La startup Letgo continua suponiendo el principal foco de atracción de inversión

El mercado de las startups sigue siendo uno de los ámbitos que más velozmente crece en Europa, con un volumen de inversión en startups que superó el año pasado los 28 billones de euros. Según datos compilados por Mobile World Capital. El mercado español no se queda corto en esta materia, llegando a superar en 2018 el billón de euros por primera vez en su corta historia.

A través del estudio, se observa, cómo entre el 2017 y el 2018 hay un enorme salto en cuanto a inversión. En el 2017, se realizaron 195 rondas de inversión en startups que consiguieron movilizar 783 millones de euros mientras que en el 2018 se realizaron 166 rondas, 29 menos, pero que llegaron a conseguir más de mil millones de euros, suponiendo un incremento del 67.3% de un año respecto al otro. Esto es en gran parte gracias a Letgo, el marketplace competidor de Wallapop, que está co-fundado por un español y tiene un importante centro de trabajo en Barcelona, pero cuyos headquarters están en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos.

Por ese motivo, al no estar afianzada totalmente en el mercado español, hemos querido ver como quedaría el panorama de inversión español sin los millones que mueve esta startup. Letgo cerró el 2018 con 430 millones de euros, 300 millones más que la segunda startup española más grande, que en este caso sería Cabify con 130 millones. Esta diferencia tan grande es principalmente debido a que Letgo genera mucho negocio en Estados Unidos.  Es por eso que, si obviamos esta compañía, la inversión española bajaría hasta los 881 millones de Euros, lo que sigue suponiendo un incremento en comparación al 2017 pero sin llegar a marcar el hito del billón de Euros.

Panorama español con LETGO

 

Panorama español sin LETGO

De los datos provistos por MWC, también se deduce que en 2018 se ha incrementado el tamaño de las rondas en España y muchas de ellas han llegado a superar los 100 millones de euros; Letgo levantó una ronda de 430M€, Cabify de 130M€ y Glovo de 115M€. Mientras que en 2017 el volumen conseguido por rondas superiores a 100 millones fue de 259 millones, levantados únicamente por Letgo, en 2018 el volumen ha sido de 720 millones, aunque más de la mitad de este capital ha seguido viniendo por parte de la mencionada compañía. Con estos datos, se confirma que esta empresa de clasificados mobile era ya muy dominante hace un año, pero que durante el 2018 han subido varios escalafones otras startups españolas que están viviendo un constante crecimiento y capacidad de movilizar inversión.

Una de las empresas que ha experimentado un crecimiento más pronunciado es la barcelonesa Glovo, startup de delivery, que cerró el 2017 con un total de 25 millones de euros en inversión, pero que este pasado 2018 ha conseguido superar la barrera de los 100 millones y cerrar el año con 115 millones de euros. Glovo ha sido la startup que más ha crecido de un año a otro, pasando de séptimo a tercer lugar, teniendo por encima únicamente a los unicornios de Letgo y Cabify.  Y este caso, a diferencia de Letgo, si que lo podemos contar como un caso de éxito 100% español.

En términos más generales, el tamaño promedio de las rondas de inversión en 2018 se ha posicionado alrededor de los 10 millones de euros, 29 startups españolas han sido capaces de levantar ese capital, siendo 12 de ellas de Barcelona, hub de inversión líder dentro del ecosistema startup español.

Empresas con más volumen de inversión en el pasado año 2018

En España, como es esperable, hay dos centros de actividad principales, Madrid y Barcelona, y le siguen de cerca otras ciudades emergentes como Bilbao y Valencia. De las dos urbes centrales, Barcelona es la que ha subido más posiciones en atracción de inversión, siendo capaz de cerrar 76 acuerdos de inversión, 30 más que Madrid, ciudad que ha movido 46 rondas de inversión.

Otro indicador que se suma a la tendencia positiva del sector de la inversión en startups de España, es el incremento en el número de exits. En el 2018, se registraron un total de 40 exits referentes a compañías tecnológicas españolas. Los casos más destacados son los de STAT-Dx que fue adquirida por Qiagen por un valor de 191 millones, Lifull CO compró Mitula Group por 118 millones e Indra adquirió Paradigma Digital por un importe de 70 millones. El valor de las transacciones ascendió a 488 millones de euros en España en general, mientras que en Barcelona, en particular, esta cifra alcanzó los 272 millones.

Podemos afirmar que España se encuentra en un muy buen momento, cada año el capital invertido en startups aumenta, y pese a que Letgo aporta gran parte de este capital, quitando su contribución, el panorama general español sigue manteniéndose al alza. Cada año que pasa se concentra más capital de inversión que el anterior, las ciudades españolas siguen creciendo y los hubs ya establecidos, como Barcelona o Madrid, cada vez compiten más bis a bis con el resto de ciudades de Europa. Si la tendencia se mantiene en la misma línea durante los próximos años, España se posicionará como una de las potencias europeas a nivel de startups y de atracción de inversión.

Desde Intelectium vemos que el sector de inversión está comenzando a madurar, hasta hace poco el tamaño de las rondas españolas era insignificante si lo ponías en comparación con rondas de Reino Unido o EEUU, ahora ya comenzamos a mover rondas de inversión de tamaño millonario. Gracias a la efervescencia que están viviendo las startups españolas y la experiencia que están adquiriendo emprendedores, inversores y fondos de capital riesgo, se está consiguiendo formar un ecosistema emprendedor mucho más fuerte y capaz de competir con el exterior.  Además, el nivel tecnológico e innovador de las startups españolas está atrayendo grandes sumas de capital extranjero. La cartera de GP Bullhound ya incluye a startups españolas como Ontruck, Startio y Playtomic. Por su lado, Spotahome, ha sido capaz de levantar el interés de Kleiner Perkins, fondo con sede en Silicon Valley famoso por haber invertido en gigantes como Amazon, Google o Uber.

En este sentido, si sumamos a la ecuación las tendencias que se prevén en el futuro de las startups, más seguridad en los datos de Internet, Inteligencia Artificial aplicada al conocimiento del consumidor y el SaaS como la estrella indiscutible, se presenta un panorama muy alentador tanto para el mercado europeo, como en especial, para el español, ya que tiene un gran número de startups concentradas en estas tecnologías que seguro que serán capaces de competir a nivel internacional.

No obstante, para que el ecosistema emprendedor termine de despegar, las desinversiones tienen que acompañar. Una buena manera de conseguirlo es aprovechar la entrada de fondos de capital extranjeros que sirvan para poner en el radar startups españolas a potenciales compradores foráneos. Estos exits locales podrían devolver importantes sumas de dinero a inversores y fondos de capital riesgo, que redundarían en tickets más generosos de inversión para la siguiente camada de  startups.