All posts in aceleradora startups barcelona

La harina de grillo como el superalimento del mañana

¿Cómo te imaginas el futuro de la alimentación? Alimentos impresos en 3D, alimentos sustitutivos, agricultura y ganadería celular… hasta la ingesta diaria de insectos. Se estima que el 2050 la población mundial alcanzará los 9.000 millones de habitantes y la necesidad de proteína aumentará hasta un 70% hecho que hará inviable seguir con el sistema de ganadería tradicional que tenemos actualmente. Insectfit, empresa emergente acelerada en Lanzadera, ha querido adelantarse al mañana con la creación de barritas proteicas hechas a base de harina de grillo. Hasta ahora han sido capaces de vender más de 13.000 unidades y entre sus planes está ampliar el catálogo de productos basados en insectos

Aunque parezca inusual, los insectos son gran parte de la alimentación en muchos países, sobre todo africanos y orientales, concretamente en Tailandia, Japón o incluso en México se comen de forma regular. Entre los insectos que más se consumen están los grillos, los escarabajos, las orugas o las abejas. Además de tener múltiples beneficios, tanto para la salud como para el planeta, la entomofagia (la ingesta de insectos por parte del hombre) está empezando a expandirse al resto del mundo, especialmente en Estados Unidos y Europa.

Concretamente en España, Insectfit ha empezado a comercializar barritas energéticas de chocolate hechas con harina de grillo ya que contienen muchas propiedades. Entre los muchos beneficios que tiene el comer en base a insectos, el que más destaca es que tienen mucha más proteína que el resto de animales que consumimos. Tienen el doble de proteína que la ternera, tres veces más hierro que las espinacas, el doble de calcio que la leche y hasta diez veces más vitamina B12 que el salmón, lo que convierte a los grillos en un superalimento, que es muy bueno para todo tipo de dietas saludables y especialmente para deportistas.

Otra de las principales características o beneficios de consumir insectos es su sostenibilidad con el medio ambiente. Esto es debido a que se requieren menos recursos para su producción y a su vez generan muchos menos desechos. Necesitan 2000 veces menos agua, 13 veces menos tierra, 12 veces menos alimento y producen menos gases de efecto invernadero que el cultivo de la carne.

Desde Insectfit quieren promover este superalimento, y desde el 1 de enero de 2018 que es legal su comercialización en la Unión Europea, se han sumado al cambio y mediante la venta de barritas de harina de grillo de distintos sabores, entre los que están el sabor de yogurt y fresa, el de Nutmix y el de chocolate puro con coco y piña. Según los que han probado el grillo, dicen que tiene un sabor similar a la nuez, por lo que al agregarlo a las comidas le aporta un sabor de fruto seco, pero con muchas más propiedades. Estas barritas, junto a la marca Insectfit, están consiguiendo cada vez más repercusión, y aceptación por parte de los deportistas. Pero esto no acaba aquí, en un mercado alimentario cada día más exigente e innovador, están apareciendo startups disruptivas que plantean soluciones más sostenibles y conscientes con el medio ambiente. Ejemplos de estas innovaciones son startups como Novameat, la cual a través de una impresora 3D es capaz de crear bistecs a base de vegetales que emulan la textura y consistencia tan característica de la carne.

Otro caso a destacar es de Heura, un nuevo ingrediente basado en proteínas vegetales creado por la startup “Foods for tomorrow” que pretende ser el nuevo cereal. Su materia prima es la soja, ya que desde un punto de vista nutricional es una legumbre estrella, ya que es muy rica en fibra, isoflavonas, vitaminas y minerales. Es la legumbre que más proteína tiene además de actuar como saciante. Su objetivo es usar la soja como base para crear pasta y todo tipo de derivados de alimentarios.

Y tú, ¿Te atreves a sumarte al cambio y probar estos superalimentos del futuro?

Barcelona siempre ha representado una ciudad de progreso e innovación tanto en España como dentro del ecosistema europeo, y cada año crece más en este sentido. El año pasado Barcelona se situó como la quinta ciudad en cuanto a inversión de startups, el tercer mejor HUB de Europa y como la ciudad más predominante en el ecosistema de startups español, con un incremento del 11% en cuanto al número de startups residentes en esta ciudad respecto al 2017, sumando un total de 1.197 startups.

La pregunta entonces es, ¿Por qué Barcelona llama tanto la atención a las empresas emergentes? Barcelona se ha establecido como ecosistema empresarial y de eventos tecnológicos que cuentan con un fuerte respaldo público, además de una gran fuente de talento tanto local como internacional, lo que permite que se hayan creado e instaurado compañías globales. Además, Barcelona dispone de una situación geográfica excepcional que sirve como enclave para muchas empresas ya que es la puerta al sur de Europa, siendo la capital del área mediterránea y una plataforma de enlace perfecta con América Latina.

