All posts tagged innovación en startups

EMPRENDIMIENTO: ¿Por qué emprender solucionando problemas?

Emprender para solucionar problemas reales

Dentro de la serie de consejos que desde Intelectium estamos ofreciendo a los emprendedores a través de vídeos explicativos con Patricio Hunt, CEO de Intelectium, resaltamos la importancia de emprender en problemas relevantes, y no crear soluciones novedosas para actividades que en realidad no tienen mercado. Esto es algo que hemos mencionado en capítulos anteriores de esta serie como uno de los errores más comunes en el emprendimiento hoy en día.

Segmentación de mercado y búsqueda de problemas a resolver

En general, los emprendedores segmentan los mercados en los que lanzan productos de acuerdo a dos tipos de características: las características del producto (categoría, precio, etc.) o las características de los consumidores (edad, sexo, estado civil, etc.).

Sin embargo, esta forma de segmentar el mercado es demasiado estática para los tiempos actuales. Las cosas cambian rápidamente, y los gustos o las necesidades de los clientes se modifican más rápidamente que su demografía, su psicodemografía o incluso sus actitudes. Por este motivo, segmentar el mercado de acuerdo a su perfil es muy impreciso. 

Las decisiones de compra de los consumidores no están confinadas a las del consumidor promedio en su demografía, así como la búsqueda de soluciones por parte de un consumidor no se limitan a las de otros productos dentro de su categoría.

Cuando una persona tiene que hacer algo, busca productos o servicios que le ayuden a realizar ese algo. Los emprendedores tienen que ser capaces de entender a fondo ese “algo” que los consumidores quieren realizar para ser capaces de desarrollar productos o servicios con las funcionalidades adecuadas para satisfacer necesidades reales.

Los únicos productos que encuentran ciertos mercados son aquellos que ayudan a los consumidores a llevar a cabo una actividad que están intentando hacer. El producto o servicio que lanza un emprendedor debe solucionar lo que llamamos un “problema relevante”, una actividad que existe, que es significativa.

Cuando los emprendedores segmentan sus mercados basándose en el “trabajo” que su producto o servicio ayuda a solucionar, generalmente se encuentran con cuatro aspectos:

El mercado es mucho más grande de lo que pensaban

Su market share es más pequeño de lo que presumían

Sus competidores reales no están necesariamente entre los otros productos de su categoría, se amplía el scoop de competencia

El potencial de crecimiento es mayor, porque el “no consumo” es habitualmente uno de los mayores competidores

A los productos desarrollados de este modo se les conoce como “marcas propósito”.  La gran ventaja de las marcas propósito es que no se construyen a través de grandes inversiones en publicidad y marketing. Dos tipos de inversión muy caras en las cuales no puede basarse una empresa de nueva creación para crecer.

Todos estos conceptos son extremadamente importantes para los emprendedores y han sido desarrollados en profundidad por el académico Clayton Christensen de la Universidad de Harvard y por Toni Ulwick, consultor estadounidense especializado en temas relacionados con la innovación. Recomendamos consultar las publicaciones de ambos ya que acercan y clarifican muchos conceptos alrededor del emprendimiento y la innovación.

Entre la bibliografia de Clayton Christensen encontramos títulos como “El Dilema de los innovadores (1997) y El ADN del Innovador (2011). Por lo que respecta a la bibliografía de Toni Ulwick destaca el libro “Ofrezca a sus clientes lo que desean” (2006).

Innovación en startups: en qué es mejor innovar?

Innovación en startups

En la serie de consejos que desde Intelectium estamos dando a los emprendedores, la noción de innovación está siempre presente en todas las cápsulas informativas. Y es que en definitiva, emprender es, sobre todo, innovar. El emprendedor se dedica a innovar.

A través de este vídeo, Patricio Hunt, CEO de Intelectium, explicará cómo puede un emprendedor definir qué actividad de su negocio puede ser especialmente innovadora o disruptiva.

