20 de septiembre de 2019

Barcelona se sitúa entre las mejores ciudades europeas para startups

Barcelona siempre ha representado una ciudad de progreso e innovación tanto en España como dentro del ecosistema europeo, y cada año crece más en este sentido. El año pasado Barcelona se situó como la quinta ciudad en cuanto a inversión de startups, el tercer mejor HUB de Europa y como la ciudad más predominante en el ecosistema de startups español, con un incremento del 11% en cuanto al número de startups residentes en esta ciudad respecto al 2017, sumando un total de 1.197 startups.

La pregunta entonces es, ¿Por qué Barcelona llama tanto la atención a las empresas emergentes? Barcelona se ha establecido como ecosistema empresarial y de eventos tecnológicos que cuentan con un fuerte respaldo público, además de una gran fuente de talento tanto local como internacional, lo que permite que se hayan creado e instaurado compañías globales. Además, Barcelona dispone de una situación geográfica excepcional que sirve como enclave para muchas empresas ya que es la puerta al sur de Europa, siendo la capital del área mediterránea y una plataforma de enlace perfecta con América Latina.
Todo ello convierte a la Ciudad Condal en un destino excelente para nuevas startups y empresas ya establecidas. Además, si sumamos a los pros su consideración como la segunda Smart City del mundo, sólo por detrás de Singapur, aún se refuerza más el liderazgo de la ciudad frente a otras ubicaciones competentes. Su popularidad como Smart City viene ligada principalmente a sus políticas de energía y sostenibilidad.
En cuanto a inversión en startups, Barcelona consiguió un 90% más de desarrollo durante el año pasado, aumentando la cifra de 453 millones de euros del 2017 a 871 millones de euros en 2018. Este incremento supuso un 66,4% de toda la inversión en España durante el año pasado.
Haciendo una comparativa con el resto del estado, los dos main hubs, Barcelona y Madrid son los que más capital aportan al conjunto del estado español. Mientras que Barcelona consiguió, el año pasado, 871 millones, Madrid aportó 342 millones y el resto del estado sumó 220 millones de euros. Ambas ciudades destacan en las métricas de innovación, ocupando las posiciones 15 y 16 en el ranking europeo. En este aspecto, Madrid supera a Barcelona ligeramente debido su mayor inversión en I+D. A pesar de ello, ambas despuntan por sus espacios de innovación, además de distritos tecnológicos como el 22@ en Barcelona y la zona de Madrid Norte que acogen cada vez un mayor número de empresas de este sector.
Los sectores en los que más se ha invertido han sido, Marketplace (72%), e-Commerce (69%), apps de móvil (69%) y SaaS (20%), corroborando así que Barcelona es una ciudad focalizada en el ámbito tecnológico. Por otro lado, las industrias que prevalecen superiores son las industrias de Home (54%), salud y bienestar (22%), transporte (17%) y software B2B (15%).

Gráfico de los principales sectores en Barcelona


Gráfico de las principales industrias de Barcelona


Entre las industrias que más porcentaje representan, el sector Biotech dentro de salud y bienestar, caracteriza a la región de Cataluña integrando a más de 1.000 empresas y generando 31.087 millones de euros cada año. El 93,8% de estas empresas están concentrados en la provincia de Barcelona y en este sentido la propia ciudad de Barcelona agrupa más de la mitad de estas compañías, concretamente un 51,9%, lo que sitúa a la capital catalana como líder del sector, no sólo en el marco de Cataluña sino también dentro del ámbito español.
Barcelona sigue apostando por globalizar la marca Barcelona con el objetivo de estimular su ecosistema local atrayendo tanto a futuros inversores como a organizaciones internacionales. Esto servirá para aumentar aún más la escena tecnológica competiendo con ciudades líderes como Londres o Berlín.
Desde Intelectium, al estar ubicados en la ciudad condal, podemos ver estos cambios de primera mano y notar como cada año que pasa la ciudad consigue más renombre internacionalmente. Cada vez hay más empresas que optan por invertir en la ciudad condal o instalar sus headquarters en ella, además de que el número de emprendedores aumenta a ritmo vertiginoso, dotando de más fuerza una ciudad y a su nivel de madurez para competir con el resto de ciudades del mundo.



Otras Noticias