All posts tagged inversión

ICF FINANCIACIÓN STARTUPS

Cataluña refuerza su apuesta por las startups y pymes innovadoras. A través del Instituto Catalán de Finanzas (ICF) han lanzado dos vehículos de inversión: ICF Capital Expansió II y ICF Venture Tech II que están dotados de 70 millones de euros en total.

ICF Capital Expansió II será la continuación del anterior vehículo y seguirá la misma estrategia de inversión. Se centrarán en compañías con facturación superior a 10 millones de euros y con un enfoque industrial, aunque empresas con un enfoque más generalista también podrán ser elegibles. Este vehículo dispondrá de 50 millones de euros (30 más que el anterior) y el ticket por operación oscilará entre 1 y 5 millones para proyectos en crecimiento. Destacan las inversiones de las empresas Kompuestos y la del Instituto Oftalmológico Tres Torres.

En cuanto al segundo vehículo, será una continuación del anterior, pero se centrará en el Venture Capital, más concretamente en startups centradas en el sector TIC.  Esta ayuda estará dotada de 20 millones (10 más que la anterior), el ticket por operación rondará los 500.000 y 1.5 millones de euros. Destacan las inversiones en las startups VozTelecom y Science Bits.

Según el informe Impacto económico y social del capital privado en las operaciones de “middle market” en España de la patronal del sector (Ascri), se dice que entre el 2000 y el 2017, el capital privado invirtió alrededor de 44.000 millones en más de 7.500 empresas lo que impactó positivamente en empleo, facturación y resultado de explotación (Ebitda).

En este informe se muestra que las empresas participadas por fondos crearon 27.000 empleos totales frente a los 2.000 que se destruyeron en las no participadas. El volumen de ventas de las 186 empresas creció a una media del 8% anual y su ebitda al 7% anual, frente a la evolución del grupo de control: ventas (0,8%) y ebitda (-6,4%).

¿Qué es ICF?

ICF son las siglas del Instituto Catalán de Finanzas, una entidad financiera pública dependiente de la Generalitat de Cataluña. Su misión principal es impulsar y facilitar el acceso a la financiación del tejido empresarial de Cataluña, con el objetivo de contribuir al crecimiento de la economía catalana, actuando como completo al sector de financiación privado de startups.

ICF financia a startups y emprendedores catalanes, acompañando su desarrollo y crecimiento, generando valor que repercute en toda la sociedad.

 

Las marcas nativas digitales o DNVB, por sus siglas en inglés, son startups nacidas 100% online que aprovechan el fácil acceso a los consumidores de todo un país desde internet para poder hacer crecer su negocio con unos costes relativamente bajos. Se centran, principalmente, en la experiencia del cliente para crear una comunidad alrededor de la marca, aumentar su masa crítica de usuarios, hasta poder llegar a extender su negocio con las tradicionales tiendas físicas. Entre los casos de éxito españoles más conocidos están Mr wonderful, Hawkers o Wetaca.

Estas marcas y empresas nativas digitales se integran dentro del comercio electrónico mundial, que es un mercado que no ha dejado de crecer desde el 2015 a un ritmo del 20% anual. Dentro del comercio electrónico, Amazon sigue posicionado como el gigante indiscutible, con un crecimiento de aproximadamente el 23% en el 2016 y del 69% en 2017. Debido a este increíble auge, la competencia directa con Amazon se hace imposible, llevando al resto de players del mercado a apostar por estrategias distintas, como invertir en un concepto de marca única, desarrollar una profunda experiencia asociada al producto y posicionarse en segmentos específicos del mercado con una oferta muy concreta de producto. Esto hace que las Native Digital Brands aumenten en cantidad, pero que también lo hagan en velocidad ya que, en Estados Unidos, crecen tres veces más rápido que el total de comercio electrónico mostrando una evolución y un cambio en el mercado online.

