1. Novedades
  2. Inversión en startups
  3. Invertir en Startups: ¿Cómo comenzar?

Invertir en Startups: ¿Cómo comenzar?

¿Cuáles son las principales reglas que se deben tener en cuenta a la hora de invertir en startups? Autor: Patricio Hunt, Managing Partner Intelectium.
29 julio 2020
·
6 min Leerla

Invertir en startups no es algo que pueda enseñarse en la escuela o la universidad… al igual que el “management consulting” la inversión en startups tiene casi el status de un arte u oficio… y, por lo tanto, ha de aprenderse como cualquier oficio… haciendo, y si es posible bajo la tutela de uno o varios buenos maestros.

Invertir en startups es diferente según se haga en un mercado o en otro.  Invertir en USA tiene como grandes ventajas el tamaño del mercado objetivo, su homogeneidad (tanto en términos de idioma como de idiosincrasia) y el acceso a un enorme pool de inversión privada en todas las etapas de la vida de una compañía (business angels muy “entrepreneurial friendly”, VCs esarly stage, VCs growth, y mercados de capitales como Nasdaq).  En Europa, todo esto es diferente en cada uno de los diferentes países /mercados en que está dividido el continente y sus islas… UK es el mercado más similar a USA pero su tamaño en términos de PIB es apenas de un 13% del mercado americano y el PIB per cápita es de un 64% respecto al de USA… Es evidente que las startups que se desarrollen en esta región serán diferentes y tendrán posibilidades de desarrollo diferentes.  En suma, hay que hacerlo significativamente mejor en Europa que en USA y de esto somos testigos a través del éxito en los mercados occidentales de compañías que van desde Apple hasta Amazon, pasando por Google o Netflix…

Siendo conscientes de que partimos con un hándicap muy importante, aún es posible hacer buenas inversiones en startups desde España.  ¿Cómo? Pues hay una serie de reglas que van desde cuestiones básicas hasta otras más sofisticadas que hemos de tener en cuenta:

Lo primero es entender que invertir es un arte que se aprende haciendo, con lo cual lo mejor – como en todo oficio – es comenzar al lado de alguien que sepa y nos pueda mentorizar. Es muy fácil dejarse llevar por las emociones y hacer malas inversiones, con lo cual lo mejor es rodearse de gente que lleve tiempo invirtiendo, se haya equivocado mucho, haya experimentado frustraciones de diverso tipo, y nos pueda guiar en consecuencia.  Lo más fácil para conseguir este objetivo es adherir a alguna de las redes de Business Angels de reconocido prestigio que hay en España: EsadeBAN, IESEBAN, Keiretsu, SeedRocket, etc.

Un tema importante, como muchos de nosotros hemos podido comprobar desde que comenzó el problema del Covid19, es crear un portafolio de inversiones, y no invertir a nivel sectorial, concentrando todas las inversiones en una industria aunque las conozcamos muy bien. Quienes hayan concentrado todas sus inversiones en el sector turístico saben bien de lo que hablo.  Otro punto relacionado es el importe de los tickets.  Para Business Angels mi recomendación sería comenzar con tickets del orden de los 15-20K€ guardándose un pequeño remanente por si la compañía va muy bien y todo indica que vale la pena hacer un “follow-on” en la siguiente ronda.

Si nuestra intención es invertir en startups tecnológicas, es importante que seamos capaces de seguir nuestras propias directrices… Hay muchas compañías que basan sus modelos de negocio en la “digitalización” y cambio del modelo de servicio o incluso de negocio, pero cuya tecnología está basada en código abierto, fácilmente replicable y no generador de barreras de entrada. No digo que puedan generarse buenos negocios de esta manera, sino que son menos defendibles y, por consiguiente, menos capaces de tener éxito en el largo plazo, al estar, tarde o temprano, sometidos a una intensa actividad competitiva que erosiona sus márgenes brutos.

Llegados a este punto, y provisto que hemos puesto en práctica hasta el punto que contemplemos adecuado, los tres puntos anteriores, llega el momento de analizar las potenciales inversiones para determinar su capacidad de generarnos retornos atractivos. Los dos principales factores a tener en cuenta son: el equipo y el mercado.  En términos de equipo, hace poco publicamos un artículo en que hablábamos sobre las características de los emprendedores.  No lo decimos nosotros sino que lo establecen una serie de papers desarrollados por investigadores de probada solvencia.  Los emprendedores se reparten entre locos, bribones y  aquellos que creen que están siendo subvalorados por el mercado de trabajo… Así que aquí se trata de identificar a estos últimos y evitar a los dos primeros.  Un buen equipo tiene al menos 10 años de experiencia en la industria, ha estudiado o trabajado fuera del país de origen y eventualmente ha trabajado en una compañía de renombre – a la cual no es fácil entrar – en el pasado.  En cuanto al mercado, interesa uno de reciente creación, que esté creciendo a doble dígito y que sea o vaya a alcanzar al menos 1 billón de dólares en los próximos 2 a 3 años.  Un mercado así perdona muchos de los errores que van a cometer necesariamente los emprendedores.  Uno de los aspectos que el inversor debe mirar en estos mercados es si están habiendo operaciones de M&A en el mismo, cuestión fundamental para poder volver a transformar las acciones en dinero efectivo… Hay mercados como el de fintech en donde la actividad de M&A es frenética.  Como contrapartida, el mercado de fintech no es de fácil comprensión para quienes no han trabajado en bancos, con lo cual para invertir en estas startups lo ideal es seguir a un business angel que provenga del sector.

A mi juicio, creo que con estas cuatro ideas es posible comenzar a armar un portafolio que en el transcurso de los siguientes 7 a 10 años genere unos rendimientos atractivos a los inversores.  ¿Qué son rendimientos atractivos? Personalmente entre el 12 y el 15% podría considerarse saludable.  Pero, ¿porqué no intentar ganar lo mismo invirtiendo activamente en bolsa?  Por la misma razón que hay personas que invierten en un velero a pesar de que el retorno económico sea bajo o negativo… por el placer de navegar!

¿Qué clase de startups lanzadas desde España, con sus grandes hándicaps en términos de tamaño de mercado, diferentes idiomas en los primeros países target a nivel de expansión internacional (Francia, Italia, UK, Alemania) pueden funcionar mejor implicando un buen retorno con un menor riesgo? Mi apuesta es a por el software SaaS.  Creo que desde España contamos con buenos desarrolladores, y sino podemos acceder a desarrolladores de Latam o Europa del Este en modo tele-trabajo, tenemos buenos consultores de negocio que pueden trabajar en la simplificación de procesos de negocio como el mejor consultor americano, francés o alemán, y estamos en un punto de inflexión a nivel global en que por recambio generacional y por necesidad del contexto actual, las empresas pymes, medianas y grandes, estarán forzadas a digitalizarse a pasos muy rápidos.  Es un buen momento para poner en marcha una estrategia focalizada en SaaS a nivel regional europeo.

 

Más: Ronda de financiación en una startup: ¿Qué es y para que sirve?

Más Noticias