1. Novedades
  2. Financiación proyectos I+D
  3. Guía práctica para pedir un PID del CDTI: Ayuda para proyectos de Investigación y Desarrollo

Guía práctica para pedir un PID del CDTI: Ayuda para proyectos de Investigación y Desarrollo

Para ser beneficiario de un préstamo de la línea PID del CDTI, debes poder demostrar un aspecto tecnológico diferencial de tu proyecto respecto las tecnologías ya existentes en tu mercado y/o sector de actuación.
28 octubre 2022
·
5 min Leerla

A través de los préstamos parcialmente reembolsables de la línea PID, el CDTI incentiva la investigación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas.

¡Descubre cómo acceder a este tipo de financiación!

 

Como hemos comentado en otras ocasiones, a través del CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación) puedes acceder a diferentes líneas de financiación para tu startup o pyme.

 

¿Qué aspectos debes tener en cuenta para elegir la línea de CDTI que mejor se adapte a tu proyecto?

El tipo de solicitante (pyme o gran empresa) y el grado de madurez tecnológica y empresarial determinarán el encaje de tu proyecto con una u otra línea del CDTI.

 

Descubre las diferentes opciones de financiación que ofrece el CDTI haciendo click aquí.

 

En esta ocasión, nos centraremos en el proceso que como emprendedor deberás llevar a cabo para solicitar un préstamo mediante la línea PID del CDTI.

 

¿Qué proyectos pueden ser beneficiarios de un préstamo PID?

Mediante la línea PID, el CDTI ofrece financiación para proyectos de investigación industrial y/o desarrollo experimental que impliquen la mejora significativa de un proceso productivo, producto o servicio.

 

Los proyectos deben estar no iniciados en el momento de la solicitud. La financiación concedida será en formato de ayuda parcialmente reembolsable, compuesta por la combinación de un préstamo corriente y un tramo no reembolsable (TNR), este tramo es una subvención a fondo perdido que la empresa no tiene que devolver.

 

Los gastos subvencionables por el Programa PID son el instrumental y equipo necesario, el personal implicado en el proyecto, las subcontrataciones y los gastos generales.

 

¿Qué requisitos debe cumplir tu empresa para ser beneficiario de la línea?

No estar en situación de crisis tanto en el momento de la solicitud de la ayuda como en el último ejercicio cerrado.

Para ello, los fondos propios de tu compañía deben ser mayores a la mitad resultante de la suma del capital más prima. Es decir: ffpp>(K+P)/2.

– Contar con facturación recurrente mensual que demuestre la aceptación de tu producto en el mercado.

– Contar con un equipo propio de I+D dedicado a proyectos tecnológicos con el que se pueda justificar el desarrollo y el importe del proyecto presentado.

– Cumplir con el principio de no perjuicio significativo al medioambiente (DNSH).

– Que el proyecto tenga una duración de entre 12 y 36 meses. Los proyectos desarrollados en cooperación podrán tener una la duración de hasta 48 meses.

 

¿Cuáles son los pasos para realizar la solicitud?

Para iniciar la solicitud de un préstamo PID debes regístrate en el portal de la entidad e iniciar una nueva solicitud en la sección “Gestión de Ayudas – Área Privada.

 

Una vez hayas obtenido tu usuario y contraseña, deberás subir a la plataforma la información administrativa y económica que te soliciten, incluyendo un resumen del proyecto y el presupuesto del mismo (debes poder desglosar este presupuesto por actividad y por conceptos financiables).

 

Tras haber completado este primer paso, deberás tener preparados dos documentos esenciales: la memoria del proyecto (incluyendo los objetivos del proyecto, la solución a desarrollar, el plan de trabajo, la justificación del proyecto, etc.) y la información de la empresa (incluyendo estado actual de la compañía, mercado, modelo de negocio, productos, equipo, etc.).

 

Para realizar esta memoria, puedes descargarte y cumplimentar la plantilla disponible en la Sede Electrónica de CDTI-E.P.E.

 

Más adelante, deberás aportar información adicional en la que se incluyen las cuentas anuales registradas de los últimos 3 años (si aplica) y las provisionales del año en curso.

 

¿Cómo es el proceso de evaluación?

Para ser beneficiario de un préstamo de la línea PID del CDTI el organismo analiza tu proyecto en dos partes diferenciadas: tras una evaluación técnica1 deberás pasar una evaluación financiera2.

 

Es importante tener en cuenta que, aunque la evaluación suele tener una duración total de entre 2 y 4 meses, dependiendo de la época del año en que hayas realizado la solicitud, el proceso puede alargarse hasta 6 meses.