Todo ello convierte a la Ciudad Condal en un destino excelente para nuevas startups y empresas ya establecidas. Además, si sumamos a los pros su consideración como la segunda Smart City del mundo, sólo por detrás de Singapur, aún se refuerza más el liderazgo de la ciudad frente a otras ubicaciones competentes. Su popularidad como Smart City viene ligada principalmente a sus políticas de energía y sostenibilidad.

En cuanto a inversión en startups, Barcelona consiguió un 90% más de desarrollo durante el año pasado, aumentando la cifra de 453 millones de euros del 2017 a 871 millones de euros en 2018. Este incremento supuso un 66,4% de toda la inversión en España durante el año pasado.

Haciendo una comparativa con el resto del estado, los dos main hubs, Barcelona y Madrid son los que más capital aportan al conjunto del estado español. Mientras que Barcelona consiguió, el año pasado, 871 millones, Madrid aportó 342 millones y el resto del estado sumó 220 millones de euros. Ambas ciudades destacan en las métricas de innovación, ocupando las posiciones 15 y 16 en el ranking europeo. En este aspecto, Madrid supera a Barcelona ligeramente debido su mayor inversión en I+D. A pesar de ello, ambas despuntan por sus espacios de innovación, además de distritos tecnológicos como el 22@ en Barcelona y la zona de Madrid Norte que acogen cada vez un mayor número de empresas de este sector.

Los sectores en los que más se ha invertido han sido, Marketplace (72%), e-Commerce (69%), apps de móvil (69%) y SaaS (20%), corroborando así que Barcelona es una ciudad focalizada en el ámbito tecnológico. Por otro lado, las industrias que prevalecen superiores son las industrias de Home (54%), salud y bienestar (22%), transporte (17%) y software B2B (15%).

Gráfico de los principales sectores en Barcelona

Gráfico de las principales industrias de Barcelona

Entre las industrias que más porcentaje representan, el sector Biotech dentro de salud y bienestar, caracteriza a la región de Cataluña integrando a más de 1.000 empresas y generando 31.087 millones de euros cada año. El 93,8% de estas empresas están concentrados en la provincia de Barcelona y en este sentido la propia ciudad de Barcelona agrupa más de la mitad de estas compañías, concretamente un 51,9%, lo que sitúa a la capital catalana como líder del sector, no sólo en el marco de Cataluña sino también dentro del ámbito español.

Barcelona sigue apostando por globalizar la marca Barcelona con el objetivo de estimular su ecosistema local atrayendo tanto a futuros inversores como a organizaciones internacionales. Esto servirá para aumentar aún más la escena tecnológica competiendo con ciudades líderes como Londres o Berlín.

Desde Intelectium, al estar ubicados en la ciudad condal, podemos ver estos cambios de primera mano y notar como cada año que pasa la ciudad consigue más renombre internacionalmente. Cada vez hay más empresas que optan por invertir en la ciudad condal o instalar sus headquarters en ella, además de que el número de emprendedores aumenta a ritmo vertiginoso, dotando de más fuerza una ciudad y a su nivel de madurez para competir con el resto de ciudades del mundo.

El ecosistema de startups español visto a través de un estudio de Mobile World Capital

Como cada año, Mobile World Capital ha elaborado un report sobre el ecosistema emprendedor a través de una recogida de datos masiva.  El estudio indica que España es uno de los mejores países para las startups y que tiene el potencial para ser la siguiente “Nación Startup”.

España cerró el 2018 con 4.115 startups, localizadas en dos centros de actividad principales, Madrid y Barcelona, aunque seguidas de cerca por dos ciudades crecientes, Valencia y Bilbao.

Además, España está dos veces en el top 10 europeo de centros de actividad o Hubs en inglés con Madrid en quinta posición y Barcelona en la sexta, tan sólo siendo superadas por Londres, París, Berlín y Amsterdam.  

En cuanto a los principales sectores en los que se centran los proyectos emprendedores españoles, el que sobresale por encima del resto es el Marketplace seguido por el eCommerce y el Mobile App y con el SaaS en último lugar.  Respecto a las industrias la que predomina es el Home, seguida de Salud y Bienestar, Transporte, Viajes, empresas de Software y, finalmente, Marketing y Fintech.

España en el 2018 también subió de posiciones, en el nivel de talento y capacidad tecnológica siendo el sexto país europeo con el mayor número de desarrolladores profesionales.

En este sentido, el talento continúa eligiendo España como destino para crear o trabajar en una startup debido a que está situada en el rango 5 en la lista de destinaciones europeas para los motores internacionales. Asimismo, es también uno de los países más exportadores de talento, estando en cuarta posición en exportación de talento a otros países de Europa, por detrás del Reino Unido, Alemania y Francia.

