All posts tagged PID

Convocatoria PID: ¿Qué sectores han recibido más financiación durante 2017?

Del total de 1.408 proyectos aprobados por el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) en la línea de financiación y cooperación (PID) “Proyectos de investigación y desarrollo“, el Sector de la Biotecnología, Tecnologías de la Salud y Agroalimentación ha sido el que ha acumulado más financiación durante el año 2017.

El Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) apoya las actividades de I+D a través de la financiación de proyectos de I+D desarrollados por empresas españolas con el objetivo de crear y/o mejorar procesos productivos, productos o servicios.

Durante el 2017, CDTI ha financiado a un total de 1.408 proyectos, entre los cuales, la mayoría del porcentaje de empresas beneficiarias han sido compañías dentro del sector de la Biotecnología, Tecnologías de la Salud y Agroalimentación (28%). Muy de cerca le siguen las empresas del sector de las Tecnologías Industriales y de la Sociedad de la Información (25%), también las del sector de las Tecnologías de la Energía, de la Fabricación y del Transporte (24%) y las del sector de las Tecnologías químicas, medioambientales y de materiales (23%).

¿Qué es la línea de financiación PID de CDTI?

Se trata de una convocatoria anual, que permanece abierta todo el año y que su modalidad es de préstamo parcialmente reembolsable con condiciones muy ventajosas: con un tipo de interés fijo Euribor a 1 año, devolución de 7 a 10 años, incluyendo una carencia entre 2 y 3 años, tramo no reembolsable del 30% de la ayuda. CDTI anticipa el 35% de la ayuda con un límite de 250.000 euros, sin exigir garantías adicionales.

Son considerados proyectos de I+D aquellos orientados a la creación y/o mejora substancial de un procedimiento productivo, producto o servicio, comprendiendo tanto actividades de investigación industrial como de desarrollo experimental. En cuanto al sector o tecnología, no existe ninguna restricción.

La línea de financiación PID, financia gastos de personal; costes de instrumentos y materiales; costes de investigación contractuales, conocimientos técnicos y patentes adquiridas, consultoría y servicios equivalentes; gastos generales en suplementos y otros gastos derivados del proyecto. También financia el gasto derivado del informe de auditor.

La ayuda de CDTI PID, cuenta con un tramo no reembolsable que se calcula sobre un préstamo de máximo del 85% del presupuesto total aprobado por el Consejo de Administración.

CDTI plantea la convocatoria de PID como una ayuda incentivadora, modificando el comportamiento de las empresas en cuanto al grado de innovación y los recursos disponibles para realizarlo. La ayuda de CDTI debe permitir a las empresas realizar, de una manera mucho menos limitada, las actividades de investigación y desarrollo, dotando de mayores recursos y facilidades.

¿Qué requisitos plantea la convocatoria PID de CDTI?

· La empresa solicitante deberá financiar al menos el 15% del presupuesto del proyecto presentado con recursos propios.

· Además, el presupuesto mínimo elegible es de 175.000 euros.

· El proyecto presentado deberá tener una duración de 12 a 36 meses para los proyectos individuales y de 12 a 48 meses para el resto de categorías* de proyectos.

· No podrán ser beneficiarias de la ayuda de CDTI las empresas en crisis, ni aquellas empresas que estén sujetas a una orden de recuperación económica pendiente tras una decisión previa de la CE (Comisión Europea) que haya declarado una ayuda ilegal e incompatible con el mercado común.

¿Qué tipologías de proyectos de I+D financia la línea PID de CDTI?

CDTI financia 5 tipologías diferentes de proyectos de I+D, las cuales se organizan en:

1 · Proyectos de I+D individuales: cuando son proyectos presentados por una única empresa.

2 · Proyectos de I+D de Cooperación Nacional: cuando son proyectos presentados por un consorcio de un mínimo de 2 y un máximo de 6 empresas totalmente autónomas. Para poder presentar un proyecto en modalidad de cooperación se requerirá que las empresas involucradas formalicen una agrupación de interés económico (AIE) o a través de la formalización de un acuerdo privado de colaboración que sirva como guía para el consorcio.

3 · Proyectos de I+D de Cooperación Tecnológica Internacional: cuando son proyectos presentados por empresas españolas que participan a su vez en programas de cooperación tecnológica internacional gestionados por el mismo CDTI; Programas multilaterales tales como EUREKA, IBEROEKA, y PRIMA; Programas bilaterales establecidos por CDTI con algunas Instituciones y Agencias de Financiación de otros países; Programas de proyectos internacionales con certificación y seguimiento unilateral de CDTI.

