1. Novedades
  2. aceleradora startups
  3. ¿Qué es una aceleradora de startups? ¿En qué se diferencia de una incubadora?

¿Qué es una aceleradora de startups? ¿En qué se diferencia de una incubadora?

Conoce todos los detalles para saber diferenciar entre aceleradoras e incubadoras, ¡Ya no te equivocaras más!
03 septiembre 2020
·
3 min Leerla

Los emprendedores pueden decidir hacer su propio camino, pero es común que muchos decidan apoyarse en unas figuras que les pueden suponer una gran ayuda para desarrollar sus proyectos y escalarlos rápidamente. Hablamos de las incubadoras y las aceleradoras de startups, pero ¿Qué es exactamente una aceleradora de startups?¿En qué se diferencia de una incubadora?

Se trata de dos conceptos que en ocasiones se usan erróneamente como sinónimos, pero que tienen sus diferencias claras. La principal es la fase en la que se encuentran los proyectos que acogen. Las incubadoras son para personas que tienen una idea, un concepto en el aire o ganas de emprender, es decir, que pueden admitir empresas incluso antes de que hayan sido creadas, en una fase semilla o inicial.

Por el contrario, una aceleradora de startups ayuda a los emprendedores con startups que están desde en una fase inicial a una más desarrollada. Normalmente, son para proyectos validados que han llegado al Product/ Market Fit, es decir, que han comprobado que su producto o servicio satisface realmente una importante demanda existente en el mercado. Además, suelen tener el equipo ya constituido.

Su principal similitud con las incubadoras -y seguramente el motivo de que se confundan con tanta frecuencia- es que ambas proporcionan a los emprendedores un espacio físico, mentores y formación y les ayudan a conseguir inversión. A veces, el espacio físico no existe. No obstante, las incubadoras ofrecen también una metodología que en las aceleradoras no suele darse.

En las aceleradoras, por su parte, tras concluir el programa se hace un pitch delante de inversores y el objetivo suele ser cerrar una primera ronda de inversión.  Antes de llegar a ello las han ayudado a encontrar un modelo de negocio adecuado y a definir su estrategia de captación de clientes. Es común que algunas pivoten durante el proceso o varíen el target o negocio con el que entraron en los programas.

Tipos de aceleradoras de startups

Hay varios tipos de aceleradoras, dependiendo de su propiedad y temáticas. Podemos clasificarlas en 3 diferentes:

– Aceleradoras públicas- Son aquellas que dependen de algún organismo o institución pública.

– Aceleradoras privadas- Aceleradoras que nacen de una iniciativa de capital privado.

– Aceleradoras corporativas- Las suelen montar grandes empresas que buscan startups para complementar su negocio, adquirir talento o diversificarse en nuevos negocios. Suelen ser muy sectoriales o verticales. No es una norma que se dé siempre, pero en ocasiones recurren a un tercero para que monte los programas, aunque los ofrece con su marca y usando sus instalaciones y personal. Ejemplos: las de Bankia, Seat, Grupo Mahou San Miguel (Barlab) o Banco Sabadell (BStartup)

Estas tres tipologías de startups tienen una diferencia que puede resultar para los co-fundadores. Se quedan con un porcentaje distinto de equity. En el caso de las públicas no piden ningún porcentaje. Las aceleradoras privadas se aseguran entre un 5% y un 15%, aunque lo más común en España es que se apropien de entre 7% y un 10%. Por su parte, las corporativas se agencian de un 0% a un 10% de equity.

 

Principales aceleradoras de startups en España

En los últimos años en España la aceleradoras han ido proliferando cada vez más, sobre todo por el aumento del interés de las corporate en el mundo emprendedor y su decisión de lanzar aceleradoras corporativas para acceder más fácilmente a la innovación.

No obstante, hay algunas muy conocidas y reconocidas en el ámbito privado:

– Seedrocket- Fue una de las primeras en nacer en España y de las que mejor fama tiene. Se creo en 2008 y basa su actividad en Barcelona.

– Wayra- Aceleradora puesta en marcha por Telefónica en 2011. Aunque comenzaron con un centro en España, en poco tiempo se expandieron fuera de nuestro país, abriendo otros puntos en Latinoamérica e incluso en Reino Unido.

– Lanzadera- Tiene sede en Valencia y es una apuesta persona de Juan Roig, fundador de la cadena de supermercados Mercadona.

– Conector- Fundada por Carlos Blanco y otros personajes más mediáticos como Risto Mejide. Está basada en Barcelona y apuesta por startups en fase seed.

Más Noticias