Además, dispone de 139 espacios de coworking, siendo el segundo país de toda Europa que más espacios cooperativos aglutina. No obstante, el Reino Unido supera ampliamente a España en este tipo de instalaciones, ya que el país británico dispone de un total de 319. A pesar de esto, sigue siendo uno de los mejores países en los que crear un espacio de coworking ya que refleja una muy buena atmósfera de acogida de nuevas empresas, emprendeduría e innovación.

En resumen, tras valorar los datos recogidos sobre el ecosistema emprendedor español, podemos decir que durante el último año España ha ido evolucionando hasta posicionarse en una capital europea de referencia en emprendimiento e innovación. Esta tendencia de crecimiento y toma de protagonismo se espera que se mantenga y supere en los próximos años.

Tras la victoria de Pedro Sánchez y el PSOE en las elecciones generales que tuvieron lugar el pasado domingo, el Gobierno y las medidas económicas variarán.

La buena noticia es que cambiarán para bien ya que el PSOE es el partido que más ha apostado por las startups y por la emprendeduría a lo largo de los últimos años.

En el programa del 2016, el PSOE ya ofrecía muchas mejoras para los emprendedores. Estas mejoras se podían resumir en la creación de un fondo estratégico de capital riesgo tecnológico, capaz de impulsar inversiones de capital riesgo en las primeras, segundas y terceras rondas de financiación elaboradas por las startups. Por otro lado, se hacía un especial hincapié en la creación de laboratorios de startups y de una oficina del emprendimiento para potenciar aún más la inversión en capital riesgo. También se buscaban aumentar las líneas de financiación específicas para la creación de empresas o la creación de un visado Startup dirigido a emprendedores extranjeros en proyectos de nuevas tecnologías. Estas son sólo algunas, para nosotros las más representantes, de las medidas que plantearon en el programa de 2016.

En el programa actual han renovado las apuestas que tenían en el 2016 y han creado medidas nuevas. Entre ellas, destacamos propuestas como la elaboración de estrategias de apoyo a la creación y el crecimiento de empresas, una nueva ley de promoción de las startups (de la cual se inició el proceso legislativo el pasado diciembre) o la creación de una red estatal de incubadoras y aceleradoras de startups.

Una medida muy importante es la eliminación de las barreras burocráticas, con lo que se conseguiría que un inversor extranjero pueda invertir en una startup española sin la necesidad de contar con el NIE. Esto agilizaría enormemente la entrada de capital para las startups.

Francisco Polo, secretario de Estado para el Avance Digital y número dos al Congreso por Barcelona del PSOE dijo que “Hay que dejarse de parches y adoptar una visión de conjunto a largo plazo” y para conseguirlo se quieren centrar en 3 factores; el sector público, el talento y la inversión.

En cuanto al sector público, la estrategia del PSOE es España Nación Emprendedora, la cual tiene como objetivo principal impulsar la educación digital mientras reduce las barreras administrativas.

Respecto al talento, el grupo socialista apuesta por la atracción y retención de las mejores mentes a partir de una reforma del régimen de las “stock options”.

Por último, en lo referente a inversión y exportación plantean una medida que cuide la relación entre inversor y emprendedor en eventos internacionales.

Todas estas medidas prometen un buen futuro para el ecosistema de las startups españolas pero ahora faltará ver si el PSOE procede y estas promesas se van cumpliendo a lo largo de los próximos meses.

Financiación para startups

Emprender es duro, requiere mucha entrega, sacrificio… y una buena red de contactos. Tener una buena idea no es suficiente si el emprendedor no es capaz de viabilizarla. Según CB Insights Study and IntelecRum’s own first hand experience, el mayor error de los emprendedores es intentar solucionar un problema que nadie tiene… Si has sido capaz de sortear este problema, el segundo, según el mismo informe, es quedarse sin financiación! Es por ello que es vital tener claro cómo y a través de quién financiar tu compañía en cada etapa.

El año pasado el ecosistema emprendedor español estuvo en su mejor momento con un crecimiento del 40% en inversión respecto al año anterior, el cual contó con 779 millones de euros invertidos. Y a pesar de ser buenas cifras, aún falta camino por recorrer para poder competir con otros países como Estados Unidos. Entonces, ¿A través de quiénes y con qué instrumentos puedes conseguir la financiación que necesitas para financiar tu startup?

  1. Autofinanciación de los fundadores

La primera opción y, la más sencilla, es recurrir a nuestros ahorros o al dinero de capitalización por la prestación por desempleo.

  1. Las 3F’s: “Family, Friends and Fools”.

Al principio de la vida de una startup, son pocas las métricas (a veces ninguna) que pueden permitir deducir la viabilidad comercial de un emprendimiento, con lo cual, cuando buscamos financiación lo que en realidad estamos haciendo es vender “expectativas”… y ¿quién compra expectativas? Por lo general, la gente que nos conoce, amigos, vecinos, ex-jefes y ex-compañeros de trabajo, que están familiarizados con nuestras capacidades y tienen confianza en que seremos capaces de salir adelante y, de paso y porqué no, enriquecerlos.

