del número de visados para trabajadores altamente cualificados también serviría de ayuda para mejorar y ampliar el alcance e impacto de las empresas de tecnología europeas. De esta forma, se generaría más confianza entre las empresas para poder reclutar un gran volumen de capital humano cualificado con el que poder crecer.

Por otra parte, la creación de aceleradoras específicas para compañías de +100 empleados, muy prometedoras y en fases de desarrollo más avanzadas, con mentoring más sofisticado y programas de ayudas selectivos, también ayudaría a difundir el conocimiento y la experiencia, reduciendo los riesgos de expansión y financiación significativamente. Actualmente en Europa existen gran cantidad de aceleradoras que acompañan a las empresas de reciente creación pero no hay encuentran casi aceleradoras focalizadas en las siguientes fases de crecimiento y expansión de las startups.

Concluye Basta diciendo que sin las acciones anteriormente citadas, la industria de capital riesgo europea necesitaría de 20 a 30 años para evolucionar por si sola hacia los niveles de Estados Unidos. En cambio, llevando a cabo estas acciones específicas, se podría llegar a recortar drásticamente el tiempo de nivelación y, lograr en un horizonte de 10 años para equilibrar el capital riesgo de ambas regiones.