Financiación para startups de inteligencia artificial

La plataforma de inversión, Our Crowd, fundada en 2013 por Jon Medved, es una plataforma que permite invertir en algunas de las compañías mundiales más destacadas por su alta tecnología. La propuesta de inversión de Our Crowd, mezcla elementos de crowdfunding, diversificación de inversiones, detección de talento y valoración de empresas.

Este fondo israelí, ya cuenta con 25.000 inversores de 112 países, controlando activos por valor de más de 100 millones de dólares. 

A raíz del éxito de Our Crowd, ha nacido un nuevo fondo dedicado específicamente a la Inteligencia Artificial: Cognitiv II. La misión principal de Cognitiva II, es conectar a inversores de todo el mundo con las startups más destacadas en el ámbito de la Inteligencia Artificial. 

El fundador, Medved, ve sus fondos como una manera de democratizar las inversiones. Normalmente, las personas que no tienen relación con los Venture Capitals o los Business Angels no tienen la oportunidad de invertir en una empresa hasta que esta no sale al mercado en bolsa, y es exactamente en el período que la startup crece y se prepara para bolsa, cuando puede generar mayores ganancias para el inversor.

OurCrowd, permite diversificar las inversiones. Actualmente, el fondo cuenta con un portafolio compuesto por unas 150 empresas dedicadas a la alta tecnología. El equipo del fondo invierte y le da la oportunidad a la gente de poder invertir en las mismas condiciones que ellos invierten. El importe mínimo requerido para poder realizar inversiones a través de esta plataforma es de 10.000 dólares para una empresa y de 50.000 dólares para un fondo, mientras que no existen importes máximos.

El fondo Israelí, invierte en compañías extranjeras en un 30%, el otro 60% es destinado a startups tecnológicas punteras de la región.

¿Por qué Israel?

Israel es uno de los principales polos de innovación y de concentración de startups tecnológicas. También es uno de los países que más invierte en tecnología a nivel global. 

Pero esta posición no es nada nuevo, la historia del país ha llevado a Israel a impulsar la investigación y desarrollo del campo militar, apareciendo numerosas startups enfocadas en industrias punteras como la ciberseguridad y los drones. 

El pasdo colaborativo y muy diferenciado al rasgo de hipercompetitividad de la sociedad americana, ha calado en la sociedad israelí la preocupación por mejorar las condiciones del país, favoreciendo así al emprendimiento y la evolución de su economía.

Durante los últimos años, el gobierno de Israel ha mantenido una postura muy disruptiva para poder acelerar su proceso de innovación local, tomando mayores riesgos financieros en la inversión de startups, para que el capital privado pudiese seguir esta tendencia. Gracias a ello, Israel es uno de los países que más invierte en startups tecnológicas.

Algunos emprendimientos destacados de Israel son las startups: Wade, adquirida por el gigante de Google, Cloudlock comprada por Cisco, Zebra, Mobileye, Moovit, Wix y TowerSec, entre otras.

Fuentes: AperturaInfotechnology