4 · Proyectos de Cooperación Tecnológica Europea: cuando son proyectos relacionados con la potenciación tecnológica de las empresas españolas a la hora de participar en iniciativas y proyectos europeos tales como; Proyectos Importantes de Interés Común Europeo (PIICE); Proyectos de las Iniciativas Tecnológicas Conjuntas (JTI) y Proyectos derivados de las convocatorias ERANET’s.

5 · Proyectos de I+D de Capacitación Tecnológica Internacional: cuando son proyectos en relación con la potenciación de la capacidad tecnológica de las empresas españolas para participar en licitaciones de proyectos y programas gestionadas por organizaciones internacionales en las que CDTI juega un papel principal de representación española o programas con los cuales CDTI tenga acuerdos de colaboración. Algunos ejemplos de estos programas internacionales son: CERN, ESO, ESS, FAIR, ITER o XFEL.

¿Quieres saber si tu proyecto es elegible para la línea PID de CDTI?

Contacta con nuestro experto en ayudas. Desde Intelectium tenemos amplia experiencia en la solicitud y consecución de ayudas PID. Podemos estudiar tu proyecto y valorar su encaje para la convocatoria. Contacta con nosotros a través del siguiente formulario.

Fuente: CDTI 

¿Cómo financiar tu startup de la manera más eficaz?

Autores: Carlos Carvajal, Consultor de I+D y Patricio Hunt, Managing Director de Intelectium Startup Accelerator.

Una empresa tecnológica debe innovar con el objetivo puesto en el mercado, o queda condenada a morir lentamente. Ecosistemas como el de las TIC, la Salud o el Transporte, entre otros, están en evolución permanente, dejando obsoletas tecnologías con pasmosa velocidad y disrupcionando aceleradamente modelos de negocio antes omnipresentes.

En apenas unos años, el Cloud ha redefinido las reglas del software como servicio, los avances en genómica dan origen a la medicina personalizada, adaptada a cada paciente, y los nuevos agentes de la logística confían en la Inteligencia Artificial para reducir tiempo, costes y conseguir mayor eficiencia.

En este contexto, las PYMEs y startups tienen una gran oportunidad, ya que debido a su tamaño y velocidad de adaptación, están más cerca de lo que ocurre en el mercado, son más flexibles y más capaces de liderar el cambio. Y en los últimos años, los organismos públicos están empezando a adaptar sus programas de ayuda a la innovación, comúnmente referida como I+D+i, para dar mayor cabida a las startups.

Sin embargo, de los más de 2.500 millones de euros que se pusieron a disposición para financiar la I+D+i en 2016, todavía es muy bajo el presupuesto dirigido a empresas y startups, lo que hace que s ayudas a la I+D+i sean un instrumento de financiación muy valorado y, por tanto, muy competido.

Por este motivo, para acceder a los instrumentos de financiación, con mayores probabilidades, es importante no sólo conocer bien cuáles son las ayudas de I+D disponibles sino cuáles de ellas encajan mejor con nuestro proyecto o innovación, de forma tal de invertir el tiempo escaso de tecnólogos y gestores de la forma más eficaz, con el mayor retorno posible.

¿Qué #ayudas públicas encajan mejor con nuestro #proyecto? #startups #emprendimiento Clic para tuitear

Optimizar el esfuerzo: solicitar la financiación más adecuada

Si bien es cierto que cada caso concreto precisa de un análisis ad-hoc, existen una serie de criterios esenciales que pueden resultar muy útiles para entender qué necesitamos y cuál es el  instrumento más adecuado para cada startup en función de su industria, modelo de negocio y estadio de desarrollo.

Desde Intelectium proponemos una metodología estructurada en cuatro ejes para entender qué instrumento se adapta mejor a la estrategia y posibilidades de cada startup:

