1. Novedades
  2. ronda de financiación startup
  3. La importancia de un buen deck para conseguir financiación

La importancia de un buen deck para conseguir financiación

Invertir en startups implica riesgo y los inversores lo saben: 9 de cada 10 no logra superar su cuarto año de vida. Por eso, disponer de un buen deck, capaz de transmitir el valor del proyecto, se convierte en vital cuando se trata de conseguir financiación y de convencer a los mejores inversores y compañeros de viaje.
08 junio 2021
·
6 min Leerla

¿Qué es un deck? ¿Cuándo se utiliza? ¿Qué hay que tener en cuenta para crear un buen deck?

 

Para ayudarte a incrementar las posibilidades de que tu startup consiga levantar con éxito una ronda de financiación privada, en el artículo de hoy desvelamos las principales cuestiones a tener en cuenta y los errores que desde Intelectium sugerimos evitar durante la creación y presentación del deck a futuros inversores. 

 

¿Qué es un deck y cuándo se utiliza?

Un investor deck está compuesto por una serie de documentos que los emprendedores preparan, generalmente cuando se encuentran en proceso de levantar rondas de financiación privadas, para presentar la información clave de la compañía a cualquier persona que pueda estar interesada en ella.  En pocas palabras, el deck es la carta de presentación de tu proyecto o compañía ante futuros inversores. Hay que tener claro que el objetivo del deck no es conseguir financiación, el objetivo del deck es conseguir que los futuros inversores se interesen por el proyecto y convencerlos para tener una próxima reunión.

 

Un aspecto importante a tener en cuenta es el canal por el que los futuros inversores van a recibir la presentación de la compañía. En el caso de que dicha información vaya a ser enviada mediante un correo electrónico o similares, sin posibilidad de que el emprendedor aporte información adicional, el deck deberá ser un documento autoexplicativo, con suficiente texto como para resolver las principales dudas que los inversores puedan tener en un primer momento acerca del proyecto. En cambio, cuando el emprendedor tiene la oportunidad de presentar de manera oral el proyecto para el que busca levantar financiación, el deck será la presentación que acompañe y refuerce el discurso del emprendedor. En estas ocasiones resulta clave diseñar presentaciones sencillas, para evitar que la propia presentación desvíe el foco de atención de los oyentes, que debe estar en el discurso del emprendedor. 

 

Durante los últimos años, muchos inversores ven con buenos ojos que se añada el conocido como “one pager” a los documentos que forman parte del investor deck. Normalmente, el one pager suele enviarse después del mail introductorio o junto a este, pero siempre antes de la primera reunión con los futuros inversores. El one pager es una herramienta útil que permite, tal y como su nombre indica, resumir en una sola página los elementos principales que los futuros inversores deben tener en cuenta para poder construirse una imagen clara sobre la oportunidad de inversión que se les presenta. 

 

Estructura de un buen deck

Desde Intelectium, hemos identificado 12 puntos clave que deberías incluir en tu deck para ayudar a los inversores a tener una imagen clara sobre la situación de tu empresa y sobre la propia ronda de inversión que se quiere levantar. Así mismo, la información que se incluya en cada uno de los puntos debería ser capaz de responder a las principales preguntas que los inversores pueden plantearse:

 

1.Resumen ejecutivo. 

 

2. Problema:  ¿Cuál es el verdadero pain que se está intentando resolver? ¿Por qué las soluciones existentes no son eficaces? En ocasiones, quien está escuchando el proyecto no sufre en primera persona el problema que se plantea durante la presentación, por eso, apelar a los sentimientos ayudará a que los futuros inversores se pongan en la piel del público objetivo y entiendan la necesidad de la solución que se les propone. 

 

3. Solución:  ¿La compañía es capaz de solucionar el problema existente? ¿Por qué es la solución definitiva? ¿Cuál es el valor diferencial? En este punto es importante no olvidarse de mencionar el nombre del producto e incluir, en la medida en la que se pueda, testimonios que validen el valor que aporta la solución propuesta al cliente. 

 

4. Modelo de negocio: ¿El proyecto genera suficiente valor para el cliente? ¿Cómo se generarán ingresos?

 

5. Tracción y KPI’s: ¿Qué ha logrado la empresa hasta ahora? ¿Hay algún tipo de validación por parte del mercado? Si bien es cierto que las ventas son una métrica clave que permitirá a los futuros inversores evaluar el estado en el que se encuentra el proyecto, en caso de que este se encuentre en la fase conocida como pre-revenue stage se puede demostrar la validación del mercado mediante otras métricas como pueden ser pre-orders, tráfico de la página web, etc. 