También es posible que en esta etapa demos con algún inversor novato, que está comenzando a explorar el tema de las inversiones en startups y que, sin conocernos y sin poder acceder a métricas, se arriesga igual a invertirnos… Son lo que en la jerga se conoce como “fools”, pero que a nosotros nos gusta más denominar como “novatos” o “despistados”, ya que todos nos equivocamos.

La media de dinero recaudado por esta vía oscila entre los 10.000 y 50.000€. Una ventaja con este tipo de inversores es que, al ser personas de confianza, son más fáciles de convencer y las condiciones para la devolución de los recursos serán más favorables. Sin embargo, si las cosas van mal, la situación puede generar presión en las relaciones personales.

  1. Socios estratégicos de emprendedores.

Alianzas con personas o empresas a cambio de un porcentaje de la empresa. Con esta forma de financiación, obtienes recursos, contactos y experiencia a cambio de una pequeña participación en la compañía, que para que sea conveniente para todas las partes no debería superar un 10%.  La posible pérdida del control de la empresa o una dilución muy temprana de tu porcentaje del accionariado, desde nuestro punto de vista, está fuera de discusión en estas etapas y no es una buena decisión.

  1. Aceleradoras e incubadoras de Startups

Son figuras que acompañan al emprendedor en su camino inicial y le ofrecen tanto recursos como visibilidad.  Las diferencias entre una Incubadora y una Aceleradora son muchas veces difusas. A nosotros nos gusta pensar que una incubadora es una organización que ayuda a la conformación de un equipo de emprendedores y a partir de allí brinda soporte en todas las etapas subsiguientes hasta la búsqueda de la financiación inicial.  A diferencia de una aceleradora, que trabaja sobre la base de un equipo de emprendedores ya formado y muchas veces (que no todas) que ya tiene un MVP en el mercado y métricas iniciales de negocio.  En ambos casos, son opciones que tienen el potencial de agregar más o menos valor en función de la experiencia y cantidad de contactos de él o los emprendedores.  Cuánto menos conozca el emprendedor el ecosistema emprendedor (business angels, foros de inversión, VCs, etc.) y menor nivel de experiencia de trabajo tenga, mayor valor aportan estas organizaciones.  Startups muy relevantes como Airbnb o Glovo pasaron por aceleradoras (YCombinator y Conector respectivamente).

  1. Crowdfunding

El crowdfunding se basa en la aportación económica de pequeños inversores, por lo general con pocos conocimientos del ecosistema emprendedor. Sus inversiones se articulan de diversa manera en términos legales, pero siempre a través de una plataforma online que canaliza ahorros a determinados proyectos, escogidos y validados, previo análisis de los gestores de dichas plataformas. Es una forma de financiación al alcance de todos. Al estar basado en pequeñas aportaciones de capital es posible que no se llegue a la meta propuesta si la idea no consigue captar la suficiente atención.

Las plataformas más populares son: en USA, Wefunder y StartEngine; en UK, Seedrs y Crowdcube, en Francia, Wiseed; en Alemania, Seedtach y Aescuevest; y en España, The Crowd Angel y Startupxlore, entre otras.

  1. Business Angels

Son inversores privados que aportan dinero y buscan proyectos con un alto potencial de crecimiento y revalorización.  Por lo general buscan startups que ya cuenten con métricas iniciales que les permitan realizar un mínimo análisis. Ofrecen inversiones de capital que por lo general oscilan entre 10.000€ y 50.000€ por cada inversor.  Muchos de ellos son inversores con prestigio ganado a fuerza de buenas elecciones en el pasado y eso permite a la startup ganar credibilidad frente a otros potenciales inversores.  Con el fin de minimizar riesgos, son cada vez más comunes las co-inversiones entre varios Business Angels, lo cual habitualmente se da mucho en los foros de inversión organizados por ESADEBan, IESE, y el Colegio de Economistas, entre otros.

  1. Capital privado

Capital privado gestionado por entidades especializadas, normalmente reguladas por la CNMV, que consiste en la aportación de recursos financieros de forma temporal a cambio de una participación accionarial, aunque muchas veces también participan a través de préstamos convertibles (como puente a siguientes rondas de financiación) o con Venture Debt (deuda con intereses relativamente altos junto a una pequeña participación accionarial).  Los VCs por regla general invierten en compañías con fuerte componente tecnológico que ya hayan demostrado una rápida capacidad de crecimiento, al menos en el mercado local, y que necesiten más recursos para consolidar dicho mercado y/o expandirse internacionalmente.  Por regla general toman una participación minoritaria, nunca buscan controlar la compañía pero si tener poder de decisión en algunos temas clave como por ejemplo las ampliaciones de capital, el endeudamiento adicional de la compañía, la remuneración de los emprendedores, la aprobación de cuentas, etc.