Las marcas digitales crecen tres veces más rápido que el total del e-commerce estadounidense

La mayor diferencia de estas DNVB con las empresas de comercio electrónico tradicionales es que son un modelo totalmente integrado, lo que significa que se pueden diferenciar desde la fase de fabricación del producto hasta su distribución, lo que ayuda a crear una fuerte imagen de marca. Estas empresas eliminan por completo los intermediarios de distribución tradicionales del sector y junto a la reducción de costes y la adopción de un modelo basado en la relación directa con el cliente, producen una mayor transparencia entre ambas partes. Esto provoca que el cliente sienta a la empresa mucho más cercana, despertando un sentimiento de comunidad, con lo que ésta consigue fans que pueden emplear de embajadores haciendo que la marca pueda generar más renombre.

Algo importante que prima en esta nueva tipología de empresas es la calidad por encima de la cantidad. Vivimos en tiempos en los que la transparencia es primordial y los consumidores desean autenticidad y sentir que tienen una buena relación con la marca, es por eso que los productos que venden las DNVB están diseñados para satisfacer las necesidades de un tipo de consumidor específico. Se suelen centrar en un solo producto, lo que les permite que la calidad de este sea muy alta y que cada elemento este acorde a los gustos de los clientes. Además, pueden inventar sus propias reglas y diferenciarse con enfoques que los hacen únicos porque pueden administrar sus precios de distribución.

Las native digital brands tienen un completo control y dominio de las redes sociales y consiguen desarrollar una comunicación especial a la hora de crear vínculos con sus clientes ya que consiguen crear una pequeña comunidad con ellos y que estos se conviertan en embajadores. Con consumidores satisfechos y con ánimo de hacer de embajadores de la marca, aumentará el NPS (Net Promoter Score), un indicador de satisfacción del cliente con la marca que mide la fidelidad de los clientes a ésta.

Pese a ser empresas nacidas puramente online, puede darse el caso de que transicionen al comercio offline. Un caso famoso es el de la española Hawkers, que inició su comercio online en 2013 pero debido al gran auge que tuvieron, empezaron a expandirse abriendo tiendas físicas en España, Italia y Portugal, llegando a tener a día de hoy 39 establecimientos activos. Y pese a hacer el salto, estos negocios logran combinar su experiencia en el comercio electrónico con tiendas físicas lo que permite que estas aumenten su impacto y sus resultados considerablemente.

Otro caso de éxito es el de Colvin, el Marketplace de ramos de flores que digitaliza un sector hasta ahora tan tradicional como el de la floristería, añadiendo valores o mejoras significativas como la inmediatez, frescura de las flores, etc. Muchas native digital brands consiguen digitalizar un sector tradicional y con ello hacer que evolucione para dirigirlo y enfocarlo a un público más millenial. Empresas como “We are Knitters” se ha enfocado mucho en este aspecto, vendiendo ovillos de lana y agujas de coser, un sector que era casi inexistente en España y que han sabido reinventar para un público joven. Este es un factor diferencial que emplean las DNVB como Marmota, que comercializan colchones eliminando los intermediarios o Freshly Cosmetics, la empresa española que vende productos de maquillaje naturales, veganos y sostenibles. Aparte de estos casos de éxito, cabe destacar digital brands como Hannun, Lagaam, María Pascual, Panapop o Sockaholic.

Estos valores hacen a las DVNB muy atractivas para nuevos emprendedores que quieren seguir la estela de las grandes digital brands ya establecidas, empezando a jugar un papel en este creciente mercado. Pero, aunque estas empresas parecen ser una revolución que cambiará el mundo de la emprendeduría, no es oro todo lo que reluce, y a pesar de tener muchos beneficios, también presentan ciertos retos.

El principal reto al que se enfrentan las Digital Brands es la complejidad de tener que controlar todas las fases del proceso: creación o fabricación, almacenaje, distribución y diferenciación. Otro de los desafíos para estas nuevas marcas digitales es saber mantener el interés de los usuarios, y no ser una simple moda. Además de esto, debido a que es un mercado que ha estado y sigue en auge durante los últimos años, resulta difícil resaltar frente al resto de competidores.

Pero esto no es lo único a lo que se enfrentan este tipo de marcas. Las DNVB tienen cada vez más problemas para atraer inversores, ya que vender un producto como lo hacen estas empresas, es un gran reto de inversión en Venture.  Este es un problema que se acentúa con el paso del tiempo. Los productos de nicho, pequeños y menos diferenciados entre sí, recibirán cada vez menos inversión. Esto es debido principalmente al gran auge que han tenido estas empresas. Los inversores cada vez tienen más complicaciones a la hora de encontrar un producto único en el que invertir ya que el mercado de las DNVB no deja de crecer.

