En el diario Expansión del sábado 27 de diciembre pasado se publica un artículo interesante del Sr. Jordi Canals, director general del IESE, que hace referencia a que el éxito de las empresas españolas que se han convertido en referentes internacionales como BBVA, Inditex, Indra, Mango, Santander o Telefónica, entre otras, no se ha debido a la mayor inversión en tecnología o la asignación de recursos adicionales a la investigación.  Prosigue el Sr. Canals explicando que la base del éxito de estas empresas tiene su origen en un modelo de negocios innovador.

Aunque el artículo del Sr. Canals no profundiza en los orígenes de su aseveración, como la misma va en el mismo sentido de un artículo escrito por mi en este mismo Blog hace unas semanas atrás (ver “I+D vs. Innovación”), he querido ahondar en los datos que prueban esta hipótesis en un contexto más amplio que el español.  Para refutar la hipótesis de que las empresas que más invierten en “I+D” son las más exitosas e innovadoras,
he recurrido a un artículo publicado hace muy poquito en la revista “strategy+business” (nº 53).  En este artículo se listan las 20 empresas globales que más han invertido en I+D durante el año 2007.  Interesantemente, lo primero que he notado es que solamente 7 de estas empresas figuran también entre las primeras 30 de la lista de empresas más innovadoras elaborada por Business Week entre Senior Managers de todo el mundo.  Pero lo más interesante es el análisis del desempeño de las empresas de una y otra lista a lo largo de los últimos años.  El promedio de las compañías más innovadoras según Business Week que ya cotizaban en bolsa en 1987, durante los siguientes 20 años evolucionaron 3,55 veces mejor que el índice S&P500 frente a las 3,13 veces que lo hicieron el promedio de las compañías que más invierten en I+D.  Sin embargo, en la medida que acotamos el estudio a los últimos 10 o 5 años los datos se vuelven más drásticos.  Entre 1997 y 2007, las compañías más innovadoras evolucionaron 10,56 veces por encima del S&P500 mientras que las que más invierten en I+D lo hicieron apenas 1,63 veces mejor!  Y entre 2002 y 2007 las más innovadoras evolucionaron 3,13 veces mejor que el S&P500 mientras que las que más invierten en I+D apenas lograron emular al S&P500…
Lo anterior revela tres temas clave que las empresas y los funcionarios de gobierno deberían analizar muy profundamente debido a las profundas implicaciones que tiene para las empresas y las economías de los países:

  1. A mayor inversión en I+D, en períodos largos, las empresas se desempeñan claramente mejor que el promedio del mercado.
  2. Sin embargo, el mero hecho de invertir en I+D no necesariamente hace que las compañías sean más innovadoras.  Se puede innovar sin necesariamente invertir grandes sumas en I+D.
  3. Cuando el foco cambia y se invierte en Innovación, los resultados son mucho más poderosos que los conseguidos a partir de la mera inversión en I+D.