  1. Financiación pública en modalidad de préstamo y subvención

Como muchas veces el desarrollo de los mercados de capitales para nuevas clases de activos, como puede ser el capital riesgo, lleva tiempos prolongados (no menos de 10  o 15 años), los gobiernos, como por ejemplo el de España, suelen intentar, en el ínterin, coadyuvar a este proceso creando instituciones que fomentan el acceso a préstamos públicos (en algunos casos parcialmente subvencionados) en diversas modalidades.  Las subvenciones puras son otra de las alternativas para financiar startups, pero el acceso a estas ayudas depende de la ubicación del proyecto, el grado de innovación el perfil del emprendedor o la actividad del negocio.  Dada la diversidad de ayudas, los numerosos diferentes requerimientos, el momento del año en que están disponibles, y los procesos burocráticos asociados, no es tarea fácil acceder a este tipo de financiación, con lo que en muchos casos puede ser de gran ayuda contar con el asesoramiento de un partner o consultoría financiera que pueda aportarle conocimiento y expertise en su solicitud y consecución.

Hay numerosos instrumentos de financiación pública dedicados a financiar en startups y asegurar su crecimiento. Los más conocidos son los préstamos participativos de Enisa,  las subvenciones a fondo perdido concedidas por CDTI a startups de base tecnológica  dentro del programa Neotec, los  préstamos PID del CDTI, así como las convocatorias de financiación europea del programa  Horizonte 2020, que buscan fomentar la Investigación y el Desarrollo en desafíos concretos.

  1. Préstamos bancarios

Cuando las compañías ya tienen ventas y pueden demostrar un mínimo track-record, entonces hay numerosos bancos que están dispuestos y tienen unidades de riesgos especializadas para estudiar el otorgar líneas de crédito y préstamos bancarios a startups.

Por lo general, su primera aproximación es solicitar garantías personales de los emprendedores.  Desde nuestro punto de vista, ofrecer garantías personales por parte de un emprendedor es un grave error que recomendamos no cometer jamás, porque puede generar una carga difícil de sobrellevar si la compañía no termina bien, como sucede en un muy amplio porcentaje de casos. Por ello, nuestra recomendación a los emprendedores es recurrir a los préstamos bancarios cuando la startup ya cuenta con un balance y una cuenta de explotación que genere suficiente confianza a las entidades como para que decidan otorgar financiación sin la contrapartida de una garantía personal.

Todas las formas de financiación anteriormente explicadas son buenas, siempre y cuando haya un equilibrio adecuado entre capital y deuda. Desde Intelectium, procuramos ayudar a los emprendedores primero a diseñar una estructura de capital óptima, que no suponga una excesiva carga financiera que ahogue a la compañía a lo largo de su desarrollo inicial.  En este sentido, una vez definida dicha estructura de capital, ayudamos a las startups a obtener deuda y subvenciones para complementar los recursos de capital privado que haya podido levantar, es una manera de impulsar su crecimiento con la estructura de capital más óptima posible. Envíanos tu deck y estudiaremos tu caso en detalle para proponerte una solución a la medida específica de tu compañía.

utorizados 98,5 millones de euros para apoyar a pymes innovadoras, a través de los préstamos participativos de Enisa.

El Consejo de Ministros ha movilizado un paquete de ayudas para impulsar el crecimiento y la internacionalización de las startups y pymes españolas. El importe total de las medidas aprobadas por el Consejo es de 455,5 millones de euros, de los cuales 95,8 millones de euros corresponderán a la Línea de la Empresa Pública Enisa, encargada de acompañar a los emprendedores de base tecnológica en las primeras fases de vida de la empresa.

Otros 50 millones de euros han sido asignados al Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM) y, la mayor cantidad, 307 millones de euros han sido consignados al Programa de Ayudas de Eficiencia Energética gestionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica.

Este paquete de ayudas públicas para startups y pymes ha sido ideado para eliminar las trabas en el crecimiento e internacionalización de las empresas españolas, haciendo un especial hincapié en aquellas que lo hagan de manera sostenible y equilibrada. Desde el Gobierno, creen que estos son aspectos clave que ayudarán a mejorar la productividad y competitividad del tejido empresarial español.

Durante el anuncio de las ayudas, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, aprovechó también para exponer la necesidad de modernizar el sistema fiscal en los sectores digitales con el fin de poder reforzar el sistema del Estado del Bienestar. Maroto considera que nuestro sistema fiscal aún cuenta con importantes lagunas que se deben solucionar y que, en especial, el sector de los servicios digitales y las viviendas turísticos, son los que más se ven afectados por ellas, ya que no se está recaudando nada por su actividad económica. En este sentido, ha afirmado que el Gobierno tiene una planificación clara para abordar estos temas de forma sistemática durante los próximos meses, a fin de modernizar el sistema fiscal acorde a la sociedad que se encuentra en constante cambio.

