La harina de grillo como el superalimento del mañana

¿Cómo te imaginas el futuro de la alimentación? Alimentos impresos en 3D, alimentos sustitutivos, agricultura y ganadería celular… hasta la ingesta diaria de insectos. Se estima que el 2050 la población mundial alcanzará los 9.000 millones de habitantes y la necesidad de proteína aumentará hasta un 70% hecho que hará inviable seguir con el sistema de ganadería tradicional que tenemos actualmente. Insectfit, empresa emergente acelerada en Lanzadera, ha querido adelantarse al mañana con la creación de barritas proteicas hechas a base de harina de grillo. Hasta ahora han sido capaces de vender más de 13.000 unidades y entre sus planes está ampliar el catálogo de productos basados en insectos

Aunque parezca inusual, los insectos son gran parte de la alimentación en muchos países, sobre todo africanos y orientales, concretamente en Tailandia, Japón o incluso en México se comen de forma regular. Entre los insectos que más se consumen están los grillos, los escarabajos, las orugas o las abejas. Además de tener múltiples beneficios, tanto para la salud como para el planeta, la entomofagia (la ingesta de insectos por parte del hombre) está empezando a expandirse al resto del mundo, especialmente en Estados Unidos y Europa.

Concretamente en España, Insectfit ha empezado a comercializar barritas energéticas de chocolate hechas con harina de grillo ya que contienen muchas propiedades. Entre los muchos beneficios que tiene el comer en base a insectos, el que más destaca es que tienen mucha más proteína que el resto de animales que consumimos. Tienen el doble de proteína que la ternera, tres veces más hierro que las espinacas, el doble de calcio que la leche y hasta diez veces más vitamina B12 que el salmón, lo que convierte a los grillos en un superalimento, que es muy bueno para todo tipo de dietas saludables y especialmente para deportistas.

Otra de las principales características o beneficios de consumir insectos es su sostenibilidad con el medio ambiente. Esto es debido a que se requieren menos recursos para su producción y a su vez generan muchos menos desechos. Necesitan 2000 veces menos agua, 13 veces menos tierra, 12 veces menos alimento y producen menos gases de efecto invernadero que el cultivo de la carne.

Desde Insectfit quieren promover este superalimento, y desde el 1 de enero de 2018 que es legal su comercialización en la Unión Europea, se han sumado al cambio y mediante la venta de barritas de harina de grillo de distintos sabores, entre los que están el sabor de yogurt y fresa, el de Nutmix y el de chocolate puro con coco y piña. Según los que han probado el grillo, dicen que tiene un sabor similar a la nuez, por lo que al agregarlo a las comidas le aporta un sabor de fruto seco, pero con muchas más propiedades. Estas barritas, junto a la marca Insectfit, están consiguiendo cada vez más repercusión, y aceptación por parte de los deportistas. Pero esto no acaba aquí, en un mercado alimentario cada día más exigente e innovador, están apareciendo startups disruptivas que plantean soluciones más sostenibles y conscientes con el medio ambiente. Ejemplos de estas innovaciones son startups como Novameat, la cual a través de una impresora 3D es capaz de crear bistecs a base de vegetales que emulan la textura y consistencia tan característica de la carne.

Otro caso a destacar es de Heura, un nuevo ingrediente basado en proteínas vegetales creado por la startup “Foods for tomorrow” que pretende ser el nuevo cereal. Su materia prima es la soja, ya que desde un punto de vista nutricional es una legumbre estrella, ya que es muy rica en fibra, isoflavonas, vitaminas y minerales. Es la legumbre que más proteína tiene además de actuar como saciante. Su objetivo es usar la soja como base para crear pasta y todo tipo de derivados de alimentarios.

Y tú, ¿Te atreves a sumarte al cambio y probar estos superalimentos del futuro?