1. Novedades
  2. iniciativas covid-19
  3. Análisis del ecosistema startup: ¿Qué sectores se han beneficiado del Covid-19?

Análisis del ecosistema startup: ¿Qué sectores se han beneficiado del Covid-19?

A pesar de la incertidumbre y la inestabilidad provocada por la crisis del Covid-19, las startups de sectores como la salud, el e-commerce y la ciberseguridad han conseguido superar las dificultades y adaptarse a las circunstancias.
31 marzo 2021
·
5 min Leerla

En el artículo de hoy analizamos en qué sectores las startups han logrado consolidar sus productos y servicios en el mercado y salir beneficiadas de la crisis del Covid-19.

La situación vivida durante los primeros meses del Covid-19 originó una crisis económica y social sin precedentes, durante el año 2020, de la que aún no se conoce su final. La crisis ha atacado con especial gravedad a las empresas en general y a las startups en particular, debido a la propia naturaleza de las mismas, donde la falta de liquidez e ingresos han sido los principales obstáculos a los que han tenido que enfrentarse, las compañías de reciente creación, para poder mantener su actividad en el escenario de la post pandemia.

 De la misma manera, la crisis y las medidas de confinamiento adoptadas por muchos gobiernos han acelerado cambios estructurales en la economía a escala mundial. Entre estas transformaciones destaca, por encima de cualquier otro, la digitalización que, pese a tener un peso relevante en la mayoría de sectores con anterioridad a la crisis, se ha visto, sin lugar a dudas, estimulada durante este período. Por eso, las startups que han podido adaptarse y reinventar sus modelos de negocio son las que han conseguido mayor inmunidad frente a las consecuencias del coronavirus. 

En cuanto a los sectores que han resultado ser los más beneficiados por los efectos del Covid-19 destacan:

 

Salud y wellbeing

No resulta difícil entender por qué, a raíz de la pandemia, la preocupación por la salud ha crecido de manera generalizada y exponencial en la sociedad. La importancia de la salud se ha hecho patente no solo entre el público en general, también para los inversores profesionales. Son estos mismos inversores profesionales quienes durante el último trimestre del año han decidido apostar por el potencial de las startups del sector sanitario, entre las que se incluyen startups dedicadas a la telemedicina y prevención, a la salud mental,  al wellbeing personal… e incrementar sus inversiones en ellas.   

Así, mientras que en 2019 las startups catalanas dedicadas a la salud cerraron el año con una captación total de 140 millones de euros, la cifra lograda al finalizar el año 2020 ha sido de 226 millones de euros (un 61% más), según los datos recogidos en el Informe Bioregió de Catalunya 2020. 

Por su parte, el creciente interés por financiar este tipo de proyectos frente a otros, ha logrado que importantes startups dedicadas a la biotecnología, concentradas hasta el momento en Barcelona, se hayan establecido en diversos puntos del territorio español, para enfrentarse al reto de encontrar soluciones que logren combatir la pandemia. 

Varios estudios recogen otro dato que evidencia el hecho de que la salud se está posicionando como uno de los sectores que, a raíz del Covid-19, ofrece más oportunidades para emprender: casi un 50% de los emprendedores elegiría iniciar proyectos ubicados dentro del ámbito sanitario. 

Además, las aplicaciones dedicadas a la salud mental o el diagnóstico en remoto han cobrado especial importancia durante estos últimos meses.  La apuesta por la digitalización y la innovación como principales herramientas para descongestionar el sistema sanitario e intentar paliar el incremento de trastornos como la ansiedad o la depresión. 

 

 Ecommerce

Durante el período de confinamiento, el uso del comercio electrónico experimentó de manera casi forzada, por la imposibilidad de los ciudadanos de desplazarse a comprar a los locales físicos, un fuerte crecimiento que se mantuvo durante los meses posteriores. A diferencia de lo sucedido durante la crisis de 2007, cuando se produjeron cambios en el modelo de consumo debido a la disminución del poder adquisitivo de gran parte de los consumidores, los cambios actuales  responden a la necesidad de satisfacer las necesidades de un consumidor que no quiere exponerse a riesgos, saliendo de su casa para adquirir los productos que desea.