Más sobre ENISA

ENISA es una entidad nacional adscrita al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través de la Dirección General de Industria de la Pequeña y Mediana Empresa. Lleva operando desde 1982 y participa activamente en el impulso financiero de startups y pymes españolas para el desarrollo de proyectos innovadores viables y escalables.

Durante el 2018 ENISA ha aprobado 534 solicitudes movilizando un capital de 74,5 millones de euros. Si hacemos más introspección, durante toda la actividad histórica de ENISA, la entidad ha habilitado más de 5.900 préstamos por un importe total que supera los 910 millones de euros.

Soy una startup o pyme, ¿Me interesa ENISA?

ENISA ofrece préstamos para pequeñas y medianas empresas que están despegando y precisan de mayor liquidez para poder hacer crecer su negocio. Es un instrumento ideal para equilibrar los fondos de la empresa ya que permite “igualar” los fondos conseguidos por ampliaciones de capital externas en modalidad de préstamos no dilutivos para la empresa.

Enisa cuenta con 3 líneas de financiación para emprendedores: 

  • ENISA Jóvenes Emprendedores (Hasta 75.000 euros)
  • ENISA Emprendedores (Hasta 300.000 euros)
  • ENISA Crecimiento (Hasta 1.5 Millones de euros)

Más: ENISA adelanta al primer tercio del año sus líneas de financiación

Fuente: Cinco Dias

ENISA ADELANTA LAS LÍNEAS DE FINANCIACIÓN PARA STARUPS Y PYMES

Tras dos años postergando la financiación hacia los meses finales del año, ENISA ha conseguido el compromiso firme de la Secretaría de Estado de Hacienda para habilitar las líneas de financiación en el primer tercio de 2019.

Dicho adelanto, supone un avance muy positivo para el tejido emprendedor de España, ya que tal como ha comentado José Bayón, Consejero Delegado de ENISA, “lo más importante es que las empresas tengan el dinero lo antes posible, porque seis meses es toda una vida para una empresa de nueva creación y hay proyectos que sin esa financiación inicial se pueden quedar en el camino”. De ahí nace uno de sus mayores retos, acelerar los tiempos.

Además de ello, ENISA se propone orientar a España en los retos de innovación e impacto social, por ello unas de las áreas que más interesarán  para los siguientes ejercicios serán: la energía, el cambio climático, la digitalización, la movilidad urbana y la demografía.

Resultados de 2018

El año pasado se concedieron un total de 534 créditos por un importe global de 74,5 millones de euros. En concreto, para la línea jóvenes emprendedores se concedieron 92 préstamos con una dotación total de 5.240.000€, para la línea emprendedores se otorgaron 77 préstamos acumulando un importe total de 14.121.000€ y, por último, en la línea pyme o crecimiento, se dieron 365 préstamos con una inversión total de 55.134.000€.

Por lo que respecta a la distribución geográfica, la comunidad autonómica que mayor porcentaje de préstamos consiguió fue Cataluña (38% – 28.372.000€), seguida de la Comunidad de Madrid (28% – 20.481.000€), la Comunidad Valenciana (9% – 6.427.000€) y Andalucía (7% – 4.962.000€).

Los principales sectores de 2018 fueron representados por el TIC, el cual acumuló un 36% de los préstamos y un 35% de la inversión total y la industria manufacturera, la cual consiguió un 11% de los préstamos aprobados y un 13% de la inversión total.

¿Qué es ENISA?

ENISA, son las siglas de la Empresa Nacional de Innovación. Se trata de un organismo dependiente del Estado que cuenta con líneas de financiación para startups y pymes en etapas iniciales, de crecimiento o consolidación.

La financiación está condicionada a que la empresa realice o haya realizado recientemente una aportación de capital igual o superior a la ayuda solicitada.

En este sentido, ENISA cuenta con 3 líneas de financiación distintas:

· ENISA Jóvenes Emprendedores: Línea de financiación destinada a startups y pymes de reciente constitución (las empresas solicitantes no pueden tener más de 24 meses de antigüedad), que hayan sido fundadas por jóvenes emprendedores (hasta 40 años). A través de esta ayuda ENISA aborda las inversiones que precisa el proyecto empresarial en su fase más inicial. El importe mínimo que se puede solicitar es de 25.000€ y el importe máximo 75.000€.

· ENISA Emprendedores: Línea de financiación dirija a apoyar a las startups y pymes durante las primeras fases de vida de su proyecto. Esta a diferencia de la línea Jóvenes Emprendedores, no contempla limitaciones de edad para su solicitud. El importe mínimo que se puede solicitar es de 25.000€ y el importe máximo de 300.000€.

· ENISA Crecimiento: Línea de financiación ofrecida para apoyar a las startups y pymes innovadoras que quieran expandir su negocio o conseguir una mejora competitiva. El importe mínimo que se puede solicitar es de 25.000€ y el importe máximo de 1.500.000€.

Todas las ayudas son en modalidad de préstamo participativo y su característica principal es que no solicita garantías personales a los emprendedores.

