La reducción de costes, ofrecer servicios de valor añadido a los clientes, gestión inteligente y sostenibilidad, son cuatro conceptos clave que comparten todas las empresas rentables y que son básicas a la hora de conseguir la consolidación definitiva y el éxito. Tanto si eres una Startup, como una PyME o gran empresa, tener en cuenta estas estrategias clave te ayudará a rentabilizar tu proyecto empresarial:

  1. Reducción de costes

Aunque el aumento de ventas y la obtención de beneficios son dos aspectos primordiales en la vida de una empresa, la reducción de costes también es un concepto muy importante que no hay que perder nunca de vista. Cuando hablamos de reducir al máximo los costes de producción, nos referimos a todos aquellos costes que son necesarios para hacer funcionar la  actividad de la empresa y, esto se consigue a través de una muy buena gestión, que incluye una constante rotación de stocks o inventarios, una ágil gestión de cobros y pagos, cobrando lo antes posible a los clientes y retrasando al máximo los pagos a proveedores, optimizando el ciclo logístico de la empresa, eliminando los tiempos muertos y solucionando los errores de personal, aprovechando los canales de comunicación gratuitos como herramienta de marketing para ganar y fidelizar clientes… Todas estas buenas prácticas te permitirán reducir al máximo los costes de producción y, a su vez, aumentarán los beneficios obtenidos.

  1. Servicios de valor añadido

La gran cantidad de oferta en el mercado de productos y servicios, la internacionalización de las empresas y las consecuencias de que el mundo esté cada vez más conectado, hacen que los clientes se vuelvan más exigentes. A la hora de comprar o alquilar un producto o servicio el precio ya no es el único factor o reclamo que hará que el consumidor decida elegirte. Tienes que tener claro que los negocios rentables deben proporcionar a los consumidores un servicio diferente, con valor añadido que haga que estos te elijan y se fidelicen a tu marca.

  1. Gestión Inteligente

Utilizar soluciones tecnológicas que te permitan agilizar, automatizar y, te ofrezcan un seguimiento más exhaustivo de todas las operaciones de tu empresa pueden hacerte ganar gran eficiencia y productividad. Existen muchas herramientas tecnológicas que facilitan la gestión documental de la compañía, sírvete de ellas para ahorrar tiempo.

  1. Sostenibilidad

Una planificación de negocio y de objetivos empresariales son dos bases primordiales para lograr hacer crecer tu negocio de una manera sostenible y correcta. Por ello, es importante que tanto los trabajadores como la empresa en global, se marquen una serie de metas a corto y largo plazo que quieran conseguir para alcanzar el éxito de la misma. Existen herramientas, como los Diagramas de Gantt, que permiten planificar y detallar estos objetivos para su ordenada y correcta asimilación.

La #rentabilidad es una comparativa del nivel de beneficio alcanzado y los recursos invertidos. Clic para tuitear

A fin de cuentas, la rentabilidad es una comparativa del nivel de beneficio alcanzado por la empresa y los recursos que ha necesitado la misma para poder conseguirlos. Por lo tanto, cuidar estas 4 estrategias citadas: reducción de costes, definición del valor añadido, gestión inteligente y sostenibilidad gracias a una detallada planificación, pueden servir de gran ayuda a las startups para balancear su rentabilidad y, lo que es más importante, para asegurar su consolidación y mantenimiento en el mercado.