All posts tagged capital riesgo

Tras la victoria de Pedro Sánchez y el PSOE en las elecciones generales que tuvieron lugar el pasado domingo, el Gobierno y las medidas económicas variarán.

La buena noticia es que cambiarán para bien ya que el PSOE es el partido que más ha apostado por las startups y por la emprendeduría a lo largo de los últimos años.

En el programa del 2016, el PSOE ya ofrecía muchas mejoras para los emprendedores. Estas mejoras se podían resumir en la creación de un fondo estratégico de capital riesgo tecnológico, capaz de impulsar inversiones de capital riesgo en las primeras, segundas y terceras rondas de financiación elaboradas por las startups. Por otro lado, se hacía un especial hincapié en la creación de laboratorios de startups y de una oficina del emprendimiento para potenciar aún más la inversión en capital riesgo. También se buscaban aumentar las líneas de financiación específicas para la creación de empresas o la creación de un visado Startup dirigido a emprendedores extranjeros en proyectos de nuevas tecnologías. Estas son sólo algunas, para nosotros las más representantes, de las medidas que plantearon en el programa de 2016.

En el programa actual han renovado las apuestas que tenían en el 2016 y han creado medidas nuevas. Entre ellas, destacamos propuestas como la elaboración de estrategias de apoyo a la creación y el crecimiento de empresas, una nueva ley de promoción de las startups (de la cual se inició el proceso legislativo el pasado diciembre) o la creación de una red estatal de incubadoras y aceleradoras de startups.

Una medida muy importante es la eliminación de las barreras burocráticas, con lo que se conseguiría que un inversor extranjero pueda invertir en una startup española sin la necesidad de contar con el NIE. Esto agilizaría enormemente la entrada de capital para las startups.

Francisco Polo, secretario de Estado para el Avance Digital y número dos al Congreso por Barcelona del PSOE dijo que “Hay que dejarse de parches y adoptar una visión de conjunto a largo plazo” y para conseguirlo se quieren centrar en 3 factores; el sector público, el talento y la inversión.

En cuanto al sector público, la estrategia del PSOE es España Nación Emprendedora, la cual tiene como objetivo principal impulsar la educación digital mientras reduce las barreras administrativas.

Respecto al talento, el grupo socialista apuesta por la atracción y retención de las mejores mentes a partir de una reforma del régimen de las “stock options”.

Por último, en lo referente a inversión y exportación plantean una medida que cuide la relación entre inversor y emprendedor en eventos internacionales.

Todas estas medidas prometen un buen futuro para el ecosistema de las startups españolas pero ahora faltará ver si el PSOE procede y estas promesas se van cumpliendo a lo largo de los próximos meses.

Préstamos IFEM: financiación para acompañar las primeras rondas de inversión

El Institut Català de Finances (ICF) gestiona programas de capital riesgo y coinversión con inversores privados a través del IFEM.

IFEM ayuda a cerrar las primeras rondas de inversión de startups y pymes innovadoras que tengan una base científica o tecnológica potente mediante fondos de la iniciativa JEREMIE del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Actualmente, IFEM está reinvertido los retornos de las inversiones que ha llevado a cabo hasta la fecha.

El principal requisito que presenta IFEM es el de la “coinversión” con otros inversores privados, eso quiere decir, que para que un proyecto sea elegible para recibir su financiación este debe haber despertado el interés de inversión en otro Business Angel, Aceleradora o Fondo de Inversión acreditado por ICF, como es el caso de la Fundación Ship2b, IESE BAN, Economistas BAN, ESADE BAN, Samaipata Ventures, Smartech Capital y Nuclio Venture builder.

 

¿Qué tipo de financiación es?

Financiación conjunta con inversores privados (Business Angels) en forma de préstamo participativo.

Además, IFEM podrá destinar una parte del importe formalizado (hasta un máximo del 15% o 20.000€) para invertir en el capital de la empresa.

 

¿Quién puede ser beneficiario?

Emprendedores o empresas innovadoras tecnológicas y/o con base científica que buscan financiación para sus proyectos en fases iniciales y/o primeras rondas de financiación.

 

¿Cuál es el importe de la ayuda?

Entre 50.000€ y 200.000€ por proyecto. Condicionado a la inversión en forma de capital de como mínimo el mismo importe, por parte de los inversores privados que actúen como “Business Angels”.

Con el objetivo de acompañar las empresas en siguientes rondas de financiación, IFEM podrá aumentar el importe invertido (follow-on) hasta 200.000€ adicionales con las mismas condiciones.