Todos sabemos que para tener más éxito hay que innovar donde la necesidad es más acusada. Ahora bien, para encontrar esa necesidad debemos dar algunos pasos y lo mejor para comenzar, es buscar de modo sistemático.

Podemos decir que en una área de un negocio existe necesidad de innovar si se cumplen tres condiciones:

1. Los consumidores está realizando una actividad pero no disponen de herramientas suficientemente buenas para realizarla. Las herramientas existentes no llegan a facilitar ni a simplificar dicha tarea.

2. La actividad está siendo realizada por una gran cantidad de personas, en países diferentes, y de un modo similar.

3. Existe una actividad concreta dentro de esa actividad general que genera un alto grado de insatisfacción en los usuarios al utilizar herramientas que ya existen. Además, esa actividad o tarea concreta es crítica para llevar a cabo la actividad general.

El emprendedor, a través de la búsqueda sistemática, debe ser capaz de encontrar una actividad que mucha gente esté desarrollando, pero en la que no existan buenas herramientas para su ejecución. Esta es la parte más difícil de todo el proceso. De hecho, uno de los errores más frecuentes de los emprendedores es desarrollar soluciones novedosas, eficientes y eficaces para tareas que muy poca gente realiza: no dejan de ser soluciones en búsqueda de problemas.

Una vez identificada esa actividad, debe estudiarse a fondo y dividirse en tareas específicas. Después, se entrevistará a una muestra relativamente pequeña de personas que llevan a cabo esa actividad, y se analizará con detenimiento cuál es su grado de satisfacción con las herramientas que ya existen en el mercado para realizar cada una de esas tareas.

La tarea con mayor criticidad y con el mayor índice de insatisfacción será aquella a la que el emprendedor deberá dedicarle más tiempo, imaginación y recursos para diseñar una mejor solución a todas las existentes. Este, sin duda, es el camino para crear soluciones a problemas que necesitan ser resueltos y que son relevantes en un determinado sector de consumo. Y para nosotros es la definición de innovación en su estado más puro, innovar para resolver una necesidad grande que no esté satisfecha con las herramientas creadas y diseñadas hasta la fecha. 

Más: Invertir en I+D no es lo mismo que innovar

¿Cuál es el emprendedor que más gusta a los inversores?

En Intelectium hemos comenzado una serie de consejos a emprendedores en forma de píldoras audiovisuales. Tras la primera entrega (¿En qué emprender?), dedicada a saber en qué sector debemos crear nuestra nueva empresa, publicamos un segundo capítulo, en este caso centrado en las maneras en que una startup puede innovar aprovechando diferentes circunstancias.

La innovación es la función específica del emprendimiento, dijo Peter Drucker. Efectivamente, emprender es, sobre todo, innovar. Pero, ¿cómo y cuándo hacerlo? ¿Qué indicadores pueden guiarnos? En las compañías y/o sectores existen cuatro fuentes de oportunidad para innovar: sucesos inesperados, incongruencias, necesidades de proceso y cambios en la industria o en el mercado. Además, hay otras tres fuentes en el entorno social e intelectual que podían inspirar al emprendedor: cambios demográficos, cambios de percepción y la creación de nuevo conocimiento.

En efecto, los emprendedores han de estar muy atentos a lo que ocurre a su alrededor, porque de cualquier resultado inesperado puede surgir la oportunidad de innovar. Podemos mencionar el caso de la compañía 3M, en la que Spence Silver estaba intentando mejorar los adhesivos de acrilato, principal producto de su empresa. Uno de los asistentes a uno de sus seminarios, un tal Art Fry, iba con frecuencia a la Iglesia y tenía el problema de que siempre se le caían los separadores que utilizaba en su libro de himnos. Cuando vio que el adhesivo de acrilato no se pegaba con fuerza y además no dejaba residuo, se le ocurrió la idea de ponerlo en el borde de un papel. Sus separadores, entonces, no se caerían y además los podía cambiar de lugar. Así surgió el post-it.