 

Evaluación técnica. Durante la evaluación técnica de tu proyecto, el evaluador asignado por el CDTI puede pedir información adicional a la previamente aportada y coordinará una visita presencial a tus oficinas, donde deberá asistir el CTO de tu compañía o en su ausencia, el director del proyecto. Los criterios bajo los que se realiza dicha evaluación pueden resumirse en:

  1. Plan de explotación comercial del proyecto
  2. Tecnología e innovación del proyecto
  3. Capacidad de la empresa o consorcio
  4. Impacto socioeconómico y medio ambiental

 

Evaluación financiera. Durante la evaluación financiera el evaluador asignador por el CDTI buscará comprobar que, efectivamente, tu empresa cuenta con un balance saneado, una facturación consolidada y que el presupuesto presentado se sitúa dentro de los márgenes habituales. Para ello, puede pedir información adicional a la aportada durante el proceso de solicitud.

 

Es en este punto cuando si el evaluador financiero determina que el proyecto necesita garantías, realizará una propuesta de condiciones al cliente.

 

Los procesos que se llevan a cabo en dicha evaluación pueden resumirse en:

  1. Análisis sobre la consideración de empresa en crisis.
  2. Análisis económico-financiero y de riesgo, midiendo el nivel de solvencia.
  3. Determinación del porcentaje de aportación CDTI, tramo no reembolsable, calendario de amortización e intensidad de ayuda del proyecto.
  4. Análisis económico-financiero del proyecto.
  5. Adecuación económico-financiera de cada empresa al presupuesto que realiza en el proyecto.

 

Tras pasar por ambas evaluaciones, el proyecto pasará a consejo3, donde aprobaran o no la solicitud del préstamo.

 

Según la decisión que tome el consejo, recibirás una carta de aprobación o rechazo4 y, en caso de aprobación, las condiciones y el desglose del presupuesto aprobado por hitos.

 

A partir de este momento, dispondrás de 2 meses para formalizar la firma del contrato5 en modalidad de “firma a distancia”. Para ello, deberás entregar una serie de documentos administrativos y presentar los avales en caso de que CDTI haya requerido garantías. Una vez firmado el contrato por parte de CDTI, es el momento de que realices la firma mediante ratificación6 ante la notaría escogida, para lo cual dispondrás de 10 días naturales. El anticipo, de hasta un 35% del importe concedido (con un límite máximo de 250.000€) se recibe durante las semanas siguientes a realizar la ratificación.

 

En caso de necesitarlo, y justificándolo debidamente puedes extender dicho período a través de las conocidas como ampliaciones de plazo.

 

Una vez te han aprobado la concesión de la ayuda deberás justificar la ejecución del proyecto para recibir el pago completo del mismo.

 

¿Sabes qué se necesita para llevar a cabo la justificación que te comentamos? En próximos artículos abordaremos la importancia de realizarla correctamente y los pasos para poder llevarla a cabo de forma correcta.

 

Debes tener en cuenta que para enviar la solicitud es necesario tener un certificado vigente de firma electrónica, puesto que debes aplicar a la convocatoria mediante una aplicación externa (autofirma). El certificado electrónico con el que se realice la presentación deberá corresponder al representante legal o apoderado de la empresa solicitante.

 

¿Cómo funcionan las garantías del CDTI?

El CDTI puede requerir a la compañía un porcentaje de garantías sobre el total de la ayuda, dependiendo del riesgo financiero de cada operación.

 

Estas garantías se presentan mediante avales por pignoración del propio préstamo, es decir, no son avales personales del emprendedor ni de la compañía, sino que el banco retiene una parte de la ayuda en modo de garantía. Estos avales van vinculados en el porcentaje fijado a cada uno de los pagos que realiza CDTI, es decir, el anticipo y los pagos correspondientes a cada hito.

 

¿Qué recomendamos desde Intelectium?

Para ser beneficiario de un préstamo del CDTI no basta con cumplir con los requisitos previamente mencionados. Es fundamental que seas capaz de acompañar la información de tu compañía con una buena memoria donde se deje claro el valor del proyecto y tu capacidad para realizarlo. Para ello, desde Intelectium recomendamos:

– Concreción técnica

– Incluir referencias

– Redacción clara

– Incluir gráficos ilustrativos y notas al pie

– Presentar un presupuesto ajustado según los criterios de CDTI (debes tener en cuenta que el CDTI diferencia entre categorías de personal según su titulación).

– Incluir nuevas contrataciones (da puntos en la evaluación).

 

En Intelectium somos expertos en la solicitud de préstamos PID del CDTI. Te ayudamos a valorar la elegibilidad de tu empresa para la convocatoria. Una vez analizada, elaboramos una memoria detallada para poder realizar la solicitud y consecución de la ayuda.

 

Funcionamos bajo un modelo totalmente orientado al éxito, en el que no cobramos set up fees iniciales para comenzar a trabajar, sino que vamos a riesgo y sólo cobramos si conseguimos la financiación para la empresa.

 

Ponte en contacto con nosotros aquí para poder recibir asesoramiento experto sin ningún tipo de compromiso.

 

Descubre la historia de algunas de las empresas que hemos ayudado a conseguir la línea CDTI PID

Caso de éxito Intelectium: Zankyou consigue las ayudas de CDTI y Enisa

Caso de éxito Intelectium: Alqua consigue una ayuda PID del CDTI de más de 376.000 euros.

 

Más Noticias