 

¿Qué tipo de interés tiene la ayuda?

Interés fijo: Euríbor a 12 meses más un interés del 5%.

Interés variable: a determinar en función de la evolución del plan de negocio (hasta un máximo del 7%).

 

¿Qué requisitos tiene?

Se debe realizar la solicitud antes de un plazo de 6 meses desde la última inversión privada.

 

¿Qué comisión tiene?

Tiene una comisión de apertura del 0,5% sobre el importe formalizado.

 

¿Qué garantías piden?

No piden garantías.

 

¿Cuál es el periodo de amortización?

Como máximo de 5 años, con hasta 2 años de carencia.

 

¿Cómo se realiza la solicitud?

La solicitud correspondiente se tiene que realizar a través de un intermediario acreditado: red de business angels o sociedad o vehículo de inversión privado. Desde Intelectium ayudamos a solicitar préstamos IFEM, contacta con nosotros a través del siguiente formulario para valorar el encaje de tu startup.

 

Más: Financiación para startups y pymes innovadoras: IFEM

Repsol dota de 85 millones de euros su fondo de inversión en startups

Repsol Corporate Venturing (RCV), fondo de inversión en startups de la multinacional de energía Repsol, recibe otra inyección de capital para la participación en proyectos emprendedores que ofrezcan soluciones innovadoras en la movilidad avanzada, los nuevos materiales, la economía circular o las tecnologías digitales aplicadas a la exploración y producción. 

Repsol dota con 85 millones de euros a su fondo inversión en startups. La cifra de inversión se destinará en startups durante el periodo de 2016 hasta el 2020. Por el momento, el fondo de inversión de Repsol ha invertido un total de 7 millones de euros durante el 2017. Asimismo, se estima que para este año (2018) se inviertan 10 millones de euros, dejando aún gran parte de la dotación disponible para oportunidades de inversión futuras.

Durante el 2018, el fondo de inversión en startups de Repsol ha realizado un análisis exhaustivo de más de 80 oportunidades de inversión, de las cuales una ya se ha firmado y varias de ellas se encuentran en el proceso final de negociación.

Los tipos de inversiones que realiza, el Fondo de inversión de la empresa Repsol, son poco intensivas en los Captables de las startups, ya que son inversiones minoritarias y sin control societario durante un periodo inversor de cinco años. Según Luis Casado, Director de Corporate Venturing de Repsol, “cinco años es el tiempo necesario para adquirir un número relevante de startups en cartera y, sobre todo, para poder realizar pruebas y pilotos con las empresas”.

Casado también quiso destacar que el nuevo modelo del fondo de inversión en startups persigue atraer especialmente aquella innovación tecnológica que esté más cercana a su despliegue y puesta en marcha comercial, aunque siempre siguiendo un alineamiento entre las necesidades de los negocios y sus inversiones.

El fondo está centrado en seis ámbitos tecnológicos:

  1. Fiabilidad en las operaciones a través de novedades tecnológicas que permitan avanzar en la automatización de los procesos
  2. Proyectos de economía circular que permitan reutilizar recursos y ser más eficientes en el gasto
  3. Movilidad avanzada a través del desarrollo de combustibles sostenibles o de movilidad eléctrica
  4. Nuevas iniciativas para diversificar la oferta energética
  5. Tecnologías aplicadas a la exploración y producción que sean capaces de acortar los ciclos en la producción de hidrocarburos y nuevos materiales y productos.

Un ejemplo de startup en la que el Fondo de inversión de Repsol ya ha apostado y que se enmarca dentro de las áreas prioritarias de inversión es, Silence, una startup española fabricadora de scooters eléctricos, con una tecnología propia de baterías recargables o Grpahnea, una empresa considerada de las principales europeas en la producción de grafeno.

Recientemente, también destaca la inversión del fondo en la empresa de Donostia Wattio, una startup de domótica que fabrica dispositivos y soluciones integrales de IoT (Internet de las Cosas) para grandes corporates y para hogares.

El fondo de inversión en startups de Repsol no se cierra tan solo al talento español, también espera llegar a proyectos internacionales a través de su alianza con una aceleradora internacional. Un ejemplo de su apuesta también por la innovación extranjera es AMPLE, una empresa emergente de San Francisco de soluciones de movilidad eléctrica a través de la robótica autónoma que permite la carga en cuestión de minutos.