Otro reto que se presenta a estas nuevas empresas es el de la creación de la empresa. Al no tener capital, suele ser muy arriesgado empezar una digital Brand, tal y como comentan Ali y JT Marino, cofundadores de Tuft & Needle. Al no tener prácticamente dinero para publicitarse, se centraban especialmente en el boca a boca de la gente para darse a conocer. Esto en sí es un problema si el producto que se trata de vender no atrae ni gusta al público. Depender tanto del público es problemático y puede hacer que el proyecto no consiga financiación.

El mercado como tal se está comenzando a saturar de empresas nuevas y productos similares que es muy complejo encontrar una categoría de producto donde no haya un competidor con inversión en Venture Capital. Esta afirmación la amplia Kevin Lavelle, fundador de Mizzen, diciendo que en los últimos años es cada vez más difícil crear una Startup DTC sin inversión en Venture Capital.

No obstante, si las volvemos a comparar con los e-commerce, las DNVB suelen ser más rentables desde su creación ya que los márgenes entre coste de producción y precio de ventas son más amplios, lo que reporta más beneficios. Esto es debido a que al llevar un modelo “vertical” (la V de DNVB) éstas tienen mucho más control sobre el precio y, por tanto, consiguen más margen, que es algo que los e-commerce convencionales no pueden conseguir. Además, los marketers (personas que se encargan de ayudar a los equipos de ventas a comercializar un servicio o producto mediante estrategias de marketing), tienen muchos datos y saben cómo usarlos. Al tener más datos pueden realizar mejores campañas de marketing, con ello reducir costes y al tener costes reducidos, de nuevo consiguen más margen de beneficio. Estos cambios han hecho que las native digital vertical brands hayan revolucionado el mercado del comercio online y se posicionen como el futuro de este.

Barcelona siempre ha representado una ciudad de progreso e innovación tanto en España como dentro del ecosistema europeo, y cada año crece más en este sentido. El año pasado Barcelona se situó como la quinta ciudad en cuanto a inversión de startups, el tercer mejor HUB de Europa y como la ciudad más predominante en el ecosistema de startups español, con un incremento del 11% en cuanto al número de startups residentes en esta ciudad respecto al 2017, sumando un total de 1.197 startups.

La pregunta entonces es, ¿Por qué Barcelona llama tanto la atención a las empresas emergentes? Barcelona se ha establecido como ecosistema empresarial y de eventos tecnológicos que cuentan con un fuerte respaldo público, además de una gran fuente de talento tanto local como internacional, lo que permite que se hayan creado e instaurado compañías globales. Además, Barcelona dispone de una situación geográfica excepcional que sirve como enclave para muchas empresas ya que es la puerta al sur de Europa, siendo la capital del área mediterránea y una plataforma de enlace perfecta con América Latina.

Todo ello convierte a la Ciudad Condal en un destino excelente para nuevas startups y empresas ya establecidas. Además, si sumamos a los pros su consideración como la segunda Smart City del mundo, sólo por detrás de Singapur, aún se refuerza más el liderazgo de la ciudad frente a otras ubicaciones competentes. Su popularidad como Smart City viene ligada principalmente a sus políticas de energía y sostenibilidad.

En cuanto a inversión en startups, Barcelona consiguió un 90% más de desarrollo durante el año pasado, aumentando la cifra de 453 millones de euros del 2017 a 871 millones de euros en 2018. Este incremento supuso un 66,4% de toda la inversión en España durante el año pasado.

Haciendo una comparativa con el resto del estado, los dos main hubs, Barcelona y Madrid son los que más capital aportan al conjunto del estado español. Mientras que Barcelona consiguió, el año pasado, 871 millones, Madrid aportó 342 millones y el resto del estado sumó 220 millones de euros. Ambas ciudades destacan en las métricas de innovación, ocupando las posiciones 15 y 16 en el ranking europeo. En este aspecto, Madrid supera a Barcelona ligeramente debido su mayor inversión en I+D. A pesar de ello, ambas despuntan por sus espacios de innovación, además de distritos tecnológicos como el 22@ en Barcelona y la zona de Madrid Norte que acogen cada vez un mayor número de empresas de este sector.