Datos de ENISA hasta la fecha

+ de 5.900 préstamos desembolsados

+ de 5.400 empresas financiadas

+ 910 millones de euros invertidos

 

EMPRENDIMIENTO: ¿Por qué emprender solucionando problemas?

Emprender para solucionar problemas reales

Dentro de la serie de consejos que desde Intelectium estamos ofreciendo a los emprendedores a través de vídeos explicativos con Patricio Hunt, CEO de Intelectium, resaltamos la importancia de emprender en problemas relevantes, y no crear soluciones novedosas para actividades que en realidad no tienen mercado. Esto es algo que hemos mencionado en capítulos anteriores de esta serie como uno de los errores más comunes en el emprendimiento hoy en día.

Segmentación de mercado y búsqueda de problemas a resolver

En general, los emprendedores segmentan los mercados en los que lanzan productos de acuerdo a dos tipos de características: las características del producto (categoría, precio, etc.) o las características de los consumidores (edad, sexo, estado civil, etc.).

Sin embargo, esta forma de segmentar el mercado es demasiado estática para los tiempos actuales. Las cosas cambian rápidamente, y los gustos o las necesidades de los clientes se modifican más rápidamente que su demografía, su psicodemografía o incluso sus actitudes. Por este motivo, segmentar el mercado de acuerdo a su perfil es muy impreciso. 

Las decisiones de compra de los consumidores no están confinadas a las del consumidor promedio en su demografía, así como la búsqueda de soluciones por parte de un consumidor no se limitan a las de otros productos dentro de su categoría.

Cuando una persona tiene que hacer algo, busca productos o servicios que le ayuden a realizar ese algo. Los emprendedores tienen que ser capaces de entender a fondo ese “algo” que los consumidores quieren realizar para ser capaces de desarrollar productos o servicios con las funcionalidades adecuadas para satisfacer necesidades reales.

Los únicos productos que encuentran ciertos mercados son aquellos que ayudan a los consumidores a llevar a cabo una actividad que están intentando hacer. El producto o servicio que lanza un emprendedor debe solucionar lo que llamamos un “problema relevante”, una actividad que existe, que es significativa.

Cuando los emprendedores segmentan sus mercados basándose en el “trabajo” que su producto o servicio ayuda a solucionar, generalmente se encuentran con cuatro aspectos:

El mercado es mucho más grande de lo que pensaban

Su market share es más pequeño de lo que presumían

Sus competidores reales no están necesariamente entre los otros productos de su categoría, se amplía el scoop de competencia

El potencial de crecimiento es mayor, porque el “no consumo” es habitualmente uno de los mayores competidores

A los productos desarrollados de este modo se les conoce como “marcas propósito”.  La gran ventaja de las marcas propósito es que no se construyen a través de grandes inversiones en publicidad y marketing. Dos tipos de inversión muy caras en las cuales no puede basarse una empresa de nueva creación para crecer.

Todos estos conceptos son extremadamente importantes para los emprendedores y han sido desarrollados en profundidad por el académico Clayton Christensen de la Universidad de Harvard y por Toni Ulwick, consultor estadounidense especializado en temas relacionados con la innovación. Recomendamos consultar las publicaciones de ambos ya que acercan y clarifican muchos conceptos alrededor del emprendimiento y la innovación.

Entre la bibliografia de Clayton Christensen encontramos títulos como “El Dilema de los innovadores (1997) y El ADN del Innovador (2011). Por lo que respecta a la bibliografía de Toni Ulwick destaca el libro “Ofrezca a sus clientes lo que desean” (2006).

Innovación en startups: en qué es mejor innovar?

Innovación en startups

En la serie de consejos que desde Intelectium estamos dando a los emprendedores, la noción de innovación está siempre presente en todas las cápsulas informativas. Y es que en definitiva, emprender es, sobre todo, innovar. El emprendedor se dedica a innovar.

A través de este vídeo, Patricio Hunt, CEO de Intelectium, explicará cómo puede un emprendedor definir qué actividad de su negocio puede ser especialmente innovadora o disruptiva.

Todos sabemos que para tener más éxito hay que innovar donde la necesidad es más acusada. Ahora bien, para encontrar esa necesidad debemos dar algunos pasos y lo mejor para comenzar, es buscar de modo sistemático.

Podemos decir que en una área de un negocio existe necesidad de innovar si se cumplen tres condiciones:

1. Los consumidores está realizando una actividad pero no disponen de herramientas suficientemente buenas para realizarla. Las herramientas existentes no llegan a facilitar ni a simplificar dicha tarea.

2. La actividad está siendo realizada por una gran cantidad de personas, en países diferentes, y de un modo similar.

3. Existe una actividad concreta dentro de esa actividad general que genera un alto grado de insatisfacción en los usuarios al utilizar herramientas que ya existen. Además, esa actividad o tarea concreta es crítica para llevar a cabo la actividad general.