Otras Startups como We Smart Park y Drive Smart, empresas de movilidad que utilizan las nuevas formas de economía colaborativa o Rocsole, empresa que diseña sensores de monitorizaje para tanques o tuberías también han conseguido cautivar al fondo de repsol captando financiación para su crecimiento y expansión.

Nuevo fondo de capital riesgo para startups health

· Banco Sabadell y Asabys Partners crean un fondo de Capital Riesgo especializado en salud

Con el fin de promover la innovación en el sector de la salud, Banco Sabadell y la gestora Asabys Partners han creado un nuevo fondo de Capital Riesgo que aspira a poder alcanzar los 60 millones de euros.

El nuevo fondo de Venture Capital, especializado en Startups health, tiene previsto invertir en las primeras etapas de proyectos emprendedores, dentro del campo de la biotecnología, tecnología médica y la salud digital. Por ello, colaborará con centros de investigación y hospitales.

El fondo destinará un aproximado de hasta 6 millones de euros por proyecto y se centrará en empresas españolas, aunque no descarta invertir también en algunas startups provenientes de Reino Unido.

Banco Sabadell pone en marcha este proyecto de inversión con el fin de poder apoyar la investigación en el área de ciencias de la vida, ámbito en el que actualmente España es un referente. Las startups españolas especializadas en salud se encuentran como barrera para su crecimiento la escasez de inversores localizados en esta tipología de empresas.

Raúl Rodríguez, el directo del Banco Sabadell, ha querido destacar su apuesta férrea por el sector de la salud, un sector emergente y de mucha contribución a la economía y sociedad.

El nombre del nuevo fondo de capital riesgo healthtech es “Sabadell Asabys Health Innovation Fund”.

Más sobre el Banco Sabadell

La Fundación del Banco Sabadell premia la investigación biomédica desde el año 2006. Además, colabora con Barcelona Institute of Science and Technology desde su nacimiento, ofreciendo el Premio a las Ciencias e Ingeniera. Estas son algunas de las referencias que muestran el compromiso del Banco Sabadell frente a las áreas de salud e innovación.

Más sobre Asabys Partners

Fundada en 2018 por Josep Lluís Sanfeliu, Asabys Partners es una firma de inversión focalizada en las áreas de innovación, tecnología y salud.

UE lanza un programa para impulsar inversión de capital riesgo en innovación

· La Comisión Europea y el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) destinará 410 millones de euros para estimular la inversión en Startups innovadoras del territorio comunitario. 

· La iniciativa se llevará a cabo a través de 6 fondos de inversión. 

El Programa de Capital Riesgo, Venture EU, impulsado por la Unión Europea estará gestionado por el FEI bajo la supervisión de la Comisión. Este programa destinará un total de 410 millones de euros a las startups más innovadoras del territorio europeo.

En este desembolso, se incluyen 67 millones de euros de fondos propios del FEI, 200 millones de euros del vehículo inversor de InnovFin, 105 millones de euros del programa Cosme para Pequeñas y Medianas empresas y, otros 105 millones de euros del Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (Feie).

A través de esta iniciativa de apoyo a las startups innovadoras, la Comisión estima que cerca de 1.500 startups podrán acceder a la financiación.

En el caso de España, las gestoras internacionales de Venture Capital invirtieron un total de 278 millones de euros en las empresas emergentes del país 2017, lo que se tradujo en un incremento del 14% en comparación al año anterior.

Además, la cifra fue superior a la que destinaron las gestoras nacionales, cuya inversión se sitúo en 216 millones de euros el año pasado, según los datos de la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI).

Carlos Moedas, Comisario europeo de Investigación, Ciencia e Innovación ha defendido el efecto multiplicador que tendrá la inversión ofrecida a startups a través de esta iniciativa “por cada tres euros que pone el sector privado, nosotros (la Unión Europea) ponemos uno. Esto va a hacer un efecto de palanca con relación al capital privado” estimulando la inversión en proyectos de empresas emergentes.

Fuente: European Investment Fund

 

Las startups tecnológicas europeas baten cifras récord

Europa va bien. Así lo demuestran los indicadores financieros. Las startups tecnológicas europeas han llegado a alcanzar unas cifras de inversión nunca vistas, según datos de Dealroom, han recibido más de 5.500 millones de euros en inversión.

La empresas británicas lideran las inversiones recibidas, ocupando un 38% del total (2.100 millones). Reino Unido es el país europeo donde hay más rondas de tamaño grande y mediano. Por su parte, Israel, Alemania y Francia siguen de cerca a Gran Bretaña, con rondas de tamaño similar.