Los sectores en los que más se ha invertido han sido, Marketplace (72%), e-Commerce (69%), apps de móvil (69%) y SaaS (20%), corroborando así que Barcelona es una ciudad focalizada en el ámbito tecnológico. Por otro lado, las industrias que prevalecen superiores son las industrias de Home (54%), salud y bienestar (22%), transporte (17%) y software B2B (15%).

Gráfico de los principales sectores en Barcelona

Gráfico de las principales industrias de Barcelona

Entre las industrias que más porcentaje representan, el sector Biotech dentro de salud y bienestar, caracteriza a la región de Cataluña integrando a más de 1.000 empresas y generando 31.087 millones de euros cada año. El 93,8% de estas empresas están concentrados en la provincia de Barcelona y en este sentido la propia ciudad de Barcelona agrupa más de la mitad de estas compañías, concretamente un 51,9%, lo que sitúa a la capital catalana como líder del sector, no sólo en el marco de Cataluña sino también dentro del ámbito español.

Barcelona sigue apostando por globalizar la marca Barcelona con el objetivo de estimular su ecosistema local atrayendo tanto a futuros inversores como a organizaciones internacionales. Esto servirá para aumentar aún más la escena tecnológica competiendo con ciudades líderes como Londres o Berlín.

Desde Intelectium, al estar ubicados en la ciudad condal, podemos ver estos cambios de primera mano y notar como cada año que pasa la ciudad consigue más renombre internacionalmente. Cada vez hay más empresas que optan por invertir en la ciudad condal o instalar sus headquarters en ella, además de que el número de emprendedores aumenta a ritmo vertiginoso, dotando de más fuerza una ciudad y a su nivel de madurez para competir con el resto de ciudades del mundo.

La startup Letgo continua suponiendo el principal foco de atracción de inversión

El mercado de las startups sigue siendo uno de los ámbitos que más velozmente crece en Europa, con un volumen de inversión en startups que superó el año pasado los 28 billones de euros. Según datos compilados por Mobile World Capital. El mercado español no se queda corto en esta materia, llegando a superar en 2018 el billón de euros por primera vez en su corta historia.

A través del estudio, se observa, cómo entre el 2017 y el 2018 hay un enorme salto en cuanto a inversión. En el 2017, se realizaron 195 rondas de inversión en startups que consiguieron movilizar 783 millones de euros mientras que en el 2018 se realizaron 166 rondas, 29 menos, pero que llegaron a conseguir más de mil millones de euros, suponiendo un incremento del 67.3% de un año respecto al otro. Esto es en gran parte gracias a Letgo, el marketplace competidor de Wallapop, que está co-fundado por un español y tiene un importante centro de trabajo en Barcelona, pero cuyos headquarters están en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos.

Por ese motivo, al no estar afianzada totalmente en el mercado español, hemos querido ver como quedaría el panorama de inversión español sin los millones que mueve esta startup. Letgo cerró el 2018 con 430 millones de euros, 300 millones más que la segunda startup española más grande, que en este caso sería Cabify con 130 millones. Esta diferencia tan grande es principalmente debido a que Letgo genera mucho negocio en Estados Unidos.  Es por eso que, si obviamos esta compañía, la inversión española bajaría hasta los 881 millones de Euros, lo que sigue suponiendo un incremento en comparación al 2017 pero sin llegar a marcar el hito del billón de Euros.

Panorama español con LETGO

 

Panorama español sin LETGO

De los datos provistos por MWC, también se deduce que en 2018 se ha incrementado el tamaño de las rondas en España y muchas de ellas han llegado a superar los 100 millones de euros; Letgo levantó una ronda de 430M€, Cabify de 130M€ y Glovo de 115M€. Mientras que en 2017 el volumen conseguido por rondas superiores a 100 millones fue de 259 millones, levantados únicamente por Letgo, en 2018 el volumen ha sido de 720 millones, aunque más de la mitad de este capital ha seguido viniendo por parte de la mencionada compañía. Con estos datos, se confirma que esta empresa de clasificados mobile era ya muy dominante hace un año, pero que durante el 2018 han subido varios escalafones otras startups españolas que están viviendo un constante crecimiento y capacidad de movilizar inversión.

