Madurez del Venture Capital en España

El ecosistema emprendedor de España vive un momento de gran dinamismo, en el que tanto las startups como los fondos institucionales de Venture Capital y Capital Riesgo han alcanzado un grado de madurez suficiente.

El pasado 29 de marzo se presentó el Informe de Webcapitalriesgo “Madurez del Venture Capital en España” un análisis profundo del ecosistema Venture Capital, que repasa los cambios en este sector de inversión durante los últimos años en España.

El principal cambio que ha experimentado el Venture Capital en España ha sido la entrada masiva de inversores internacionales, cifra que se ha multiplicado x5 en los últimos cinco años. Como consecuencia, España se ha postulado definitivamente como uno de los países donde se pueden cerrar operaciones muy rentables.

El informe destaca también el papel de las aceleradoras y plataformas de crowdfuning como agentes positivos para el ecosistema emprendedor e inversor español. La mayor organización de los Business angels, el tamaño alcanzado por algunas startups o la contribución de agentes públicos como Enisa o FondICO Global, son otros factores que también han participado en este cambio positivo del Venture Capital.

En este sentido, se puede decir que el Venture Capital español ha alcanzado un grado de madurez suficiente como para originar más operaciones de desinversión en favor de grandes grupos industriales, de fondos de Private Equity o de eventuales salidas a bolsa.

Los fondos internacionales de Venture Capital llegaron masivamente entre el período de 2011 a 2016. En total 103 fondos de 17 países, de los cuales más de la mitad tienen procedencia de Estados Unidos.

La especialización del inversor también se ha posicionado como un concepto clave, sobre todo aquellos que están focalizados en sectores de Internet y comunicaciones.

Se ha multiplicado x6 el número de startups que han recibido más de 8 millones de euros de financiación desde el año 2000, con casi 4 coinversiones por empresa de promedio. Los inversores internacionales son los que invierten, en promedio, más de 5 millones de euros por media, mientras que los VC nacionales aportan tickets más pequeños.

Por último, el Informe hace hincapié en que “a pesar del grado de euforia que se respira ahora en el emprendimiento español, no hay que olvidar que el Venture Capital apenas tiene dos décadas de historia y que queda un largo camino por recorrer”.

Fuente: Informe “Madurez del Venture Capital en España”