Pero no sólo las startups están de récord, los fondos conseguidos por los inversores de capital riesgo en Europa también están al alza, han alcanzado los 6.400 millones de euros en 2016.

Estos grupos inversores, sirven de fuente de la mayoría de inversiones del continente, llegando a una cifra que no se veía desde 2007.

Las telecomunicaciones y tecnología (44%) seguidas de las empresas de biotecnología y salud (27%) son los sectores y mercados en los que más se invierte en Europa.

En el informe elaborado por el grupo Invest Europe, se destaca el posicionamiento de Barcelona como centro tecnológico de importancia para Europa, sobre todo en los sectores del comercio electrónico, telecomunicaciones y videojuegos. También se habla sobre la reciente aceleración de todo el ecosistema inversor y emprendedor español, destacando su aumento de desarrollo.

En este sentido, a nivel más general, el mercado europeo sigue sin producir grandes exits y empresas capaces de rivalizar con los gigantes estadounidenses y asiáticos, pero avanza por buen camino.

Fuente: La Vanguardia

 

¿Qué diferencias hay entre el Capital Riesgo de Europa y el de Estados Unidos?

El grado de madurez y dimensión al que ha llegado la industria del capital riesgo norteamericano frente al estado de reciente desarrollo del europeo genera la existencia de unas diferencias tan grandes que los convierten en mercados con reglas de juego completamente diferentes. Una serie de análisis recientes elaborados por Techcrunch y Pitchbook, comparando las tendencias de inversión del periodo 2007- 2011 vs. los resultados de los exits del periodo del 2012-2016, muestran claramente estas diferencias.

Evolucionar rápido vs tamaño

Durante 2007-2011 la industria del capital riesgo europeo comenzó a despegar. Aunque continúa suponiendo una fracción de la estadounidense, al menos muestra una clara tendencia positiva. Para darnos una idea de tamaño, en 2011 se registraron más de 1.400 inversiones en Europa frente a poco más de 4.000 inversiones en Estados Unidos. Es decir el capital riesgo europeo en 2011 era apenas una tercera parte del norteamericano.

La media de valoración de las rondas europeas fue de 5 millones de dólares ante la media de 7 millones de dólares de Estados Unidos. Todo ello indicaba un rápido desarrollo en la industria europea de capital riesgo, con el inconveniente de partir de una base de inversión mucho más pequeña.

Cantidad y valoración de los exits

Las inversiones realizadas en el período 2007-2011 han producido una serie de exits en el período 2012-2016 que ponen en evidencia el problema de la industria europea: mientras que el exit promedio en EEUU ronda casi los 200 millones de dólares, el exit promedio en Europa es de 70 millones de dólares!  Dicho de otra manera, y aún corrigiendo por la diferencia en la media de la ronda de inversión, el capital riesgo norteamericano rinde casi exactamente el doble!!

Otro dato que puede hacer más gráfica la diferencia entre el tamaño y el peso del capital riesgo en EUU vs Europa, es el número de exits por valor de 250 millones de dólares en un territorio frente al otro. En toda Europa se registraron 22 exits de ese valor mientas que en Estados Unidos 166.

Un buen exit en Europa está valorado en 100 millones de dólares, mientras que un buen exit en Estados Unidos se sitúa en los 250 millones de dólares.

¿Cómo hacer que el Capital Riesgo europeo se vuelva cada vez más estadounidense?

En un reciente artículo para Techcrunch, Victor Basta de Magister Advisors menciona una serie de medidas que deberían tomarse para llenar el vacío que a su juicio existe actualmente en las rondas de financiación Series C. Según Basta,  esto aportaría a los CEOs e inversores más ambiciosos la oportunidad de aprovechar el capital de la última etapa para lograr exits de mayor valor, superando el promedio de 70 millones de dólares y creando a su vez más unicornios europeos.

El impulso de rondas más grandes incrementaría el capital disponible para las compañías más prometedoras.

Una medida que podría ser de gran ayuda, continúa Basta, podría ser la de fomentar la financiación o coinversión gubernamental específica para series C. A través de instrumentos de deuda atractivos para las empresas, con bajos tipos de interés, se ampliaría la disponibilidad de capital existente para las compañías que están en estas etapas generando mayores beneficios para los inversores, lo cual a su vez permitiría destinar parte de éstos a otras rondas C o posteriores.