Una de las empresas que ha experimentado un crecimiento más pronunciado es la barcelonesa Glovo, startup de delivery, que cerró el 2017 con un total de 25 millones de euros en inversión, pero que este pasado 2018 ha conseguido superar la barrera de los 100 millones y cerrar el año con 115 millones de euros. Glovo ha sido la startup que más ha crecido de un año a otro, pasando de séptimo a tercer lugar, teniendo por encima únicamente a los unicornios de Letgo y Cabify.  Y este caso, a diferencia de Letgo, si que lo podemos contar como un caso de éxito 100% español.

En términos más generales, el tamaño promedio de las rondas de inversión en 2018 se ha posicionado alrededor de los 10 millones de euros, 29 startups españolas han sido capaces de levantar ese capital, siendo 12 de ellas de Barcelona, hub de inversión líder dentro del ecosistema startup español.

Empresas con más volumen de inversión en el pasado año 2018

En España, como es esperable, hay dos centros de actividad principales, Madrid y Barcelona, y le siguen de cerca otras ciudades emergentes como Bilbao y Valencia. De las dos urbes centrales, Barcelona es la que ha subido más posiciones en atracción de inversión, siendo capaz de cerrar 76 acuerdos de inversión, 30 más que Madrid, ciudad que ha movido 46 rondas de inversión.

Otro indicador que se suma a la tendencia positiva del sector de la inversión en startups de España, es el incremento en el número de exits. En el 2018, se registraron un total de 40 exits referentes a compañías tecnológicas españolas. Los casos más destacados son los de STAT-Dx que fue adquirida por Qiagen por un valor de 191 millones, Lifull CO compró Mitula Group por 118 millones e Indra adquirió Paradigma Digital por un importe de 70 millones. El valor de las transacciones ascendió a 488 millones de euros en España en general, mientras que en Barcelona, en particular, esta cifra alcanzó los 272 millones.

Podemos afirmar que España se encuentra en un muy buen momento, cada año el capital invertido en startups aumenta, y pese a que Letgo aporta gran parte de este capital, quitando su contribución, el panorama general español sigue manteniéndose al alza. Cada año que pasa se concentra más capital de inversión que el anterior, las ciudades españolas siguen creciendo y los hubs ya establecidos, como Barcelona o Madrid, cada vez compiten más bis a bis con el resto de ciudades de Europa. Si la tendencia se mantiene en la misma línea durante los próximos años, España se posicionará como una de las potencias europeas a nivel de startups y de atracción de inversión.

Desde Intelectium vemos que el sector de inversión está comenzando a madurar, hasta hace poco el tamaño de las rondas españolas era insignificante si lo ponías en comparación con rondas de Reino Unido o EEUU, ahora ya comenzamos a mover rondas de inversión de tamaño millonario. Gracias a la efervescencia que están viviendo las startups españolas y la experiencia que están adquiriendo emprendedores, inversores y fondos de capital riesgo, se está consiguiendo formar un ecosistema emprendedor mucho más fuerte y capaz de competir con el exterior.  Además, el nivel tecnológico e innovador de las startups españolas está atrayendo grandes sumas de capital extranjero. La cartera de GP Bullhound ya incluye a startups españolas como Ontruck, Startio y Playtomic. Por su lado, Spotahome, ha sido capaz de levantar el interés de Kleiner Perkins, fondo con sede en Silicon Valley famoso por haber invertido en gigantes como Amazon, Google o Uber.

En este sentido, si sumamos a la ecuación las tendencias que se prevén en el futuro de las startups, más seguridad en los datos de Internet, Inteligencia Artificial aplicada al conocimiento del consumidor y el SaaS como la estrella indiscutible, se presenta un panorama muy alentador tanto para el mercado europeo, como en especial, para el español, ya que tiene un gran número de startups concentradas en estas tecnologías que seguro que serán capaces de competir a nivel internacional.