Hasta la llegada del Covid-19, conseguir optimizar los procesos logísticos en cuanto a compra y envío de mercaderías se refiere, era una de las asignaturas pendientes para la mayoría de comercios. En un momento en que las cadenas de suministro de los mercados tradicionales se han saturado, las startups dedicadas al delivery han encontrado su cuota de mercado y se han sabido establecer como alternativas más que eficientes.

Pero no solo las startups b2c tienen cabida en este sector, según un estudio realizado por GoDaddy, en España, solo el 10% de las pymes cuentan con soluciones  electrónicas que permitan a sus consumidores adquirir productos de manera online, desde sus propias casas. El dato abre la puerta a que aquellas startups, con modelos de negocio b2b, que cuenten con la tecnología necesaria para facilitar la implantación de soluciones digitales en empresas tradicionales que desean abrir nuevos canales de venta, se posicionen como actores clave del sector.  

 

E-sports y gaming

El crecimiento de la cultura digital y todo lo que ella comporta es ya una realidad. Cuando los deportes tradicionales y las competiciones se pararon sin previo aviso y por completo, el consumo de videojuegos, que ya era una de las tendencias al alza de la era pre covid, aumentó de manera considerable. Incluso los propios futbolistas y otros deportistas profesionales dieron visibilidad a las oportunidades que brindan los e-sports de seguir en contacto con el deporte.

Además, en el ámbito de la publicidad el sector de los e-sports es uno de los sectores que mueve más dinero. Los anunciantes, conscientes de las grandes audiencias que se logran durante las retransmisiones de las partidas en vivo, han confiado en su potencial, hecho que facilita a las startups dedicadas a los videojuegos mostrar su atractivo y conseguir financiación externa.  

Aunque el concepto de e-sports no sea nuevo, las circunstancias actuales han favorecido su expansión y ha logrado convertirse en uno de los sectores más beneficiados por el Covid-19. 

En cuanto al gaming, el hecho que Barcelona, que ya jugaba un papel protagonista hasta la fecha, se haya acabado de perfilar como hub internacional, tanto como por número de empresas como por capacidad de atraer talento e inversión internacional, supone un punto de apoyo importante para las startups ubicadas dentro del panorama nacional. 

En España, donde el porcentaje de gamers entre el total de los usuarios con conexión a Internet supera en casi 5 puntos a la media global, las compañías del sector lograron incrementar sus beneficios durante los primeros meses de la pandemia. Según el estudio de Goldstein Market Intelligence “Europe Games Market Report 2030”, se espera que el año 2030 los ingresos generados en el mercado global hayan alcanzado un tamaño de 35.000 millones de dólares. 

 

Ciberseguridad

El teletrabajo ha llegado para quedarse y con ello, también lo ha hecho la preocupación de las empresas por protegerse de los, cada vez más frecuentes, ciberataques y mantener a salvo la información y los datos con los que trabajan diariamente. 

El covid ha forzado la digitalización de gran parte del tejido empresarial español. Por eso, a la vez que crecen las propuestas para facilitar los procesos de trabajo telemático, también lo hace, de manera casi paralela, el número de startups que ofrece soluciones de ciberseguridad. 

Los datos lo avalan: durante el primer trimestre del año el mercado mundial de ciberseguridad creció un 9,7% con respecto a la cifra del primer trimestre de 2019, según datos de la consultora Canalys. 

El hecho de que tanto empresas como usuarios sean más conscientes de la importancia de protegerse ante posibles robos de información, explica por qué es cada vez más frecuente que las compañías cuenten con la figura del CISO, Chief Information Security Office, y por qué muchas empresas, pese a prever un descenso de sus ingresos durante el año 2021, están dispuestas a aumentar sus presupuestos en ciberseguridad (según un informe realizado por la consultora PwC).

 

Más: 20 startups y proyectos emprendedores surgidos a raíz de la crisis del Coronavirus

 

Más Noticias