El aumento del número de visados para trabajadores altamente cualificados también serviría de ayuda para mejorar y ampliar el alcance e impacto de las empresas de tecnología europeas. De esta forma, se generaría más confianza entre las empresas para poder reclutar un gran volumen de capital humano cualificado con el que poder crecer.

Por otra parte, la creación de aceleradoras específicas para compañías de +100 empleados, muy prometedoras y en fases de desarrollo más avanzadas, con mentoring más sofisticado y programas de ayudas selectivos, también ayudaría a difundir el conocimiento y la experiencia, reduciendo los riesgos de expansión y financiación significativamente. Actualmente en Europa existen gran cantidad de aceleradoras que acompañan a las empresas de reciente creación pero no hay encuentran casi aceleradoras focalizadas en las siguientes fases de crecimiento y expansión de las startups.

Concluye Basta diciendo que sin las acciones anteriormente citadas, la industria de capital riesgo europea necesitaría de 20 a 30 años para evolucionar por si sola hacia los niveles de Estados Unidos. En cambio, llevando a cabo estas acciones específicas, se podría llegar a recortar drásticamente el tiempo de nivelación y, lograr en un horizonte de 10 años para equilibrar el capital riesgo de ambas regiones.

El capital riesgo aumenta un 80% en el número de operaciones

En el mercado del Venture Capital, también denominado Capital Riesgo, se han llevado a cabo 90 transacciones durante los tres primeros meses del año, las cuales han supuesto un incremento del 80% en el número de operaciones y del 758% con respecto al mismo trimestre del año anterior.

En este sentido, el mercado transaccional español, ha cerrado estos primeros meses del año con un total de 524 fusiones y adquisiciones, que suman un importe de 23.681 millones de euros según cifras ofrecidas por el Informe trimestral sobre el mercado transaccional de TTR.

Si hablamos de estas transacciones por sector, el Inmobiliario ha sido el más activo a lo largo del año, acumulando ya 124 transacciones, seguido de cerca por el tecnológico con 73 y, por el de Internet, con 43.

En cuanto al mercado transfronterizo, las empresas españolas han elegido como principales destinos para sus inversiones a Portugal (13 operaciones), Estados Unidos (10 operaciones), Francia (6 operaciones) y México (5 operaciones).

Por su parte, el país que más ha desembolsado en España ha sido Francia, invirtiendo 1.687 millones de euros. Aunque Estados Unidos, Reino Unido y Luxemburgo han sido los países que han realizado un mayor número de inversiones en España.

En este trimestre, también se han podido contabilizar 55 operaciones de private equity (capital de inversión), de las que 29 tienen un importe no confidencial agregado de 8.378,34 millones de euros, suponiendo incrementos del 57% en el número de operaciones y del 309% en el importe de las mismas.

Las salidas a bolsa han sido 5 y las ampliaciones de capital 10. Han destacado las ampliaciones de capital de Testa Residencial, suscrita por Banco Santander, BBVA y Banco Popular, que está valorada en 659, 70 millones de euros, según el Informe de TTR.

¿Qué es TTR?

TTR son las siglas que conforman Transactional Track Record una empresa especializada en Business Intelligence que realiza informes sobre los mercados de habla hispana.

FUENTE: EFE Empresas

ASCRI, Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión es una organización sin ánimo de lucro encargada de representar a la industria de Capital Privado (Venture Capital & Private Equity) en España.

ASCRI engloba hasta casi 100 firmas nacionales e internacional de Venture Capital & Private Equity y, a más de 50 proveedores de servicios, difundiendo y garantizando los estándares profesionales entre sus miembros, los cuales son: “la transparencia, las best practices y el buen gobierno”.

¿Cuáles son los objetivos de ASCRI?

Entre los principales objetivos de ASCRI destacan el papel representativo de esta Asociación para el sector Venture Capital & Private Equity ante las autoridades, Gobierno, instituciones, inversores, empresarios y medios de comunicación. Emitiendo informaciones de forma regular y proporcionando estadísticas y contenido actualizado sobre la evolución del marco fiscal y legal.

ASCRI también se encarga de organizar periódicamente una serie de actividades (cursos de formación, eventos y mesas redondas) para los socios y público general con el fin de reforzar y difundir la contribución del Capital Privado para la economía y el crecimiento económico de las PYMES en España.

ASCRI en cifras

En la actualidad, la Asociación cuenta con 98 socios gestores, 52 socios asesores y 4 socios inversores, estos socios representan más del 90% de las entidades de capital privado existentes en España.

