1. Novedades
  2. Inversión en startups
  3. Perfil del inversor: ¿Qué es y cómo se define?

Perfil del inversor: ¿Qué es y cómo se define?

Conocer el perfil inversor no es una tarea fácil, ya que implica valorar tanto elementos objetivos como subjetivos más difíciles de cuantificar.
18 julio 2022
·
3 min Leerla

En el artículo de hoy, aclararemos el concepto de perfil de inversor, la diferencia entre la capacidad de riesgo y la aversión al riesgo y los distintos perfiles de inversor que existen.   

 

¿Qué es el perfil del inversor? 

El perfil del inversor está íntimamente relacionado con el nivel de riesgos vs. rendimientos que espera obtener un individuo a la hora de tomar una decisión de inversión (CNMV, 2012). En otras palabras, es la tolerancia al riesgo que está dispuesto a asumir un inversor para obtener un cierto nivel esperado de rendimiento. 

Para definir el perfil de riesgo de un inversor las finanzas tradicionales utilizan los conceptos de la toma de decisiones clásica, la teoría moderna de la cartera y el modelo de valoración de activos de capital (CAPM) (Klement, 2016). En este modelo, los inversores son intrínsecamente reacios al riesgo y sólo asumen un riesgo adicional si consideran que el aumento de la rentabilidad prevista les compensará.  

Según un estudio de CFA Institute Research Foundation que analiza el perfil de riesgo del inversor, en la realidad, los inversores se enfrentan a restricciones y no actúan según el modelo de racionalidad utilizado en las finanzas tradicionales (Kahnemann 2012). El mismo estudio propone distinguir entre la capacidad de riesgo y la aversión al riesgo para abordar los problemas entre la teoría y la práctica. 

La capacidad de riesgo aplica a la capacidad objetiva que tiene un inversor para asumir un riesgo financiera (Klement, 2012). Esa capacidad depende de circunstancias económicas objetivas, como pueden ser: 

El horizonte de tiempo de la inversión: 

Las necesidades de liquidez 

Los ingresos del inversor 

El patrimonio disponible para invertir 

La capacidad de riesgo no incluye ninguna percepción subjetiva. Esa es la gran diferencia con la aversión al riesgo, que es la combinación de rasgos psicológicos y respuestas emocionales para determinar la disposición del inversor a asumir un riesgo financiero (Klement, 2012). Según el estudio de CFA, a menudo los factores emocionales son más importantes para los inversores que los factores económicos objetivos. Sin embargo, son más difíciles de medir. 

 

¿Qué tipos de perfiles de inversor existen? 

La combinación de capacidad de riesgo y aversión al riesgo establecen el perfil de riesgo del inversor. En España, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) existen 3 perfiles de inversores: conservador, moderado y agresivo. 

 

Perfil de inversor conservador 

En este perfil, el inversor es menos tolerante al riesgo, es decir, valora más la seguridad que puede implicar el conservar casi intacto el “principal” de su capital. Necesita instrumentos de inversión que le den fiabilidad y que no impliquen mucho riesgo. Prefiere preservar su capital y valora menos el nivel de ganancias o rendimiento. Por tanto, invertirá más en instrumentos de deuda o depósitos a plazos fijos.  Cabe destacar que, en momentos de alta inflación como el presente, estas inversiones deberían clasificarse como de más alto riesgo porque la inflación licúa fuertemente el capital preservado.  Por lo tanto, lo más recomendable en estas circunstancias es invertir en bonos, pero sobre todo aquellos ligados a la inflación.

 

Perfil de inversor moderado 

El perfil moderado se caracteriza por ser cauteloso con sus decisiones. Tolera más el riesgo que el perfil conservador, sobre todo para aumentar sus ganancias. Siempre intenta mantener un balance entre la seguridad y los rendimientos. 

Suele invertir una parte de sus ahorros en depósitos o rentas fijas y otra pequeña parte en renta variable para conseguir más rentabilidad. Las inversiones en renta variable suelen hacerlas en fondos de inversión o ETFs ligados a empresas que pagan buenos dividendos con regularidad, como por ejemplo las de energía o consumo masivo.

 

Perfil de inversor agresivo

Este perfil valora más la rentabilidad antes que la seguridad. Tiene poca aversión al riesgo y está dispuesto a invertir en activos más riesgosos a cambio de ganancias más elevadas.  Puede realizar inversiones con más incertidumbre. Suelen invertir en fondos de renta variable o ETFs ligados al S&P o el Nasdaq, startups tecnológicas, y los denominados “bonos basura” o “high yield”. 

 

Leer más artículos relacionados: ¿Cuál es el emprendedor que más gusta a los inversores?

 

Más Noticias