1. Novedades
  2. Ayudas para pymes
  3. ¿Qué es una pyme? Diferencias entre micro, pequeñas y medianas empresas

¿Qué es una pyme? Diferencias entre micro, pequeñas y medianas empresas

Es el acrónimo para pequeña y mediana empresa definida por el límite de número de empleados y por no superar la cifra de volumen de negocio o la de balance general.
23 febrero 2022
·
4 min Leerla

España es un país cuyo tejido empresarial depende completamente de las pymes, con más de 9 de cada 10 sociedades que pueden ser consideradas como tal. Pero ¿exactamente qué es una pyme? Su definición oficial se puede encontrar en el reglamento nº 651/2014 de la Comisión Europea, concretamente en su Anexo I.

Una pyme solo puede ser llamada así si es una empresa. Según dicho documento, se considerará empresa “toda entidad, independientemente de su forma jurídica, que ejerza una actividad económica. En particular, se considerarán empresas las entidades que ejerzan una actividad artesanal u otras actividades a título individual o familiar, así como las sociedades de personas y las asociaciones que ejerzan una actividad económica de forma regular”.

Además, en el escrito se especifica que en la categoría de PYME (microempresas, pequeñas y medianas empresas) puede enmarcarse en aquellas compañías que ocupan a menos de 250 personas y cuya facturación es inferior a 50 millones de euros o cuyo balance general anual está por debajo de los 43 millones de euros.

Así pues, las pymes pueden ser muy diferentes entre sí. Para dividirlas se habla de tres tipologías distintas: micro, pequeñas y medianas empresas.

Una micropyme se considera como aquella sociedad que tiene una plantilla inferior a 10 personas y que tiene un volumen de negocios anual de como mucho 2 millones de euros. Por su parte, una pequeña empresa sería la que ocupa a menos de 50 trabajadores y factura o tiene balance anual menor a 10 millones de euros. La mediana empresa, como comentábamos, es la que cuenta con menos de 250 empleados e ingresa 50 millones de euros anuales a lo sumo.

 

Para realizar la estimación del personal y los importes financieros hay que recurrir al último ejercicio contable cerrado y hacer los cálculos sobre una base anual. El total del volumen de negocio se calcula sin contabilizar el IVA ni los tributos indirectos. Si se trata de una empresa de nueva creación que todavía no tengan sus cuentas cerradas, lo que se hace es usar datos basados en estimaciones referente al ejercicio financiero.

 

Cumplimiento de los requisitos

Para que una empresa pueda ser considerada una pyme es indispensable que esta cumpla con los límites máximos establecidos en el requisito referente a los efectivos o número de trabajadores de las pymes.

En cambio, para obtener la condición de pyme, solo es necesario que, una vez se cumpla con el primer requisito, la empresa cumpla con uno de los otros dos requisitos, referentes a la cifra de volumen de negocio y de balance general. De esta manera, que una empresa supere uno de los dos límites máximos previamente establecidos no implicará que dicha empresa no pueda ser considerada una pyme.

En la misma línea, aquellas empresas consideradas pymes que solo perderán su condición cuando superen los umbrales establecidos (bien sea excediéndose en lo referente al requisito de efectivos o a ambos requisitos financieros) durante dos ejercicios consecutivos. Y, consecuentemente, aquellas empresas consideradas como gran empresa necesitarán cumplir los límites establecidos en los diferentes requisitos durante dos ejercicios consecutivos, para poder ser consideradas una pyme.

Todos aquellos empresarios que quieran comprobar si su sociedad es una pyme o no tienen la oportunidad de hacerlo gracias a una herramienta (https://soypyme.ipyme.org/Home desarrollada por DGIPYME (Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa). Para saberlo, solo tienen que completar las preguntas de un cuestionario. Esto no es un simple capricho, ya que las pymes pueden conseguir muchas ayudas y subvenciones que no están disponibles para otro tipo de empresas.

 

Las pymes en España

Las pymes y todo lo que estas representan son piezas clave en el tejido productivo y en la economía de España, así como en el conjunto de la Unión Europa: nueve de cada diez empresas son pymes y estas generan dos de cada tres puestos de trabajo.

En concreto, según los datos recogidos en los Informes elaborados por la D.G. de Industria y de la PYME, la situación de las pymes en España ha evolucionado de la siguiente manera:

-A enero de 2021:

Número total de pymes activas: 2.879. 948

Empleo generado: 10.131.728

En enero de 2021 las empresas activas en España sumaban un total de 2.884.713, generando un empleo total de 15.790.645.

-A noviembre de 2021:

Número total de pymes activas: 2.928.418

Empleo generado: 10.641.646

En noviembre de 2021 las empresas activas en España sumaban un total de 2.933.435, generando un empleo total de 16.568.765.

En ambos casos, los sectores que predominan son el sector servicios, la construcción, el sector agrario y la industria.

PYMES Españolas

Pese a los efectos de la pandemia, todavía notorios en la economía del país*, el número de pymes ha seguido creciendo a lo largo del año 2021, de la misma manera que lo ha hecho el empleo generado por las mismas. Ahora, las pymes españolas ponen en el punto de mira conceptos como la innovación, el comercio electrónico y el marketing para explotar todo su potencial y lograr salir de la crisis.

*La última ‘Encuesta sobre el acceso a la financiación de las empresas de la zona euro’ del Banco Central Europeo revela que España sigue siendo el país europeo con el porcentaje más alto de pymes en situación de vulnerabilidad económica.

 

Más artículos de interés: Plan Acelera Pyme

Ayudas para startups y pymes

Deducciones fiscales por I+D+i para startups y pymes

Más Noticias