No obstante, para que el ecosistema emprendedor termine de despegar, las desinversiones tienen que acompañar. Una buena manera de conseguirlo es aprovechar la entrada de fondos de capital extranjeros que sirvan para poner en el radar startups españolas a potenciales compradores foráneos. Estos exits locales podrían devolver importantes sumas de dinero a inversores y fondos de capital riesgo, que redundarían en tickets más generosos de inversión para la siguiente camada de  startups.

TURISMO: el sector con las startups más rentables
  • El 74% de los proyectos emprendedores de turismo tardan menos de un año en monetizar

  • Más del 50% de las empresas turísticas invierten en innovación

España es líder mundial de competitividad en turismo. Así lo demostraba su primera posición en el Foro Económico Mundial, por delante de otros 136 países. Por eso, no es de extrañar que el turismo también represente el sector donde las startups o empresas de nueva creación sean más rentables.

Según el Informe “El Estado de la Innovación Turística en España 2017” realizado por ESADE en colaboración con Deloitte y el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), el 74% de los proyectos emprendedores turísticos tardan menos de un año en monetizar. Además, estos se caracterizan por necesitar muy poco capital de inversión para poder ser posibles, el 63% de los proyectos requieren entre 3.000€ y 20.000€, sólo el 8% precisó de más de 100.000€. Estos indicadores desprenden la alta rentabilidad del turismo como sector startup, ya que sus proyectos son muy rápidos de entrar en el mercado y monetizar.

En esta línea, las empresas turísticas han incrementado durante estos últimos años de forma notable su inversión en innovación. Más de un 50% de las sociedades vinculadas al turismo invierten en esta materia entre un 1% y un 4% de su facturación. Ha crecido el número de empresas que invierten por primera vez en innovación, principalmente para mejorar la tecnología que ofrecen al cliente, aumentar el número de clientela y mejorar la imagen de la compañía. Ocupan papeles menos relevantes la innovación para mejorar la sostenibilidad de los procesos y la innovación para el aumento de precios y reducción de costes.

Por otra parte, en menos de 4 años el porcentaje de empresarios que innovan y desean acelerar el proceso pasa del 34% al 44%.  Siendo los clientes y empleados las principales fuentes de innovación para las empresas turísticas, muy por delante de proveedores, distribuidores y competidores.

Por último, el informe destaca que el principal obstáculo para emprender o innovar con el que se topan las empresas turísticas es la ausencia de apoyos oficiales para hacerlo, seguido de la falta de conocimientos empresariales y el miedo al fracaso.

Fuente: Informe “El Estado de la Innovación Turística en España 2017”

Las startups tecnológicas europeas baten cifras récord

Europa va bien. Así lo demuestran los indicadores financieros. Las startups tecnológicas europeas han llegado a alcanzar unas cifras de inversión nunca vistas, según datos de Dealroom, han recibido más de 5.500 millones de euros en inversión.

La empresas británicas lideran las inversiones recibidas, ocupando un 38% del total (2.100 millones). Reino Unido es el país europeo donde hay más rondas de tamaño grande y mediano. Por su parte, Israel, Alemania y Francia siguen de cerca a Gran Bretaña, con rondas de tamaño similar.

Pero no sólo las startups están de récord, los fondos conseguidos por los inversores de capital riesgo en Europa también están al alza, han alcanzado los 6.400 millones de euros en 2016.

Estos grupos inversores, sirven de fuente de la mayoría de inversiones del continente, llegando a una cifra que no se veía desde 2007.

Las telecomunicaciones y tecnología (44%) seguidas de las empresas de biotecnología y salud (27%) son los sectores y mercados en los que más se invierte en Europa.

En el informe elaborado por el grupo Invest Europe, se destaca el posicionamiento de Barcelona como centro tecnológico de importancia para Europa, sobre todo en los sectores del comercio electrónico, telecomunicaciones y videojuegos. También se habla sobre la reciente aceleración de todo el ecosistema inversor y emprendedor español, destacando su aumento de desarrollo.

En este sentido, a nivel más general, el mercado europeo sigue sin producir grandes exits y empresas capaces de rivalizar con los gigantes estadounidenses y asiáticos, pero avanza por buen camino.

Fuente: La Vanguardia

 

El Grupo de expertos de alto nivel de la Comisión Europea publica su primer informe

En septiembre de 2016, la Comisión Europea (CE) creó un grupo de expertos de alto nivel para poder asesorarse y decidir sobre las futuras prioridades en investigación.