El emprendedor, a través de la búsqueda sistemática, debe ser capaz de encontrar una actividad que mucha gente esté desarrollando, pero en la que no existan buenas herramientas para su ejecución. Esta es la parte más difícil de todo el proceso. De hecho, uno de los errores más frecuentes de los emprendedores es desarrollar soluciones novedosas, eficientes y eficaces para tareas que muy poca gente realiza: no dejan de ser soluciones en búsqueda de problemas.

Una vez identificada esa actividad, debe estudiarse a fondo y dividirse en tareas específicas. Después, se entrevistará a una muestra relativamente pequeña de personas que llevan a cabo esa actividad, y se analizará con detenimiento cuál es su grado de satisfacción con las herramientas que ya existen en el mercado para realizar cada una de esas tareas.

La tarea con mayor criticidad y con el mayor índice de insatisfacción será aquella a la que el emprendedor deberá dedicarle más tiempo, imaginación y recursos para diseñar una mejor solución a todas las existentes. Este, sin duda, es el camino para crear soluciones a problemas que necesitan ser resueltos y que son relevantes en un determinado sector de consumo. Y para nosotros es la definición de innovación en su estado más puro, innovar para resolver una necesidad grande que no esté satisfecha con las herramientas creadas y diseñadas hasta la fecha. 

Más: Invertir en I+D no es lo mismo que innovar

¿Cuál es el emprendedor que más gusta a los inversores?

¿Cuál es el emprendedor que más gusta a los inversores?

Cuando eres un emprendedor, quizás uno de los momentos más importantes a la hora de comenzar un proyecto es la presentación del mismo ante a los potenciales inversores. Pero en este momento, los inversores no sólo analizan las características propias del proyecto, sino también quiénes son los emprendedores que están detrás y que lo van a llevar a cabo.

En esta línea, Patricio Hunt (CEO de Intelectium e Inversor activo) ofrece a los emprendedores, desde su experiencia, qué aspectos valoran más los inversores en un equipo emprendedor.

Por lo tanto, podemos considerar que en el perfil perfecto de un emprendedor que convenza a los inversores debería tener una mezcla entre valores, competencias y habilidades, que describiremos a continuación:

Generosidad y honestidad

Para levantar una empresa es imprescindible rodearse de buena gente. Y atraer este tipo de recursos suele ser caro. Como al principio suele haber pocos recursos, el emprendedor debe atraerlos con la promesa de recompensas posteriores. Es decir, compartiendo con ellos acciones de la compañía. Esto requiere un ejercicio muy importante de inteligencia analítico-emocional: al repartir, conviene que el emprendedor conserve una parte suficiente para preservar la motivación, teniendo en cuenta, además, que esa parte se va a ir diluyendo con las siguientes entradas de capital en la empresa.

Los inversores no quieren emprendedores egoístas. Egoísmo suele ser sinónimo de conflictividad. Y la conflictividad, además de afectar a las relaciones de trabajo, distrae al emprendedor de su tarea principal, que es hacer que el pastel a repartir sea más grande para todos, de forma que todos tengan un pequeño trozo, pero valioso.

El chip de la austeridad

Por supuesto, egoísta no es sinónimo de austero. De hecho, este es otro de los rasgos que más buscan los inversores en el emprendedor. En España, e incluso en Europa, el capital disponible para lanzar startups es ‘relativamente’ limitado. Y para poder alcanzar el mismo nivel de éxito equiparable al de los emprendedores norteamericanos, los de aquí tienen que ser más capaces de hacer más con menos (“resourceful”). El inversor debe ver que el emprendedor no se ahogará en un vaso de agua ni gastará demasiados recursos en la etapa de lanzamiento de la empresa, ya que las siguientes etapas suelen necesitar liquidez adicional.

Análisis y decisión

La inteligencia analítica es el siguiente rasgo que un emprendedor debe tener. Y una inteligencia analítica que se transforme rápidamente en decisión. En un entorno tecnológico tan competitivo como el actual, se van presentando desafíos que es necesario evaluar rápidamente para pasar cuanto antes a la acción. Para un inversor, la inteligencia analítica es capacidad de interpretar rápidamente las señales que llegan y para ello el emprendedor debe tener también una buena capacidad de observación que le permita interpretar bien el entorno. Pero no esto no surge por ciencia infusa: el emprendedor debe conocer metodologías de investigación de mercados sofisticadas, que van más allá de las encuestas tradicionales y los focus groups que enseñan en muchas escuelas de negocio. Así entonces, la inteligencia analítica tendrá una ejecución correcta que permitirá al emprendedor diseñar respuestas rápidas y concisas para poderlas llevar a la práctica sin dilaciones, siendo efectivo al máximo. 

 

Más: ¿Cómo atraer a un inversor?

¿Cómo plantear el reparto de capital de una startup entre sus fundadores?

123Next