  1. Analiza qué tipo de partidas contables financia cada instrumento
    Es importante tener en cuenta qué queremos financiar exactamente para maximizar el éxito de obtención de la financiación. No es lo mismo querer financiar todas las partidas de un proyecto (recursos humanos, adquisición de equipamiento, o capital de trabajo) que solo alguna de estas partidas. Es importante entender que cada instrumento ha sido diseñado para financiar unas de estas partidas y no otras, así como hay otros instrumentos más generalistas que financian todas ellas.  Existen instrumentos especialmente diseñados para la financiación de subcontrataciones o material (PID o AEESD), otros que financian la contratación de personal para la creación o expansión de unidades de investigación (Torres Quevedo o Emplea), otros que financian la adquisición de nuevo equipamiento (líneas específicas en el CDTI), y otros más generalistas que financian globalmente la compañía sin discriminar partidas (ENISA, instrumentos regionales).
  2. Define si quieres financiar innovación, desarrollo o investigación
    El concepto de innovación es amplio y esto hace que en ocasiones se confundan los términos Investigación y Desarrollo (I+D) con innovación, una confusión que puede desembocar en la denegación de la solicitud. Debemos tener muy claro qué tipo de innovación estamos proponiendo y si ésta es a la está destinada el instrumento al que queremos aplicar. Así, ayudas como Retos-Colaboración, AEESD o Torres Quevedo ofrecen mejores condiciones a la I+D, es decir, proyectos más cercanos “al laboratorio” que “al mercado”, como podría ser diseñar conceptualmente un nuevo protocolo de comunicación. Ayudas como el PID del CDTI, en cambio, permiten enfocados al desarrollo experimental, pero también al desarrollo de proyectos más orientados al mercado, como podrían ser trabajos de desarrollo de nuevas funcionalidades para un producto ya existente. En el contexto europeo, esta cercanía al mercado se conoce como Technology Readiness Level, y una escala claramente definida entre 1 y 9 permite entender con bastante facilidad en qué punto de madurez se encuentra el proyecto.
  1. Considera el estadio /tamaño de tu compañía
    Impulsar a las PYMEs es una prioridad a nivel español y europeo.
    No obstante, una PYME puede encontrarse en una etapa de crecimiento muy diferente, desde una startup muy incipiente hasta una empresa mediana con un equipo de más de 100 personas y una facturación superior a 10 millones.Por lo tanto, es esencial entender si una ayuda va dirigida a un tipo u otro de PYME, porque muchas veces las bases de las convocatorias son un poco ambiguas. Así, ayudas como Neotec, Emplea o Torres Quevedo pueden suponer un buen impulso para startups y microempresas y en cambio otras, como Retos-Colaboración o AEESD, aunque ofrecen muy buenas condiciones para pequeñas empresas y en el pasado han financiado numerosas startups, actualmente son ayudas que están siendo aprobadas mayoritariamente en los casos de empresas más maduras y consolidadas.
  1. Identifica hacia qué industrias están dirigidos los proyectos internos de la compañía
    Para empresas que venden vuelos o reservan habitaciones de hoteles por Internet, no es difícil interpretar que ayudas como Emprendetur son una posibilidad muy cierta para ellas.  Sin embargo, para otras compañías que están trabajando en entornos más generalistas como por ejemplo “Internet of Things” esto último no es tan obvio.  Ahora bien, una compañía de IoT que está trabajando en un proyecto para reducir el consumo energético de los hoteles, podrá aplicar a Emprendetur con posibilidades ciertas de ser aprobada.  Por lo tanto, para el emprendedor o el CFO es muy importante hacer un análisis pormenorizado de todos los proyectos que se están desarrollando o por desarrollar en su compañía y entender a qué industria están enfocados. En definitiva, ayudas sectoriales como Emprendetur para turismo o la Agencia Estatal de Salud, para empresas del sector salud, pueden ser muy atractivas para compañías que estén orientando su negocio o estén desarrollando parte de su facturación con empresas de estos sectores.

 

Cómo podemos colaborar contigo

En Intelectium contamos con más de 7 años de experiencia ayudando a startups y pymes innovadoras en sus procesos de apalancamiento con instrumentos privados y públicos. Hemos movilizado hacia este tipo de compañías, trabajando siempre mayormente a éxito, recursos por más de 70 millones de Euros en este período. Conocemos y dominamos todas las ayudas a la I+D+i españolas y europeas.  Pero, sobretodo, antes de comprometernos a nada realizamos estudios profundos y sistemáticos de las compañías, sus proyectos, sus estados contables, y estadios de crecimiento, para determinar con la mayor precisión posible qué ayudas encajan mejor en cada caso.  De esta manera, sumado a nuestra forma de trabajar en donde elaboramos las memorias nosotros mismos, intentando reducir al mínimo posible la involucración de los directivos de la compañía, lo que conseguimos es optimizar el tiempo de los recursos de la compañía – su bien más escaso, como nadie lo consigue en el mercado.

Contacta con nosotros haciendo click aquí y financia tu empresa de la manera más eficaz, eficiente y expeditiva.