 

6. Tamaño del mercado: ¿Cuál es el tamaño del mercado donde opera la empresa? ¿Cuál es el tamaño del mercado en aquellos países a donde la empresa pretende internacionalizarse en un futuro próximo? Desde Intelectium recomendamos incluir en este punto 3 conceptos bien diferenciados: Total Addressable Market, Serviceable Available Market y Serviceable Obtainable Market. 

 

7. Competencia: ¿Quién es la competencia tanto directa como indirecta? ¿Dónde se posiciona la solución propuesta en el mercado? ¿Cuál es la ventaja competitiva? En muchas ocasiones, los emprendedores optan por utilizar gráficos o matrices que ayuden a situar a la competencia en torno a las variables clave del mercado. 

 

8. Equipo: ¿Por qué es el equipo correcto para llevar a cabo el proyecto? ¿Qué valor aporta cada uno de los miembros? En caso de que falte alguna pieza clave para el óptimo desarrollo del proyecto, no hay que tener miedo de expresarlo, será una señal más de que los propios emprendedores han llevado a cabo un análisis previo del proyecto de manera objetiva.

 

9. Road map: ¿Cuál es la visión de la compañía? ¿Cómo se estructurará la estrategia de crecimiento del proyecto?¿Cuáles son los objetivos clave que quiere conseguir la empresa?

 

10. Momentum: ¿Por qué debería invertir ahora? Ser capaces de transmitir un mensaje claro en este punto será clave a la hora de crear la conocida como sensación o síndrome de FOMO (Fear Of Missing Out), lo que evitará que la ronda se prolongue indefinidamente en el tiempo. 

 

11. Plan financiero: ¿Qué evolución se espera de las principales métricas financieras durante los próximos 3 o 5 años? Es recomendable apostar por la simplicidad y ser realistas para evitar crear falsas expectativas a los futuros inversores, lo que a la larga creará una imagen de poca profesionalidad.  

 

12. Características de la ronda y uso de los fondos: ¿Cuánta financiación se necesita y por qué en este momento? ¿Qué papel jugará el inversor en la compañía? ¿En qué áreas y proyectos se invertirán los fondos? En este punto no es tan importante el explicar en detalle en qué se invertirá el capital levantado, sino dejar claro que metas se pretenden alcanzar mediante el mismo. 

 

Aun así, es importante analizar detalladamente el público objetivo que va a recibir el deck para adaptar ciertos elementos a los requisitos específicos que este pueda tener. En este sentido, hay varias firmas de capital riesgo que tienen publicado, en su propia página web, el esquema que esperan encontrarse en los decks de las compañías que analizan.

 

La importancia de un buen deck para conseguir financiación

DO

-Adaptar el contenido al interés de la audiencia. 

-Aportar información realista y objetiva. Citar las fuentes de dicha información ayudará a defender el mensaje.   

-Crear un storytelling alrededor del proyecto y desarrollarlo de manera coherente a lo largo de cada punto. 

-Evitar incluir información que no sea relevante ni aporte ningún tipo de valor. 

-Apostar por una presentación con un diseño atractivo que consiga captar la atención desde el primer momento. 

-Hacer uso de ayudas visuales para guiar al lector a lo largo de la presentación.

-Pedir feedback e ir perfeccionando los documentos.

 

DON’T

-No tener establecido ni comunicar el porqué del proyecto.

-Centrarse en las características específicas del producto o servicio en lugar de en el problema que se resuelve. 

-Ignorar tanto la competencia existente como los potenciales riesgos. 

-No tener un Call To Action claro. 

-No tener preparada información de apoyo para aportar en caso de que los inversores quieran resolver dudas específicas.  

 

Buscar partners financieros especializados

Contar con un partner financiero especializado en rondas de inversión y en el ecosistema emprendedor, te puede ayudar enormemente a elevar el ratio de éxito de consecución de la financiación que estás buscando, a la vez que agilizar el proceso. 

 

En Intelectium elaboramos y perfeccionamos tu plan de negocio y deck para inversores y ponemos a tu disposición nuestro conocimiento, experiencia y red de contactos dentro del mercado de financiación privada para poder conseguir tus primeras rondas de inversión Seed o A. También te ayudamos a implementar rondas B o C para expandir internacionalmente tu negocio. Ponte en contacto con nosotros aquí para poder recibir asesoramiento experto.

Más Noticias