Otra fuente de innovación es la incongruencia y la discontinuidad. Las incongruencias son fáciles de identificar. La más típica ocurre cuando una industria crece y sus márgenes de beneficio baja. Las discontinuidades son más complejas de reconocer, ya que se trata de patrones de tendencia que emergen de la convergencia de determinadas tendencias que pueden ser identificadas en la economía, el consumo, la sociedad, la familia, la tecnología y la política, y que pueden cambiar de una forma radical las reglas del juego de un sector. Indentificar este tipo de discontinuidades requiere poner en marcha tallere de trabajo muy específicos. En Intelectium los hemos hecho con varios clientes. Son procesos muy efectivos, ya que permiten detenerse un momento y simular el futuro de una manera muy científica.

Las necesidades de proceso también suelen generar importantes innovaciones. Por ejemplo, el nuevo iMac supuso un desafío para los ingenieros de Apple. Para poder unir la parte frontal y la trasera, tuvieron que buscar y adaptar procesos de fabricación que se utilizan en la industria de la aviación o de la fabricación de cohetes espaciales.

Los cambios en las industrias o mercados generan oportunidades excepcionales. Ahí está el caso de la industria de la música. Internet ha dado origen a nuevas formas de hacer negocios y a nuevas empresas: iTunes, Spotify, Pandora, etc. Lo mismo está ocurriendo con el cine, con players como Netflix, Hulu, etc., o en el sector de las editoriales, con Amazon Kindle y más compañías.

En cuanto a las oportunidades que se generan fuera de las compañías e industrias, las que se refieren a cambios demográficos son las que más potencial tienen y también las más fiables. Estos cambios tienen un doble valor: ocurren despacio y, por tanto, son predecibles. En la actualidad hay varias tendencias sociodemográficas que están generando cambios interesantes en los comportamientos de consumo: hay más gente que vive sola, tenemos mayor esperanza de vida, etc.

Los cambios de percepción están relacionados con las tendencias sociodemográficas. Uno de los cambios más potentes de este tipo que se está dando es la percepción de que es importante llevar una vida sana, que está dando lugar a la aparición de nuevos negocios relacionados con el cultivo, la elaboración y la venta de productos ecológicos, o la necesidad de cuidar el medioambiente, que está influenciando la forma en que producimos energía, fabricamos electrodomésticos o construimos casas.

Las innovaciones basadas en la creación de nuevo conocimiento reciben mucha atención, pero requieren mucho tiempo para encontrar aplicación, difundirse y adoptarse. Para que se desarrollen tienen que converger muchas disciplinas. Además, son poco predecibles y generan un alto índice de fracaso (empresas fallidas).

En definitiva, y aunque las fuentes de innovación estén claras, la innovación requiere, sobre todo, trabajo sistemático, bien estructurado, intenso, y dirigido a un objetivo concreto y claro. Pero lo más importante es innovar en algo que la gente ya esté haciendo o intentando hacer.

Patricio Hunt - Intelectium

Ecosistema del emprendimiento

El trabajo de Intelectium es apoyar a los emprendedores. No sólo buscando financiación o diseñando planes de negocio y de expansión internacional, sino también ayudándoles a entender el mercado en el que sus empresas operan y capacitándolos para que tomen decisiones. Además, vamos más allá de los meros servicios: creemos que lo importante es crear vínculos estables con emprendedores e inversores.

En la coyuntura actual, esa labor es aún más necesaria. Por ello, publicaremos desde hoy una serie de consejos a los emprendedores a través de píldoras audiovisuales que dará nuestro socio director Patricio Hunt, apoyándonos en nuestro conocimiento del ecosistema emprendedor y de los actores implicados.

¿En qué área es mejor emprender? ¿Cómo y en qué áreas se puede innovar? ¿En qué se fijan los inversores para valorar un proyecto? ¿Qué tipo de proyecto debo crear, un B2B o B2C? Abordaremos estas y muchas otros aspectos fundamentales para que los nuevos emprendedores tengan más claro qué forma deben darle a su proyecto. Una iniciativa que iremos actualizando en este blog y de la que se puede leer ya la primera entrega: ¿En qué emprender?