ASCRI cuenta con un apartado en su web dónde publica semanalmente noticias sobre el sector y sus fondos asociados (blog de ASCRI), también realiza Estadísticas y publicaciones de carácter anual sobre el estado de inversión en las Startups Españolas e informes de impacto social y económico del capital privado, entre otras.

La Asociación fue fundada en 1986 y celebró el año pasado, 2016, su 30 aniversario.

El Capital Privado en España 

Según datos de ASCRI, durante el periodo de 2007-2014, las comunidades autónomas de España que cuentan con el número de empresas participadas más elevado son Cataluña, con 491 empresas participadas y un volumen total invertido de 5.554 millones de euros y Madrid, con 320 empresas participadas y un volumen total invertido de 8.105 millones de euros. A su vez, la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares es la que menos presencia tiene en el capital privado español, con tan sólo 8 empresas participadas y 104 millones de euros invertidos.

Fuente: ASCRI

 

Capital Privado: ¿Qué es Venture Capital y Private Equity?

Según la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI), el Capital Privado se puede dividir en Venture Capital y Private Equity, ambos tienen en común que son aportaciones de capital de terceros a empresas que consideran disruptivas o con mucho potencial de crecimiento pero ¿en qué se diferencian? ¿Qué son exactamente? A continuación nos apoyamos en las definiciones de ASCRI para explicar estos dos grandes conceptos de inversión privada:

¿Qué es Venture Capital?

En ASCRI definen al Venture Capital como la aportación de capital en una empresa que se encuentra en fase inicial o de desarrollo muy temprana. Normalmente, la inversión de Venture Capital es destinada a empresas tecnológicas o con un fuerte componente innovador/disruptivo. Este tipo de inversión no requiere grandes cantidades de capital pero su riesgo es mayor ya que no se tienen resultados históricos de la empresa a la que se destina la inversión ni se sabe con certeza cuál será la aceptación del producto o servicio por parte del mercado.

A su vez, la inversión de Venture Capital se puede dividir en tres subtipos:

  1. Capital Semilla o Seed Capital: Entendida como la inversión muy temprana en ideas de negocio o empresas de recién creación con un servicio o producto aún por lanzar al mercado.
  2. Capital de Arranque o Start up Capital: inversión para el establecimiento de la compañía (regsitro de la misma, web, oficina) y arranque de su actividad. El capital aportado es mayor que en las inversiones de capital semilla ya que se entiende que sus necesidades de caja son mayores.
  3. Other early stage: Cuando la startup ya está en una fase más avanzada puede optar a recibir rondas de financiación de mayor tamaño.

¿Qué es Private Equity?

Por otro lado, la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión, considera Private Equity a la inversión dirigida a empresas en etapas de crecimiento o ya consolidadas. En este sentido, el Private Equity se divide en cuatro tipos:

  1. Capital de expansión o desarrollo, también llamado Growth Capital: se refiera a la financiación el crecimiento de una empresa que cuenta ya con beneficios. El destino de los fondos puede utilizarse para adquirir activos fijos, incremento del fondo de maniobra para el desarrollo de nuevos productos o acceso a nuevos mercados (planes de expansión). Son inversiones de mayor volumen que las de Venture Capital y de menor incertidumbre ya que se cuenta con datos históricos sobre la compañía y sus ventas.
  2. Capital de Sustitución o replacement: entendido como el relevo de parte del accionariado actual por la entidad de capital riesgo. Situación muy frecuente en las empresas familiares o que están en sucesión. También se puede producir en algunas oportunidades de ventas de activos o ramas de actividad no estratégicas de empresas muy grandes, donde sus gestores u otros externos busquen un mayor apoyo financiero en el capital riesgo.
  3. Operaciones apalancadas o LBO: la compra de empresas en las que una parte sustancial del precio de la operación es financiada con recursos externos, garantizados por los propios activos de la empresa adquirida y por el capital aportado por los inversores de la operación. En estas operaciones lo más habitual es que la empresa objetivo cuente con unos flujos de caja consistentes, estables y lo suficientemente elevados como para poder hacer frente al pagado de los intereses de amortización del principal de la deuda.
  4. Capital de Reestructuración o reorientación, también nombrado Turnaround: cuando se invierte en empresas que están atravesando momentos difíciles durante un período prolongado de tiempo y están necesitadas de recursos financieros para poder implementar grandes transformaciones que les permitan sobrevivir, los fondos que se invierten se consideran capital de reestructuración.

 

Fuente: ASCRI

12Next