En el contexto de la evaluación intermedia del Programa Horizonte 2020, el mandato del Grupo es proporcionar asesoramiento específico sobre cómo maximizar el impacto de la inversión de la Unión Europea en la Investigación e innovación.

El grupo de expertos de alto nivel, presidido por Pascal Lamy, nombrado presidente emérito por el Instituto Jacques Delors, inició su trabajo en diciembre de 2016 y durante la primera semana de julio ha publicado en Bruselas el primer informe: LAB-FAB-APP: Invertir en el futuro europeo que queremos.

El grupo está formado por 12 miembros de la talla de Mark Ferguson, Director General de la Fundación de Ciencias de Irlanda y Consejero Científico Principal del Gobierno de Irlanda, Cristina Garmendia, Presidenta de la Fundación Cotec, Maya Plenz, Director Geerente de 50More Ventures y Martin Brudermüller, vicepresidente del Consejo de Directores Ejecutivos y Director de Tecnología de BASF SE.

En este sentido, las recomendaciones citadas en el primer informe por el grupo de expertos se centraron en:

  • La priorización de la investigación en base al presupuesto disponible.
  • La construcción de una política de innovación capaz de crear nuevos mercados.
  • Más inversión en educación a la innovación y en investigadores.
  • Rediseñar el programa de I+D para un mayor impacto.
  • Movilizar e involucrar más a los ciudadanos en la Investigación, el Desarrollo y la Innovación.
  • Mejorar las sinergias entre la financiación internacional y la nacional.
  • Comunicar en mayor escala los resultados de las investigaciones y avances conseguidos.
Fuente: Eshorizonte y Comisión Europea
Más: Abierta la convocatoria Advanced Grants

El Programa europeo Horizonte 2020 aumentará su presupuesto en 200 millones de euros

Las Tecnologías Emergentes en el Programa Europeo Horizon2020

ASCRI, Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión es una organización sin ánimo de lucro encargada de representar a la industria de Capital Privado (Venture Capital & Private Equity) en España.

ASCRI engloba hasta casi 100 firmas nacionales e internacional de Venture Capital & Private Equity y, a más de 50 proveedores de servicios, difundiendo y garantizando los estándares profesionales entre sus miembros, los cuales son: “la transparencia, las best practices y el buen gobierno”.

¿Cuáles son los objetivos de ASCRI?

Entre los principales objetivos de ASCRI destacan el papel representativo de esta Asociación para el sector Venture Capital & Private Equity ante las autoridades, Gobierno, instituciones, inversores, empresarios y medios de comunicación. Emitiendo informaciones de forma regular y proporcionando estadísticas y contenido actualizado sobre la evolución del marco fiscal y legal.

ASCRI también se encarga de organizar periódicamente una serie de actividades (cursos de formación, eventos y mesas redondas) para los socios y público general con el fin de reforzar y difundir la contribución del Capital Privado para la economía y el crecimiento económico de las PYMES en España.

ASCRI en cifras

En la actualidad, la Asociación cuenta con 98 socios gestores, 52 socios asesores y 4 socios inversores, estos socios representan más del 90% de las entidades de capital privado existentes en España.

ASCRI cuenta con un apartado en su web dónde publica semanalmente noticias sobre el sector y sus fondos asociados (blog de ASCRI), también realiza Estadísticas y publicaciones de carácter anual sobre el estado de inversión en las Startups Españolas e informes de impacto social y económico del capital privado, entre otras.

La Asociación fue fundada en 1986 y celebró el año pasado, 2016, su 30 aniversario.

El Capital Privado en España 

Según datos de ASCRI, durante el periodo de 2007-2014, las comunidades autónomas de España que cuentan con el número de empresas participadas más elevado son Cataluña, con 491 empresas participadas y un volumen total invertido de 5.554 millones de euros y Madrid, con 320 empresas participadas y un volumen total invertido de 8.105 millones de euros. A su vez, la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares es la que menos presencia tiene en el capital privado español, con tan sólo 8 empresas participadas y 104 millones de euros invertidos.

Fuente: ASCRI